Política  /  Govern 28/02/2022

Aragonès condiciona el apoyo de ERC a Sánchez a adelantos en el diálogo

El presidente advierte que el bloqueo puede tener consecuencias en el posicionamiento de los republicanos en el Congreso

3 min
Pedro Sánchez y Pere Aragonès entrando en  la Moncloa.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, redobla la presión a Pedro Sánchez. El jefe del ejecutivo ha lanzado este domingo un aviso al presidente español advirtiéndole que si no se avanza en la resolución del conflicto entre Catalunya y España, ERC podría abandonar el apoyo en el Congreso y no se podría contar con los republicanos para próximas investiduras. En una entrevista en el diario Público , Aragonès ha recordado que el apoyo al jefe del ejecutivo español se produjo "porque había un compromiso de avanzar hacia la resolución". "Si este compromiso está en entredicho o no se concreta, creo que todo el mundo comprenderá que tendrá consecuencias en el posicionamiento político de ERC en el Congreso", ha afirmado.

Poniendo la mirada en una posible futura investidura de un presidente del PSOE, Aragonès ha asegurado: "[En ERC] Siempre intentamos aprender de los hechos y de las experiencias, y aquí también se sacará un aprendizaje en función de cómo evolucione". "En función de esto, tomaremos las decisiones la próxima legislatura", ha añadido. El presidente no ha escondido su disgusto por el estancamiento de la mesa de diálogo, todavía sin fecha para su próximo encuentro, y ha culpado directamente al gobierno español. "Ahora mismo estamos en una cierta situación de bloqueo, pero continúa habiendo interlocución. Y, por lo tanto, quien tiene que tomar una decisión es el gobierno español, sobre si quiere resolver el conflicto político o no. Pero si lo quiere resolver, no será por la vía de la imposición, sino por la de la negociación y el reconocimiento de Catalunya. Nosotros hemos hecho una propuesta y ahora estamos esperando la propuesta del Estado", ha explicado.

Durante la conferencia que hizo el 14 de febrero en el MNAC, Aragonès no fue tan allá en sus advertencias a Sánchez: en la línea de lo que ya hizo un mes atrás en el discurso en Madrid, blandió el esperpento de la ultraderecha. En este sentido, Aragonès espoleó al presidente español a resolver el conflicto político y a salir del "inmobilismo" y "el bloqueo" para no abrir la puerta a un gobierno de la derecha con la extrema derecha. "Sin la resolución del conflicto político, España se desliza hacia el autoritarismo", espetó.

Las críticas del independentismo

Por otro lado, después de haber escuchado las críticas de JxCat y la CUP a su propuesta de futuro estratégico para el independentismo, Aragonès ha querido reclamar lealtad y propuestas concretas a los que considera socios. "Acepto todas las críticas, pero lo que pido es que haya alternativas. La crítica sin alternativa es insuficiente para dar respuesta a lo que nos pide la ciudadanía. Puedo entender que mi propuesta pueda ser enmendada, mejorada o contestada, pero solo en base a alternativas que sean viables y que incorporen el aprendizaje de lo que ha pasado en este país en los últimos años, especialmente respecto a las consecuencias del 1 de octubre del 2017", ha expuesto en la entrevista.

Del mismo modo, se ha mostrado "sorprendido" por "esta manera de hacer política que consiste en hacer muchas declaraciones a los medios pero no trasladar estas opiniones a los espacios de interlocución que tenemos", en referencia especialmente a las críticas que dirigentes de Junts hacen a propuestas o gestiones del Govern o del presidente. "Yo esto no lo abonaré. Creo que lo que ha pasado en el Parlament con el diputado Juvillà se describe por sí solo y todos hemos podido ver cómo ha ido. Siempre he mostrado mi respeto como presidente del país hacia la presidenta del Parlament porque creo que tenemos que respetar las instituciones. Y por eso creo que estoy en mi derecho de pedir que esto también se tiene que producir a la inversa", ha sentenciado.

stats