Judicialización del Proceso
Política 16/03/2021

El independentismo lleva la ley de amnistía al Congreso como "punto de partida" a la resolución del conflicto

La propuesta deja fuera a los policías del 1-O acusados de lesiones

3 min
Representantes de partidos independentistas, Òmnium Cultural y la plataforma Amnistia y Libertad, a las puertas del Congreso

MadridEl independentismo lleva la ley de amnistía al Congreso con el objetivo de dejar en papel mojado todas las actuaciones judiciales y administrativas derivadas del Procés. "Este proyecto de ley tiene como ámbito objetivo todos los actos de intencionalidad política, sea cual sea su resultado, tipificados como delitos o como conductas administrativamente punibles, realizadas desde el 1 de enero de 2013 hasta la entrada en vigor de esta ley, cualquiera que sea su denominación y contenido. Se entenderá como intencionalidad política cualquier hecho vinculado a la lucha democrática por la autodeterminación de Catalunya", proclama el artículo 1 de la norma que han registrado ERC, JxCat, el PDECat y la CUP. "La amnistía es el punto de partida para una solución democrática", han coincidido los portavoces de los partidos en rueda de prensa.

Así, la ley de amnistía que proponen los independentistas supondría anular cualquier procedimiento vinculado a la "preparación, organización, convocatoria, financiación, favor, promoción, ejecución y celebración tanto del proceso participativo sobre el futuro político de Catalunya del 9-N como del referéndum de autodeterminación del 1 de octubre de 2017, así como de los actos de protesta en la vía pública que, con el fin de defender el mencionado referéndum o criticar las actuaciones de las autoridades gubernamentales o jurisdiccionales, hubieran sido objeto de persecución penal o administrativa a partir de la fecha de celebración del referéndum". La ley busca amparar no solo a los políticos que han resultado condenados o investigados, sino también a aquellas personas que se han visto inmersas en procesos judiciales a raíz de las protestas en la calle.

La inclusión del concepto "intencionalidad política" es clave, sostienen fuentes conocedoras del redactado, porque hace que los policías investigados por las cargas del 1-O queden fuera de ello. El de los agentes fue un debate que las formaciones independentistas mantuvieron sobre si los tenían que incluir o no en la ley de la amnistía. Más allá de lo que estipula el primer artículo de la proposición, el 3 especifica los delitos comprendidos: rebelión, sedición y los que están integrados en el título XXII del Código Penal, vinculados al orden público. Esto incluye el de atentados a la autoridad, resistencia, desobediencia a funcionarios policiales y desórdenes públicos. También se incluyen los de prevaricación, falsedad, malversación de fondos públicos, desobediencia o revelación de secretos, así como actos de expresión y opinión en la prensa, redes sociales o en creaciones artísticas que se hayan considerado de incitación al odio vinculadas al conflicto político de Catalunya con el Estado.

En cambio, quedan fuera los delitos de lesiones. Fuentes consultadas afirman que, a pesar de no constar en este apartado, los manifestantes que estuvieran acusados de este delito sí quedarían incluidos en la ley de amnistía porque en el artículo 1 queda dicho que entran "todos los actos de intencionalidad política" vinculados al referéndum, el Procés o las resoluciones judiciales que se hayan derivado de ello. Por ejemplo, aseguran que un caso como el del activista Marcel Vivet, encausado a raíz de la manifestación Holi contra la movilización del sindicato Jusapol que conmemoraba el primer aniversario de la actuación policial del 1-O.

Rechazo del PSOE y dudas en Podemos

El recorrido de la ley de amnistía es, de entrada, limitado. El PSOE ya anunció este lunes que se opondrá a la propuesta y Unidas Podemos todavía no ha decidido si lo hará a favor o se abstendrá. El presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha afirmado en una entrevista a TV3 que debatirán el proyecto, pero ha avisado de que es "una vía destinada al fracaso". "O votaremos a favor o nos abstendremos en función del redactado, pero no votaremos en contra", ha avanzado. El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, que se ha desplazado hasta Madrid para presentar la propuesta, ha aseverado que la posición del PSOE marcará cuál es su "voluntad de pasar página o no".

Los portavoces de las formaciones independentistas han señalado que la solución "óptima" es la amnistía y la diputada cupera Mireia Vehí ha constatado que por ahora no hay una "propuesta alternativa". Con todo, han dado la bienvenida parcial a otras fórmulas como la reforma de la sedición y el indulto, aunque no sea la vía que pone un remedio "global". "Encantados de analizarlas y apoyarlas si hace falta", ha opinado el diputado Ferran Bel, mientras que la diputada de ERC Montse Bassa ha aseverado que el indulto es un "parche".

stats