Política 16/06/2021

El independentismo pierde fuerza en las protestas contra la presencia del rey en Catalunya

Unas 150 personas se reúnen en los alrededores del Hotel W y la ANC quema una fotografía del monarca

3 min
Manifestantes independentistas protestan por la presencia de Felipe VI  a Bacelona

BarcelonaEl independentismo ha vuelto a la calle este miércoles para mostrar una vez más su rechazo a la presencia del rey Felipe VI, este año por la asistencia del monarca a la cena de la reunión anual del Cercle d'Economia. La protesta, sin embargo, ha sido más minoritaria que en ocasiones anteriores y unos 150 manifestantes se han acercado a la playa de la Barceloneta, a 800 metros del Hotel W, donde se encontraba en aquellos momentos Felipe VI. Convocados por la ANC, los concentrados han repetido consignas como "Catalunya no tiene rey" o "ni rey ni corona". Un último mensaje que también estaba presente en una fotografía del monarca boca abajo que miembros de la dirección de la entidad, entre ellos el vicepresidente David Fernàndez, han quemado.

La ANC ha quemado una imagen del rey Felipe VI

La presión del independentismo contra la monarquía, sin embargo, ha menguado en las últimas visitas del rey. Las decenas de personas de este miércoles contrastan con los centenares de manifestantes que llenaron las calles de Ciutat Vella en 2018, la primera vez que Felipe VI volvía a Barcelona después del 1-O, o cuando también centenares de manifestantes se movilizaron el verano del año pasado hasta el monasterio de Poblet. También en octubre de 2020, cuando Felipe VI presidió la gala de la Barcelona New Economy Week, la protesta fue masiva, con una concentración impulsada por los CDR y una cadena humana promovida por ANC y Òmnium. De hecho, en la mayoría de visitas las tres organizaciones han incentivado acciones, y, en cambio, en la de este miércoles la ANC se ha quedado sola. Los dos últimos viajes del rey a Catalunya han sido, pues, los más plácidos: el penúltimo, a la SEAT de Martorell, solo una treintena de personas se hicieron escuchar, y el último, el de hoy a la Barceloneta, con un centenar.

Más de un año después del inicio de la pandemia, la playa de la Barceloneta vuelve a estar llena de turistas, que han sido un actor más en la manifestación. Muchos, despertada la curiosidad, se han acercado a ver por qué motivo protestaban los concentrados. La imagen del rey, sin embargo, tampoco les ha dado la respuesta. Un grupo de turistas suizos, que hacían tiempo antes de ir a ver por televisión su selección en la Eurocopa, preguntaban a manifestantes independentistas quién era el hombre de la fotografía. Otros italianos –el rival de Suiza este miércoles–, después de conocer que se trataba del rey de España, incluso han levantado carteles en contra de la monarquía: "No tiene sentido que existan los reyes", argumentaban.

Crítica a los partidos independentistas

No solo Felipe VI se ha podido sentir interpelado por el contenido de la protesta, sino que Pere Aragonès, que hoy ha escenificado su primer encuentro con el rey desde que es presidente, también ha sido duramente criticado por la dirección de ANC. David Fernàndez ha cargado contra los "pactos de estabilidad" de los independentistas en Madrid, "un acuerdo que deja las instituciones inoperantes". El representante de la entidad ha avisado que no aceptarán "un nuevo Estatut" y y ha advertido: "Si hacéis de brazo del amo, os combatiremos en la calle". A la vez, ha acusado a la Generalitat de "cómplice" de la represión por no retirar la acusación contra Marcel Vivet, que este miércoles ha sido condenado a cinco años de prisión. Todo esto bajo la atenta mirada de Dolors Sabater, que en representación de la CUP ha sido el único partido presente en la protesta.

stats