Política 16/02/2021

Joan Ridao dejará el cargo de letrado mayor del Parlament para reincorporarse a la universidad

Permanecerá en el cargo hasta la constitución de la nueva mesa, que lo tendrá que sustituir

3 min
ERC propone Ridao como miembro del Consejo  de Garantías Estatutarias

BarcelonaLa presidencia del Parlament no es lo único que cambiará en el inicio de la próxima legislatura en la cámara catalana. Más allá de los acuerdos políticos que pueda haber para configurar la nueva mesa, hay otro cargo relevante que quedará vacante y que la nueva mayoría parlamentaria tendrá que nombrar: el de letrado mayor del Parlament.

Según fuentes consultadas por el ARA, el jurista Joan Ridao dejará el cargo para volver a la universidad –ha pedido la reincorporación a la Universitat de Barcelona como profesor titular de derecho constitucional–, de forma que habrá que buscarle un relevo. Fuentes de su entorno aseguran que permanecerá de letrado mayor hasta que haya una nueva mesa escogida después de las elecciones del 14 de febrero y que lo que hace es pedir una excedencia al Parlament de su plaza de letrado –accedió a ella por oposición en 2016 y podría volver cuando quisiera–. Todo ello todavía se tiene que formalizar, pero, según las mismas fuentes, es una decisión tomada de hace meses.

El de letrado mayor es un cargo que escoge la mesa a propuesta del secretario general del Parlament, y es parte de los deberes que tendrá la próxima cámara catalana. De hecho, habrá una decisión previa: si sigue o no el actual secretario general, Xavier Muro. Esta es una responsabilidad que ostenta un jurista del cuerpo de letrados de la cámara catalana y que es escogido por la mesa a propuesta del presidente del Parlament. Muro fue elegido como persona de confianza de Roger Torrent (ERC), pero ha protagonizado varios encuentros durante esta legislatura con Junts per Catalunya. Si se repite a la inversa el reparto que tenían hasta ahora los dos socios independentistas –todavía se tiene que negociar–, sería a JxCat a quien le correspondería la presidencia de la cámara catalana. De hecho, en agosto de 2020 Junts pidió el cese de Muro por no haber publicado las resoluciones aprobadas sobre la monarquía, pero la iniciativa no prosperó porque se opusieron ERC, el PSC y Cs.

Roger Torrent, Josep Costa y Xavier Muro

El cargo de letrado mayor probablemente era una responsabilidad más bien gris, poco mediática, antes del Procés, pero en los últimos años se ha acabado convirtiendo en una pieza clave por las situaciones jurídicas inéditas con las que se ha encontrado la cámara catalana. Durante los años más convulsos –con la aprobación de las leyes de desconexión y la declaración de independencia– lo fue Antoni Bayona, pero renunció en junio de 2018 después de seis años, alegando que la etapa del Procés había sido "especialmente compleja" –con múltiples avisos de responsabilidad penal si no advertían de que no se podían aprobar ciertas resoluciones o leyes y declarando como testimonio en el juicio del 1-O–. Su relevo lo asumió Ridao, que acababa de entrar dos años antes en el cuerpo de letrados de la cámara catalana después de dejar el Consejo de Garantías Estatutarias.

El trayecto hasta la universidad

Ridao volverá a la universidad después de un trayecto institucional largo: tanto en términos políticos como de jurista. En el pasado tuvo una trayectoria destacada en Esquerra Republicana, puesto que fue secretario general del partido entre el 2008 y el 2011, jefe de filas del partido en el Congreso de Diputados y antes había sido diputado en el Parlament (1995-2008), con un papel relevante en la ponencia del Estatut que acabaría aprobando la cámara catalana. Con la llegada de Oriol Junqueras a la presidencia de Esquerra, sin embargo, fue perdiendo peso político ante otros dirigentes –perdió las primarias para volver a estar al frente del partido en Madrid contra Alfred Bosch– y, sin dejar las instituciones, se centró en el ámbito jurídico. En 2013 fue nombrado a propuesta del Parlament, en concreto de ERC, miembro del Consejo de Garantías Estatutarias.

Ahora bien, en esta institución no duró mucho, puesto que decidió opositar como letrado al Parlament y dejó el puesto (que sigue vacante) em 2016. De hecho, la renovación de los cargos caducados en el Consejo de Garantías Estatutarias es también una de las asignaturas pendientes de la próxima legislatura: aparte de Ridao –el puesto del cual no se ha reocupado–, Joan Egea y Carles Jaume tienen el mandato caducado desde noviembre del 2015, y desde noviembre del 2018 también Pere Jover y Jaume Vernet están en funciones.

stats