Cas Pujol
Política 02/06/2021

Jordi Pujol rompe su silencio: pide "perdón" pero asegura que "no es corrupto"

En un libro-entrevista admite que la situación en Catalunya es "crítica" y receta diálogo y "ordenar" la relación con el Estado

3 min
Josep Ramoneda y Vicenç Villatoro durante la presentación del libro de Jordi Pujol

BarcelonaDespués de la confesión del 25 de julio de 2014, sobre la tenencia de dinero en el extranjero, Jordi Pujol se ha mantenido en silencio mediático prácticamente absoluto, aislado de los focos a lo largo de estos casi siete años. Ahora, sin embargo, ha decidido hablar a través de un libro-entrevista de la mano del periodista Vicenç Villatoro en el que pide "perdón" por los errores que haya cometido pero también niega haberse enriquecido a través de la política. "No soy corrupto", repite varias veces en el libro, en el que mantiene la versión de que el origen de los fondos en Andorra es una herencia familiar de su padre y que su error fue no regularizarlos.

Entre el dolor y la esperanza se ha presentado este miércoles en la Casa del Llibre de Barcelona con una conversación entre el filósofo Josep Ramoneda y el propio Villatoro. Pujol no ha intervenido en la presentación –no está previsto tampoco que conceda entrevistas–, pero sí ha aparecido en un vídeo en el que ha pedido disculpas y ha admitido que siente "dolor personal" por la situación vivida. A la vez asegura "sufrir" por la situación colectiva del país, a pesar de mantener la "esperanza" –haciendo honor al título del libro– en Catalunya y su futuro.

"Llevo un peso encima [...]. Pero a mí me hace preocupar mi familia y el país", ha dicho en el vídeo, en el que ha hecho autocrítica por no haberse preocupado de cuestiones en las que ahora cree que lo tendría que haber hecho: "Estava obsesionado con lo que tenía que hacer al día siguiente [en la Generalitat] y esto no ha sido una virtud mía, ha sido un defecto".

Villatoro ha explicado que a lo largo de la conversación con Pujol ha tenido la impresión de que el ex president bascula entre dos sensaciones: el sufrimiento personal, pero también el "orgullo" de su tarea al frente de la presidencia durante 23 años. "Ha insistido mucho en que lo hicimos todo entre todos", ha afirmado el periodista, que ha asegurado que Pujol habla de su época como un "éxito colectivo" y reivindica así la etapa del pujolismo. Un progreso que, a su entender, se ha estropeado en los últimos años por un cambio en la política española y que ejemplifica con la sentencia del Estatut d'Autonomia y la ley Wert, que considera como un ataque al modelo de inmersión lingüística, ha explicado Villatoro.

El libro es el primer testimonio de Pujol también sobre el Procés y la evolución independentista de su formación política, Convergència. Villatoro ha preferido no explicar en la presentación qué piensa el ex president sobre estos aspectos concretos para evitar salir de la "literalidad" del libro. "No querría interpretarlo. Lo que dice es lo que ha escrito", ha acabado.

Jordi Pujol rompe el silencio siete años después de la confesión

Un "testamento político"

El periodista ha explicado que Entre el dolor y la esperanza se cuece desde febrero de 2019 y que ha tenido que superar las reticencias del propio Jordi Pujol. A lo largo de este tiempo se ha encontrado una veintena de veces con el ex president, con la idea de abordar varios aspectos: un balance del pujolismo, las investigaciones judiciales que afectan a su familia y CDC, el Procés y lo que cree que tiene que hacer Catalunya a partir de ahora en relación al Estado. "No es un libro con grandes titulares, es un libro para poder leer dentro de quince o veinte años [...]. Un testamento político", ha asegurado el periodista.

En este sentido, deja dicho varias veces –ha explicado Villatoro– que Pujol "no es independentista", a pesar de la apuesta política que hizo CDC a partir de 2012. De hecho, reivindica el nacionalismo, que él practicó durante 23 años, y lo considera todavía vigente para intentar aplicarlo en la situación actual.

A lo largo de la presentación, Villatoro ha descrito a un Pujol "inteligente" y con "agudeza mental", pero también a un ex president que más allá de las conversaciones que iban manteniendo tenía otros pensamientos en la cabeza. Ha puesto un ejemplo concreto: a lo largo de estos dos años, un domingo por la tarde, lo llamó para saber en qué año había llegado la peste negra a Catalunya. Una anécdota que ha servido a Villatoro para explicar que, a pesar de que se compró una grabadora, la ha usado poco y la conversación ha ido más allá de la entrevista que finalmente ha salido publicada.

stats