Política 19/06/2022

"La mayoría de derechas siempre ha estado en Andalucía"

Joaquín Urías es jurista y profesor de derecho constitucional en la Universidad de Sevilla

3 min
Joaquin Urias, profesor de derecho constitucional y ex letrat del TC.

SevillaJoaquín Urías (Sevilla, 1968) es alguien que habla sin rodeos desde sus posicionamientos progresistas. Este profesor de derecho constitucional en la Universidad de Sevilla es una de las pocas voces dentro del mundo del derecho español que critica abiertamente el sesgo conservador y la falta de imparcialidad de los jueces y su impacto en la democracia. Quizás por eso el auge de la extrema derecha y lo que parece ser una nueva hegemonía conservadora en Andalucía no lo ha cogido por sorpresa. "La mayoría de derechas siempre ha estado en Andalucía. El PSOE aquí siempre se había mantenido con un imaginario de izquierdas, pero con unos votos de centroderecha". Por lo tanto, según Urías, lo que ha habido es un desplazamiento del PP hacia el espacio que antes ocupaba el PSOE. "Moreno Bonilla está situado en la misma posición que estaba Susana Díaz. Ocupa todo el centro. Y lo hace disimulando que es del PP. Todo el mundo lo llama Juanma. No es Moreno Bonilla, es Juanma, alguien cercano, de confianza".

Urías no se puede decir que no esté acostumbrado a moverse en un entorno ideológicamente hostil. "El mundo del derecho es muy de derechas. Yo llego a clase el primer día y veo a alumnos de 18 años con la pulserita de Vox o de España. Un 80% de la clase son muy de derechas. Y los que se dedican a ser jueces todavía son más conservadores." Este jurista ve con preocupación como Vox está penetrando en los sectores más jóvenes de la sociedad, incluso en un lugar que había sido un feudo socialista como Andalucía. "Es mucho más duro de lo que creemos. Los jóvenes son más proclives al nacionalismo. En 1977 había un sentimiento identitario andaluz muy fuerte, pero el PSOE esto se lo cargó. Y, si no te sientes andaluz, te acabas sintiendo español a la mínima".

Además, en Andalucía hay zonas muy empobrecidas con gente dispuesta a escuchar recetas fáciles, sobre todo contra los políticos. "En estas bolsas de pobreza a Vox se lo ve como el único partido que habla claro y que va contra el sistema. Son gente que seguramente votaron a Podemos en su día". ¿Y cuál es el origen de la explosión de Vox, precisamente en Andalucía, ahora hace cuatro años? Urías lo tiene muy claro: Catalunya. "La causa de la subida de Vox es el Procés catalán, que es una cosa que aquí no se entiende. Cuando iba a Barcelona yo siempre les decía que se tenían que tejer complicidades con el resto de España, porque mucha gente se vio atacada. Y la prueba es la izquierda, que en un determinado momento adoptó una postura muy anticatalana".

El tranvía de Sevilla recorre las calles del centro de la ciudad.
El puente de Triana, por encima del río Guadalquivir, en la ciudad de Sevilla.

La conversación con Urías tiene lugar en una terraza de la plaza de la Alameda de Sevilla, junto al triple monumento al torero Chicuelo, al cantante Manolo Caracol y a la Niña de los Peines. Nos explica que los años que pasó en Madrid como letrado del Tribunal Constitucional le cambiaron de forma radical la visión que tenía de la justicia española. "El problema no es que los magistrados tengan ideología, sino que obedecen a las presiones, no son independientes. Si tú pones a gente de prestigio, estos no se dejarán presionar, pero ponen a gente joven, que no son número 1 en nada, de forma que están pensando todo el rato en qué harán cuando dejen de ser magistrados. Es un tribunal que recibe órdenes. Y esto se ha conseguido bajando el nivel."

Urías, que escribe artículos en el ARA en esta línea, trabaja precisamente para la Unión Europea en un proyecto para supervisar el sistema judicial albanés para que se homologue al europeo. No es muy optimista respecto a las elecciones, pero cree que, si Vox entra en el gobierno, esto tendrá una parte positiva: "La gente dejará de ver a Vox como el partido antisistema puro. Y en las próximas elecciones bajará, mientras que ahora puede ser que lleguen al 20%, que sería una catástrofe social. Y, si hay un gobierno PP-Vox, yo creo que la izquierda podrá tener buenos resultados en cuatro años. Pero nos tendremos que tragar 4 años de este gobierno...".

stats