Judicialización
Política 25/05/2021

La Moncloa, sobre los indultos: "Siempre haremos lo que consideremos mejor para el interés general de España"

Los socios de Sánchez avalan la medida de gracia como punto de partida del diálogo

4 min
El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

MadridLos indultos a los presos políticos ya se han convertido en uno de los principales temas de debate político en Madrid. El informe del Tribunal Supremo está previsto para esta misma semana y algunas informaciones ya apuntan a que el gobierno español no debate si lo concede o lo rechaza, sino con qué condiciones reduce las penas de los líderes independentistas. Lo que ya es seguro es que la medida de gracia será rechazada por la derecha, mientras que los socios parlamentarios de Pedro Sánchez abogan sin matices por otorgar los indultos. Consideran que es el punto de partida del diálogo con Catalunya.

Mientras tanto, el PSOE sigue sin mojarse oficialmente. Después de que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, pidiera el lunes ver con "naturalidad" los indultos, este martes la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha señalado que harían "siempre" lo que consideren "mejor para el interés general de España", pero ha vuelto a desvincular una nueva reunión de la mesa de diálogo con los indultos.

De hecho, la Moncloa no tiene muy claro que Junts per Catalunya permita esta vez un nuevo encuentro y de momento considera que la cosa más "lógica" sería que primero el president de la Generalitat, Pere Aragonès, se reuniera con el presidente español en la Moncloa. Por "cortesía", Pedro Sánchez lo atenderá porque el "diálogo nunca sobra", ha subrayado Montero durante la rueda de prensa posterior al consejo de ministros, si bien ha vuelto a cerrar la puerta a un referéndum de autodeterminación y a una ley de amnistía.

Sobre la mesa de diálogo, la ministra portavoz ha pedido que sea la Generalitat la que marque una fecha para el encuentro porque, según su parecer, el gobierno español ha mostrado "disposición" desde un primer momento y porque considera que quien puso palos en las ruedas fue el ex president de la Generalitat Quim Torra. Fuentes de la Moncloa señalan que "confían" en Esquerra, pero apuntan que ahora mismo no están en condiciones de comprometerse "más allá de voluntades genéricas del diálogo" y subrayan que en ningún caso vinculan el diálogo a los indultos. Un escenario diametralmente diferente del de los socios de Sánchez.

El independentismo no reniega de las soluciones individuales para los presos, pero subraya que no pone fin al conflicto político y es por eso que insiste en la amnistía. Esta vía se ha visto obstruida en el Congreso a través de la mesa –que ha tumbado hasta en dos ocasiones la tramitación de la proposición de ley que presentaron ERC, Junts, el PDECat y la CUP– y este martes por la tarde aflorará en el pleno en la cámara baja a raíz de una moción de la formación anticapitalista que el PSOE ha querido mutilar. Con la reforma de la sedición estancada, el indulto se presenta como el único camino transitable para el gobierno español y todos sus socios parlamentarios lo avalan.

"Si se quiere dar una vía de solución a la cuestión catalana, el primer paso es que los presos políticos salgan de la prisión", ha subrayado este martes en rueda de prensa el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. La falta de arrepentimiento –los implicados rechazaron posicionarse sobre el indulto cuando el Supremo se lo preguntó– es uno de los factores que los contrarios al indulto blanden para justificar su posición, pero Esteban niega la mayor. Según su criterio, el 1-O no fue ningún golpe de estado ni ningún "atentado" contra el Estado, y ha remarcado que quizás se puede volver a intentar votar "a partir de un acuerdo". "Si tienen que renunciar a la aspiración de que la ciudadanía vote y a la independencia, si tienen que hacer un acto de constricción, a España le falta carácter democrático", ha afirmado el portavoz de los nacionalistas vascos.

En la misma línea, el portavoz de Unidas Podemos –socio de gobierno del PSOE–, Pablo Echenique, ha coincidido en que no se puede exigir a nadie "que renuncie a sus ideas" y ha repetido que su espacio político cree que los líderes independentistas nunca tendrían que haber entrado en la prisión. "Ojalá podamos ver cómo se retoma el diálogo ahora que hay Govern y cómo se desinflama el conflicto territorial, que supone tantas energías perdidas a nuestro país, cuando convendría ponerlas en la reactivación económica y la lucha contra la pandemia".

El líder de Más País, Íñigo Errejón, se ha pronunciado en el mismo sentido: "Si representaran aun 3% de la población, podríamos hablar de un problema de orden público, pero si hay una crisis política es porque representan la mitad de la sociedad catalana. Hay que restablecer el diálogo con esta mitad y hacerlo es una finalidad política más importante que el castigo". Este martes también se ha referido a ello la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, que ha pedido a Sánchez ir "más allá de los indultos" y afrontar un diálogo real con el independentismo para llegar a una "solución política".

"Naturalizar" los indultos

El debate se ha revivido esta semana a raíz de las palabras del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que este lunes pidió "naturalizar" el procedimiento de los indultos, tanto si se acaban concediendo como si no. Se trata de una medida prevista en el ordenamiento jurídico español y, como tal, hay que recogerla con "serenidad", remarcó. La derecha ha interpretado estas declaraciones como un indicio claro de que el ejecutivo se decantará por perdonar parcialmente a los líderes independentistas y el PP ha cambiado una pregunta de la sesión de control de este miércoles para dirigirse directamente al ministro de Justicia sobre esta cuestión.

El partido conservador ya ha anunciado que recurrirá al Tribunal Supremo la hipotética concesión de los indultos y Vox también se ha añadido este martes en rueda de prensa. Fuentes populares creen que pueden presentar el recurso a la sala de lo contencioso administrativo del alto tribunal aunque no hayan formado parte del procedimiento, y habrá que ver si el partido de extrema derecha está habilitado teniendo en cuenta que el Supremo no pidió ningún informe a Vox sobre el indulto porque no consideraba que fuera parte perjudicada.

stats