ENTREVISTA
Política 18/09/2021

Roger Torrent: "La negociación es un win-win para nosotros: o bien conseguimos el referéndum, o bien más legitimidad"

6 min

BarcelonaEl conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent (Sarrià de Ter, 1979), ha sido uno de los protagonistas de la semana por haber declarado ante el TSJC y por su presencia en la mesa de diálogo.

¿Hay una mínima confianza entre las dos partes para que funcione la mesa de diálogo?

— La confianza no se determina por decreto sino que se gana y se construye. No es un proceso nada sencillo. Nosotros no acudimos con ningún gramo de ingenuidad, pero al mismo tiempo sabemos que es la mejor vía para la resolución del conflicto.

¿De qué hablaron? 

— Se pusieron sobre la mesa los elementos que cada una de las partes cree que son imprescindibles. En nuestro caso, la autodeterminación y la amnistía.

¿Diría que el clima fue bueno? 

— Están las bases para seguir trabajando en un proceso que es muy complejo, pero que para nosotros representa un win-win porque o bien conseguimos el referéndum, o bien más legitimidad interna y externa. Es una oportunidad histórica.

¿Qué incentivo tiene Sánchez para ceder algo en esta negociación? 

— La certeza de que si al otro lado no hay nadie, si no hay propuestas sobre la mesa y no hay adelantos, el independentismo crece. Por lo tanto, saben que si quieren resolver el conflicto la única vía es la negociación.

Si la mesa fracasa, ¿el PSOE también pierde y gana la derecha? 

— Todos somos conscientes de que nos jugamos mucho, pero no es una cuestión de aritmética política o de previsiones electorales, va más allá.

Tenemos que esperar que de esta mesa irán saliendo resultados concretos que no serán de entrada ni la amnistía ni el referéndum. ¿Qué cosas podrían ser?

— En un proceso de negociación, si uno va dejando pistas de cuáles son los hitos intermedios empeora su posición. Ahora bien, antes del resultado final necesitemos haber recorrido un camino muy evidente y que haya hitos en este camino.

¿Es razonable pensar que antes de Navidad habrá algo? 

— Hay que encontrar un equilibrio entre esta necesaria discreción para que las cosas puedan evolucionar y la fiscalización, poder reportar con la ciudadanía. Esto es lo que tendremos que saber encontrar en los próximos meses. Si vemos que no avanzamos y que no hay concreciones, seremos los primeros no solo en explicarlo, sino en tomar medidas.

¿Aprobar una ley que blinda el catalán en la escuela podría ser un fruto de la mesa de diálogo? ¿O iría fuera? 

— Para mí la distinción es muy clara. A la mesa de negociación se va a hablar del conflicto político. Las otras cuestiones ya tienen otros espacios para trabajarlas. Si mezclamos los espacios no estamos afrontando una resolución del conflicto, estamos haciendo otra cosa.

¿Ven disposición en el PSOE para dar pasos en el campo de la represión? 

— Esto es lo que tendremos que testear en los próximos meses. Pero del mismo modo en que nosotros tomamos riesgos con este proceso, el gobierno español tiene que ser consciente de que también tiene que tomar. En todo caso, el PSOE tiene que saber que si la mesa fracasa será un fracaso colectivo, y, por lo tanto, afecta de una manera u otra a todos los actores implicados.

¿La división independentista alrededor de la mesa les debilita?

— Creo que no. La delegación que se sentó con el gobierno español representa el conjunto de la ciudadanía y tiene legitimidad para defender los intereses de todo el país. 

¿Junts se ha comportado de manera leal con el president?

— Se había dicho que las delegaciones tenían que ser de gobierno a gobierno y, por lo tanto, tenemos que ser consecuentes con este planteamiento.

No me ha contestado. Si hubiera una rotura con Junts, ¿ERC tiene suficiente músculo para afrontar un gobierno en solitario? 

— Esto no sucederá. El gobierno es fuerte y estable, y tenemos una vocación de trabajo muy importante. 

Miércoles también fue al TSJC. ¿Tiene alguna esperanza de ser declarado inocente?

— Lo que hicimos nosotros en el Parlament es defender el derecho a la libertad de expresión y de participación política de los diputados. Estoy convencido de que estos argumentos son suficientemente sólidos para que esta causa pueda ser archivada. 

¿Usted habló de esta situación en la mesa con los miembros de la delegación del gobierno español? 

— No es una cuestión de qué casos concretos pusimos sobre la mesa o no. Cuando hablamos de amnistía lo hacemos por extensión y en referencia a los desgraciadamente centenares de casos que hay en nuestro país.

¿Notó diferencias entre las dos partes de la delegación del gobierno español? 

— No hay que haber estado en la mesa de negociación para constatar que no es el mismo Podemos que el PSOE. Pero no es solo una cuestión de sintonizar con el relato o con el discurso, sino de hechos.

 Aeropuerto y crisis económica

Pedro Sánchez dijo que ya estaba aparcada definitivamente la inversión del aeropuerto. ¿Ya no hay ninguna posibilidad de salvarla? 

— Lo que se nos ha planteado es un chantaje: o aceptáis la inversión con las condiciones que plantea Aena o no hay inversión. Así no se hacen las cosas. El crecimiento por el crecimiento es un modelo caduco. De lo que se trata hoy es de analizar las infraestructuras que necesitamos para nuestra economía, cómo queremos crecer, qué modelo económico queremos, y al mismo tiempo esto tiene que ser absolutamente compatible con los criterios medioambientales. De hecho, tienen que ser la prioridad.

Ellos ahora pueden decir que han ofrecido una inversión de 1.700 millones y que el Govern la ha rechazado. 

— Pero es que no es una oferta, es una imposición. Si fuera un ofrecimiento estaríamos hablando de qué modelo queremos y de cómo se ejecuta esta inversión. Hay una serie de elementos de los cuales Aena no habla o no quiere hablar, y que son igual de importantes para definir qué modelo de aeropuerto tendremos, o más incluso que si la pista tiene que tener una determinada longitud o tiene que tener otra.

¿La posición de la Generalitat es favorable a la ampliación, al concepto de ampliación siempre que se respete los criterios medioambientales, o en contra de la ampliación sea como fuere? 

— La posición de la Generalitat es que cualquier proyecto en el aeropuerto tiene que asegurar que tiene el visto bueno de la Comisión Europea, y esto quiere decir que los requisitos medioambientales tienen que ser prioritarios. Quien parece que no tenía una posición homogénea era el gobierno español.

Roger Torrent

¿Si no fuera conseller iría a la manifestación hoy?

— En estos momentos soy conseller y no acudiré a la manifestación, que me parece muy respetable.

¿Las patronales y los empresarios le han trasladado su malestar?

— Los empresarios tienen una representación institucional y nosotros interlocutamos siempre, pero tampoco es un colectivo unívoco.

¿Usted está presionando internamente dentro del Govern a favor de la reapertura del ocio nocturno? 

— Al final las autoridades sanitarias son las que nos marcan los criterios de gestión de la pandemia. Y nuestra misión es que las medidas tengan el impacto más bajo posible y, por lo tanto, acompañar al sector. 

Una de las claves de la recuperación será la gestión de los fondos Next Generation. Sabe que hay quejas... 

— Hemos reclamado al ministerio un proceso de descentralización y de cogestión de estos fondos. Nosotros conocemos mucho más los proyectos que realmente tienen potencial arrastrador y que son transformadores.

¿Esta descentralización tiene que ser una condición sine qua non para pactar los presupuestos? 

— Es una cuestión que tendría que salir del gobierno español porque es una reivindicación muy transversal. En todo caso, yo siempre soy partidario de utilizar todas las palancas políticas al alcance del Govern o de los partidos que forman parte de él, para mejorar la vida de la gente.

¿En qué punto estamos en cuanto a la fábrica de baterías?

— Es muy importante la fabricación de baterías, obviamente, pero a veces lo asumimos demasiado como un símbolo de algo que es mucho más potente, que hay detrás: asegurar la fabricación del coche eléctrico en Catalunya, porque si no hay plataforma eléctrica no hay baterías que valgan.

¿Su coche oficial es eléctrico? 

— El coche oficial es híbrido, lo son todos los de la Generalitat.

¿Y su coche particular? 

— Mi coche particular todavía no es eléctrico. Pero lo será.

stats