Rovira sobre Borràs: "Debemos preservar el proyecto colectivo y no exigir apoyo a ciegas en nombre de la represión"

La presidenta del Parlament reitera que espera que los grupos parlamentarios "no hagan de jueces"

3 min
Rovira, a la entrevista a la ACN

La posible suspensión de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, por el presunto fraccionamiento de contratos cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes, puede tensionar la legislatura con las ya de por sí frágiles relaciones entre ERC y Junts. Borràs, que siempre ha sostenido que no cometió irregularidades y que es víctima de la represión, considera que no puede ser suspendida en el Parlament sin que se la haya juzgado, pero tanto ERC como la CUP, de quien depende su continuidad, no han escondido sus dudas y han evitado decir cuál será su posicionamiento en relación con la aplicación del artículo 25.4 del reglamento de la cámara, que prevé que los electos a los que se les abre juicio oral por casos de corrupción sean apartados de sus funciones. 

La CUP ha definido en diferentes ocasiones el caso como de presunta corrupción a pesar de que tampoco ha confirmado que apueste por hacer caer Borràs abriendo la puerta a consultarlo a la militancia si no hay consenso en la organización, mientras que ERC ha actuado del mismo modo sin esconder sus dudas con este caso. Este domingo, sin embargo, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, no se ha mordido la lengua y ha reclamado a Borràs que preserve el proyecto colectivo y no exija apoyo a ciegas en nombre de la represión". En en una entrevista a la ACN, Rovira ha opinado que, cuando uno tiene encima la acusación por un "indicio de mala gestión o corrupción", hace falta "aclarar" el caso y "no sacrificar todo el movimiento independentista exigiéndole apoyo a ciegas". "Es mucho mejor que se aclaren los hechos tranquilamente, limpiamente, y si no ha pasado nada ya volverá", ha afirmado.

"Pero pedir un esfuerzo colectivo al movimiento independentista de catalogar de represión política una cuestión de la que no sabemos qué ha pasado, dudosa administrativamente, me parece que es un sacrificio mayor", ha argumentado. La exdiputada ha interpelado directamente a Borràs para dejar claro que la presidenta del Parlament "tiene que asumir la responsabilidad política de sus acciones, su gestión y sus peticiones". "El movimiento independentista no tiene que cargar determinadas cosas sobre un proyecto que es claramente colectivo, que se tiene que preservar", ha concluido.

Borràs, en una entrevista a La Vanguardia , ha advertido que espera que los grupos parlamentarios "hagan lo correcto". "¿Nos quejamos de jueces que hacen política y ahora resulta que tenemos políticos que hacen de jueces?", ha añadido la presidenta del Parlament, que ha reiterado que no ha cometido ningún delito: "No necesito que me absuelva nadie, necesito que no me juzgue a quien no le corresponde hacerlo".

"Deslealtad" de Junts

La dirigente republicana también ha valorado el primer año del Govern de Pere Aragonés y ha subrayado que el ejecutivo tiene muchos retos coyunturales, provocados por la pandemia y los "efectos devastadores" de la guerra de Ucrania. Por este motivo, Rovira ha lamentado las disensiones internas que se viven en el ejecutivo. "El Govern tendría que estar más compactado que nunca y a veces me cuesta ver que esto sea así. Si todos asumiéramos la extraordinariedad de la situación, creo que no habría deslealtad posible", ha avisado. Rovira, sin embargo, no ha entrado en más detalles y no ha concretado en qué casos ha visto "deslealtad" de Junts en Palau a pesar de exigir que se aparquen "tacticismos, partidismos y frivolidades".

La número dos de ERC también ha criticado que el Consejo por la República tenga una "agenda alternativa" y que "contraprograme" actividades de la Generalitat. Rovira ha puesto como ejemplo la consulta "paralela" de los Juegos de Invierno que quiere promover la entidad que preside Carles Puigdemont, abierta a toda la ciudadanía catalana, antes de que el Govern celebre la suya: "Es una muy buena idea tener un órgano representativo transversal e internacional. Pero no entendemos qué pretende cuando hace actividades prácticamente idénticas o paralelas a las del Govern". En esta línea, la dirigente de ERC ha opinado que el Consejo no puede tener una "mirada y agenda interna" en Catalunya después de admitir que no hay ningún acuerdo conjunto sobre cómo se tiene que reformular el Consejo, uno de los puntos que constan en el pacto de legislatura firmado entre ERC y Junts de ahora hace un año.

Lejos de cerrar filas, Borràs ha asegurado que ella hubiera hecho diferente el pacto de legislatura y ha avisado que ahora “toca analizar el grado de cumplimiento del pacto y ver si se tiene que trabajar para que se cumpla o se establece que no se podrá cumplir y, por lo tanto, hay que tomar otras decisiones”. Sobre si es partidaria de mantener el acuerdo de Govern con ERC por las diferencias sobre el diálogo, ha respondido que para ella la palabra 'diálogo' tiene un sentido que no encuentra "en las acciones políticas que definen la mesa de diálogo".

stats