Política 26/02/2021

Sánchez muestra su "rechazo rotundo a las conductas incívicas " de Juan Carlos I

Calvo admite que la nueva regularización fiscal del rey emérito "no es una buena noticia a nivel ético"

ARA
3 min
Pedro Sánchez al consejo europeo

BarcelonaEl presidente español, Pedro Sánchez, ha mostrado su "rechazo rotundo a las conductas incívicas" que estamos viendo las últimas horas con la regularización fiscal de Juan Carlos I. Ara bé, con la misma "rotundidad" ha querido mostrar todo su apoyo al actual jefe de estado, Felipe VI, por las decisiones "ejemplares y el buen uso de los recursos" del hijo del emérito. A pesar de su "rotundo rechazo a las conductas incívicas" Juan Carlos I, Sánchez ha negado que esté actuando así gracias a la inacción por parte de la Agencia Tributaria, puesto que ha podido eludir un delito fiscal porque no ha habido una denuncia por parte de Hacienda. "No se puede cuestionar para nada la profesionalidad y la autonomía de la Agencia Tributaria. En esto quiero ser muy claro del mismo modo que he expresado de forma rotunda el rechazo a conductas incívicas", ha dicho.

La segunda regularización fiscal del rey emérito no es, para Carmen Calvo, "una buena noticia en el sentido de la ética". Ahora bien, la vicepresidenta española asegura que el gobierno español "no puede hablar de expedientes" fiscales porque "forman parte de las relaciones seguras" de los ciudadanos con la administración, pero sí ha defendido, en una entrevista a Canal Sur Radio, que el Estado ha actuado "con el rigor necesario" ante "quien puede estar incumpliendo las obligaciones que todos tenemos".

Calvo ha valorado de este modo la segunda regularización fiscal que ha hecho Juan Carlos I pagando cuatro millones de euros a Hacienda para regularizar ocho millones que recibió entre el 2016 y el 2018 como regalos de una fundación que tenía también como beneficiario al actual monarca Felipe VI. El mes de diciembre pasado, el rey emérito ya pagó a Hacienda hasta 678.393 euros para evitar una investigación fiscal sobre las tarjetas opacas. El objetivo de este nuevo pago es eludir un posible delito fiscal por haber defraudado una cantidad superior a 120.000 euros.

Calvo ha insistido en que la nueva regularización demuestra que España "es un país que funciona y que exige cuentas a todo el mundo por igual", porque "es una democracia con un estado de derecho riguroso donde nadie se puede saltar la ley". En la misma línea, Salvador Illa ha asegurado que esta regularización demuestra que el rey emérito "no está por encima de la ley y tiene que cumplir con sus obligaciones fiscales".

En cambio, el presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha denunciado la "pasividad" de la Fiscalía para permitir a Juan Carlos I "actuar por encima de la ley". "El rey está haciendo una cosa que la mayoría de ciudadanos no pueden hacer", ha apuntado en una línea diametralmente contraria a la expresada por Calvo. Horas antes, el vicepresidente segundo del gobierno, Pablo Iglesias, también se había mostrado crítico con esta nueva regularización y había censurado a los que "aplauden" al monarca emérito en un tuit. "La pregunta no tendría que ser por qué nosotros no aplaudimos ciertas cosas, sino por qué aplauden los demás", ha escrito el líder de Podemos, refiriéndose a los reproches que recibió por no haber aplaudido a Felipe VI en el acto por los 40 años del 23-F celebrado en el Congreso.

El independentismo vuelve a pedir una comisión de investigación

Desde Ciudadanos, su líder, Inés Arrimadas, también ha reprobado la conducta del rey emérito, porque considera que "se vuelve a constatar que ha hecho cosas absolutamente decepcionantes", ha dicho en rueda de prensa desde el Parlament después de reunirse con representantes de los Mossos d'Esquadra. Con todo, Arrimadas ha destacado "la contribución a la democracia" de Juan Carlos I, pero ha lamentado su situación irregular con las arcas públicas.

stats