Política 21/09/2021

El plan de legislatura de ERC y JxCat sí precisa que la mesa de diálogo es entre gobiernos

Junts mantiene que no cambiará su propuesta de delegación

2 min
La mesa de diálogo reunir a la Generalitat

BarcelonaLa reanudación de la mesa de diálogo llevó asociada la primera gran crisis del gobierno de Pere Aragonès: el president rechazó a los integrantes que proponía JxCat que no eran miembros del ejecutivo. Los dirigentes de Junts se sintieron "vetados" (su tesis es que el PSOE se niega a reunirse con ellos y que ERC lo acepta) porque la literalidad del pacto de investidura con ERC no detalla si los miembros de la mesa tenían que ser o no consellers. A partir de este martes, el debate tendría que quedar más claro, al menos sobre el papel: JxCat y ERC han añadido al pacto de gobierno de la XIII legislatura que la resolución del conflicto con el Estado se articulará a través de "una mesa de negociación política entre ambos gobiernos".

La redacción cambia sustancialmente respecto al primer acuerdo de investidura al que se aferraba JxCat la semana pasada. "La delegación catalana en el proceso de negociación será escogida por consenso y nombrada por el Govern, con la voluntad de que represente la pluralidad del proyecto independentista y tiene la voluntad de representar y defender los grandes consensos a favor de la autodeterminación y la amnistía de la mayoría del 80% de la ciudadanía", se detallaba. Ahora bien, a pesar del cambio en la redacción, fuentes de Junts aseguran que no han modificado su opinión y no renunciarán a la delegación que habían planteado, formada por el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, y los dirigentes del partido Jordi Sànchez, Jordi Turull y Míriam Nogueras. Desde Vicepresidencia argumentan que el redactado responde a "equilibrios" internos del ejecutivo e interpretan que igualmente esto no significa que tengan que ir consellers sino personas nombradas en representación del ejecutivo.

El acuerdo de Govern marca los compromisos de los partidos que forman parte del ejecutivo. El de la mesa de diálogo –que ahora ha pasado a llamarse mesa de negociación (al menos por la parte catalana)– es, de hecho, el primer punto del documento y sigue compartiendo protagonismo con el Acuerdo para la Autodeterminación y la Amnistía, que el Govern todavía está intentando perfilar. La portavoz del ejecutivo, Patrícia Plaja, ha defendido este martes que pueda haber "diferencias" e, incluso, "discrepancias" entre los socios de un gobierno de coalición por las dinámicas de partido. "Pero el Govern trabaja y toma decisiones", ha subrayado destacando que el plan que ella misma ha presentado está consensuado por ambas partes.

Para reforzar esta imagen de unidad, Aragonès y Puigneró han llegado juntos este martes a la reunión del consejo ejecutivo, a diferencia de lo que pasó la semana pasada, cuando, en la jornada previa a la reunión con el gobierno español, cada uno prefirió acompañarse de consellers de su partido en el habitual paseo semanal por el Pati dels Tarongers. Sin cambios previstos, en las próximas reuniones de la mesa de diálogo (al menos en las que se hagan públicas) seguirán siendo los consellers de Empresa, Roger Torrent, y Presidencia, Laura Vilagrà, los representantes de la Generalitat.

stats