Política 02/10/2021

Una polémica por día en la convención del PP

Aznar, Vidal-Quadras, Vargas Llosa y Sarkozy marcan el encuentro que tiene que relanzar el liderazgo de Casado

4 min
Pablo Casado en una de las mesas redondas  de la convención del PP

MadridHacía semanas, meses incluso, que el PP preparaba al detalle la convención itinerante que el partido celebra desde el lunes y que se acaba este domingo. El objetivo era llenar de propuestas programáticas a la formación cuando faltan dos años para las elecciones generales, relanzar el liderazgo de Pablo Casado y, en definitiva, presentar formalmente la alternativa al presidente español, Pedro Sánchez. Pero el líder de los populares parece que no la acierta a la hora de elegir invitados porque, desde el lunes, casi cada día ha habido una salida de tono de los participantes o ha explotado una polémica que ha acabado eclipsándolo.

Mario Vargas Llosa y su "votar bien"

El escritor confiesa que votará al PP

La última es del jueves por la tarde y la protagonizó el escritor y premio Nobel Mario Vargas Llosa, que además de decir que votará al PP en las elecciones, soltó: "Lo importante de unas elecciones no es que haya libertad, sino votar bien". "Los países que votan mal lo pagan caro", añadió. Desde las filas del PP no se desmarcaron de estas palabras, sino que incluso este viernes el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, las ha tapado diciendo que "lo importante" es que votará a los populares.

La colonización de América

Ayuso, Aznar, Casado y Almeida, en contra de pedir perdón a México

No participará en la convención hasta este fin de semana en Valencia, pero la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a marcar la agenda del PP sin ni siquiera estar presente en los actos de estos últimos cinco días. El martes, desde los Estados Unidos, replicaba al papa Francisco que España no tenía que pedir perdón por la conquista de América y en concreto a México, con el que el pontífice se había disculpado coincidiendo con el bicentenario de su independencia.

El expresidente español José María Aznar cogió el jueves el testigo de Ayuso para defender la faceta colonizadora de España. Rechazó tener que pedir perdón a México y se burló del actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, cuando le recordó que él no sería quien es ni viviría donde vive si no fuera por España.

El propio Obrador le ha contestado este viernes en un comunicado acusando a Aznar de "instigador bélico" que avala "el genocidio indígena". Además, la prensa mexicana ha criticado las palabras de Aznar.

Imagen de la portada del diario mexicano La Jornada

Casado asentía con la cabeza cuando escuchaba a Aznar, pero no ha sido hasta esta mañana cuando, desde Cartagena, también ha secundado la tesis de su mentor político. Ha negado que España tenga que pedir perdón por nada y ha afirmado: "El mejor hito de la historia de la humanidad, después de Roma, ha sido la hispanidad". Todo ello, ante el expresidente mexicano Felipe Calderón, que se ha mostrado orgulloso de sus "raíces indígenas", que Aznar había ridiculizado, y ha pedido no caer en "provocacions que buscan dividir".

El último en añadirse a la polémica ha sido Almeida, que este viernes ha comparado la colonización de América con la "conquista" de los musulmanes en 711 para añadirse al no a pedir perdón a México. "Yo no diré a los musulmanes que nos pidan perdón por la conquista del año 711", ha afirmado. En cambio, en 2006 Aznar insinuaba que los musulmanes tenían que pedir precisamente perdón a España por haberla "ocupado durante ocho siglos".

La segunda condena de Sarkozy por corrupción

Casado defiende "el ejemplo" del expresidente francés

A Casado también se le ha girado en contra "el ejemplo" que quiso coger del expresidente francés, Nicolas Sarkozy. Los populares lo invitaron a la convención del PP a pesar de haber sido condenado por corrupción y tráfico de influencias en marzo. Desde el partido habían explicado que la invitación se le había hecho llegar antes de la sentencia. Pero el día después de pasar por Madrid, el jueves, se supo una nueva condena contra el expresidente por financiación ilegal durante la campaña electoral de 2012.

Pablo Casado y Nicolas Sarkozy este miércoles en Madrid en la convención del PP

Nadie del partido valoró la nueva sentencia. Casado, durante la conversación que mantuvo con Sarkozy el miércoles, puso en valor su gestión y su política, y destacó que el expresidente francés hubiera colaborado en las detenciones de miembros de ETA. Así, llegó a comparar los pactos del actual gobierno español con EH Bildu con los terroristas yihadistas que atentaron contra la sala Bataclan de París.

Vidal-Quadras, en contra del estado de las autonomías

El ex dirigente popular y fundador de Vox contradice la línea del partido

Tampoco le salió mucho bien la apuesta por recuperar viejas glorias del partido que habían acabado saliendo por discrepancias con la línea política, como el exdiputado Aleix Vidal-Quadras. El martes el también fundador de Vox cargó contra una de las premisas que el PP había usado para diferenciarse de Vox: el estado de las autonomías. Vidal-Quadras negó que fuera un éxito –a pesar de que después intentó rectificar asegurando que actualmente "funcionaban"– y presentó el modelo como el germen del Procés.

Pocas mujeres ponentes en la convención

Paula Gómez de la Bárcena critica a Casado en público

Una de las ponentes en la mesa redonda dedicada al "feminismo liberal" que el partido hizo el martes reprochó a Casado la poca presencia de mujeres en la convención. "Si no lo digo reviento. En esta convención hay menos representantes femeninas que en cualquier consejo de administración del Ibex. Buscadlas, por Dios, las hay, están", le espetó la directora de Inspiring Girls, Paula Gómez de la Bárcena.

Casado no tiene suerte a la hora de elegir a los ponentes de sus conferencias. Ya antes de la convención de esta semana, al líder popular se le giró en contra el debate que el partido organizó en Ávila entre dos exministros de la UCD, en el que se banalizó la Guerra Civil. "El principal responsable de la Guerra Civil fue el gobierno de la República", dijo el exministro Ignacio Camuñas, que también negó que hubiera habido un golpe de estado en julio de 1936.

stats