Política 19/04/2021

El PP recupera casi tres puntos a expensas de Cs pero sigue lejos del PSOE, según el CIS

El efecto de la moción de censura en Murcia hace caer a los de Arrimadas, que solo suman un 6,7% de los votos

2 min
Toni Cantó saluda a Pablo Casado
Disponible en:

MadridA solo dos semanas de las elecciones madrileñas, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado el primer barómetro estatal que capta las consecuencias del efecto dominó de la moción de censura en Murcia, que ha dejado a un partido como Ciudadanos haciendo aguas -con la marcha de diferentes diputados estatales y autonómicos y senadores, como Toni Cantó, que ha fichado por el PP- y luchando por la supervivencia en los comicios del 4 de mayo después de la OPA hostil lanzada por los populares.

A pesar de que el PSOE se mantiene -de hecho crece dos décimas y se sitúa en un 31,5% de estimación de voto-, los de Pablo Casado son los que capitalizan sobre todo la caída de los naranjas en la encuesta, que pierden casi tres puntos, de un 9,5% de estimación de voto en marzo a solo un 6,7%. Se trata del valor más bajo desde después de enero del 2020 y de hecho va en consonancia con los resultados que obtuvo el ex líder de Cs, Albert Rivera, en las elecciones del 10 de noviembre del 2019: un 6,8% del voto a nivel estatal.

El PP recupera voto y vuelve a situarse por encima de la barrera de los 20 puntos, pasando de un 17,9% a un 20,6% de estimación de voto después de meses sufriendo las consecuencias del desgaste del ascenso de Vox. Ahora bien, la extrema derecha española sigue creciendo de forma ininterrumpida y se mantiene como tercer partido estatal con cuatro décimas porcentuales más respecto al mes anterior: un 15,4%. La izquierda española sigue también progresando.

Además del pequeño ascenso de los socialistas, que no notan ninguna consecuencia de la convocatoria anticipada de elecciones, de los problemas en la vacunación ni tampoco de haberse aliado con Ciudadanos para intentar destronar al PP en Murcia, Unidas Podemos aumento casi un punto, pasando de un 9,6% de estimación de voto a un 10,7%. No se percibe ni un castigo ni tampoco un premio por la decisión de Pablo Iglesias de dejar de liderar el partido, unido al paso de dejar el gobierno español y presentarse como candidato al 4-M.

La encuesta, elaborada entre el 5 y el 14 de abril, muestra también que la interinidad sostenida en Catalunya pasa factura a ERC, que pierde cuatro décimas, de un 3,2% a un 2,8%, mientras que Junts per Catalunya se mantiene en un 1,5% de estimación de voto. La CUP también baja, pasando de un 0,8% a un 0,6%, a pesar de que la muestra de este barómetro para los resultados catalanes siempre es muy pequeña.

stats