40 congreso del PSOE
Política 17/10/2021

El PSC y Sánchez renuevan los votos en Valencia

El PSOE arrecia la apuesta por el diálogo y las tesis federales y sitúa a hasta cuatro socialistas catalanes en la dirección

4 min
Pedro Sanchez y Salvador Illa

Hace cuatro años que están oficialmente casados e inmersos en una relación casi simbiótica, de beneficio mutuo. Una relación que ha funcionado gracias al apoyo incondicional de los unos y a las recompensas de los otros, pero también a cesiones y renuncias que han permitido el equilibrio actual. Y como pasa en algunos matrimonios, es ahora, en el momento más dulce, que ha llegado el momento de renovar los votos. Los mensajes que el PSC y Pedro Sánchez se han trasladado este fin de semana en Valencia, donde se ha celebrado el 40 congreso del PSOE , han sido claros: el presidente español ha formalizado la apuesta por la vía del diálogo y las tesis federales que durante años ha pregonado Miquel Iceta y los socialistas catalanes han visibilizado, con Salvador Illa, el cambio de liderazgo en el partido que hace tiempo que se anhelaba en la sede de la calle Ferraz. Todo ello, con hasta cuatro miembros del PSC –uno más que hasta ahora– que se han incorporado a la nueva ejecutiva de Sánchez.

El escenario desde el último congreso socialista, en junio de 2017, ha cambiado mucho. El PSC fue al congreso celebrado entonces en Madrid con un perfil discreto. Sánchez se acababa de imponer a Susana Díaz en las primarias para liderar el PSOE con un apoyo masivo de la militancia en Catalunya y la consigna en las filas del PSC era no hacer mucho ruido. "Eres discreto cuando has ganado la banca", argumentaba en aquel momento un cargo del partido. La defensa del estado plurinacional en la resolución final del congreso y tres lugares en la ejecutiva federal serían el premio de Sánchez para los socialistas catalanes, que fijaban entonces las bases de lo que sería su resurrección electoral. Completado aquel proceso con la victoria en las últimas elecciones catalanas, y con dos ministros y unas cuotas de poder en el Estado sin muchos precedentes, la actitud con la que el PSC llegaba ahora a Valencia era de "entusiasmo", apuntaba una voz socialista: "Vamos a aplaudir", coincidían varias fuentes.

La recompensa para una delegación de más de 300 socialistas catalanes venía dada de entrada. Eva Granados, nueva portavoz socialista en el Senado, había sido la coordinadora de los temas de inclusión social y políticas de bienestar en la ponencia del congreso, la hoja de ruta del PSOE para los próximos cuatro años. Y el documento finalmente aprobado se compromete específicamente con "las vías democráticas del diálogo y el pacto en el marco de la ley" para abordar el conflicto catalán. "La mejor ensambladura del autogobierno con el resto de España constituye un objetivo de primer orden para los socialistas", afirma el texto, sin muchos más concreciones, y también hace una apuesta por avanzar hacia la "cogobernanza federal" del Estado. A pesar de que la defensa de la "plurinacionalidad" de 2017 queda sustituida por la apelación a la España "multinivel", el PSC también ha conseguido que prosperara una enmienda propia que reivindica en el ideario las Declaraciones de Granada y de Barcelona –tampoco constaban en el último programa del PSOE e Iceta forzó que se incluyeran– y llama al "reencuentro entre catalanes", en referencia a la apuesta por reactivar la mesa de partidos catalana .

"Vamos absolutamente alineados"

Illa admitía este domingo estar "francamente muy contento" de los resultados del congreso. Y no solo por el discurso adoptado por el PSOE, sino también por la representación de los catalanes en la nueva ejecutiva federal, que ha superado las expectativas iniciales. No era un tema que preocupara al PSC, que ya cuenta con dos ministros, Iceta y Raquel Sánchez, titular de Transportes; la presidencia del Congreso, ocupada por Meritxell Batet, y numerosos altos cargos en posiciones destacadas en el Estado. "Cuando gobiernas, la política se hace desde el gobierno", defendía un cargo socialista antes de la cita en Valencia. Finalmente el partido ha pasado de tres a cuatro representantes en la cúpula de Ferraz: además de Granados, como miembro directo en cuanto que portavoz en la cámara alta, se suman la diputada en el Congreso Montse Mínguez, el sindicalista de la UGT Manuel García Salgado y el waterpolista profesional Víctor Gutiérrez. Las caras salientes son Carlos Ruiz, alcalde de Viladecans, Paco Boya, ex síndico de Aran, y la alcaldesa de l'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, que sustituyó a Núria Parlon cuando esta dimitió en octubre de 2017 a raíz del apoyo del PSOE al 155.

De izquierda a derecha: Víctor Gutiérrez, Montse Mínguez y Manuel García Salgado, los nuevos miembros del PSC que, con Eva Granados, entran a la dirección del PSOE

"Si analizan la representación del PSC en los órganos de dirección del PSOE y el gobierno de España, esto lo dice todo", ha resumido Illa en declaraciones a los medios. La total sintonía de Sánchez con su exministro de Sanidad, a quien bendijo como candidato para ganar en Catalunya y que en diciembre será nombrado primer secretario del PSC, es la clave de todo. "Vamos absolutamente alineados y en el PSC tenemos la sensación de que el PSOE nos escucha", afirma una voz socialista. Y a nadie se le escapa que, mientras los resultados acompañen, la unidad de acción de los dos partidos irá para largo. "¿Cómo habría ido todo si hubiera ganado Susana?", se preguntan algunos desde el PSC. Segur que la relación habría ido por otro lado y no es descartable, como muchos temían entonces, que hubiera acabado en divorcio.

Las nuevas voces del PSC en Ferraz
  • Eva Granados (Barcelona, 1975) La viceprimera secretaria del PSC y nueva portavoz del PSOE en el Senado llega a la ejecutiva federal después de que en los últimos años haya ganado peso y escalado posiciones en Catalunya, donde coordinó el grupo socialista en el Parlament durante los años más convulsos del Procés. La renovación que Salvador Illa ha impulsado desde que ha cogido 'de facto' el control del partido, sin embargo, ha derivado en su salida hacia Madrid. Exsindicalista en la UGT y muy ligada al ámbito programático, especialmente en cuanto a cuestiones sociales, su discurso ha sido muy duro contra el independentismo y el uso que considera que ha hecho de los medios públicos y la escuela.
  • Montse Mínguez (Lleida, 1975) La diputada en el Congreso por Lleida y portavoz socialista en la comisión de Presupuestos es una de los perfiles jóvenes y con proyección en el PSC. Su presencia en la mesa de la asamblea de delegados previa al congreso del PSOE ya dejaba intuir que podría dar el salto hacia la dirección federal, donde se ocupará de la secretaría de Trabajo, Economía Social y Trabajo Autónomo. Profesora asociada en la Universitat de Lleida, fue teniente de alcalde del Ayuntamiento y portavoz del partido en el consistorio.
  • Manuel García Salgado (Tríacastela, Lugo, 1963) Militante histórico del PSC, donde había formado parte del consejo nacional, y con una larga trayectoria en la UGT, García Salgado es una persona muy cercana al secretario general del sindicato, Pepe Álvarez. Trabajador de la SEAT en la fábrica de Martorell, recientemente fue designado miembro del Consejo Económico y Social Europeo de la Unión Europea, un órgano consultivo que representa a organizaciones de empresarios y trabajadores y otros grupos de interés. En la nueva dirección ha entrado como vocal, sin cartera concreta.
  • Víctor Gutiérrez (Madrid, 1991) La principal sorpresa ha sido la incorporación a la ejecutiva federal del waterpolista profesional Víctor Gutiérrez. Licenciado en periodismo y comunicación audiovisual, es miembro de la selección española y jugador del Club Natación Terrassa. Su vinculación con los socialistas, en todo caso, pasa por su activismo LGTBI, área que pilotará en la dirección. Su objetivo es aportar "frescor", según ha admitido a los medios, y ha añadido: "Mucha gente piensa que el colectivo LGTBI ya lo tenemos todo hecho con la ley del matrimonio, pero nada más lejos de la realidad: hay un clarísimo repunte de agresiones, cada vez más violentas".
stats