Independentismo
Política 28/09/2021

Puigdemont no participará finalmente en la conmemoración del 1-O organizada por la ANC en la Catalunya Nord

La citación judicial del ex 'president' en Cerdeña impide su presencia en un acto al que tampoco han confirmado su asistencia los miembros del Govern del 1-O

3 min
Paluzie, en el centro de la imagen a la sede de la ANC

La ANC calienta motores para las movilizaciones de conmemoración del 1-O de este fin de semana. Unas movilizaciones que arrancarán el viernes a las cinco de la tarde con un acto político en el municipio de Illa para reivindicar el papel central de la Catalunya Nord en la operación urnas, y con una marcha posterior de vehículos hasta Figueres. La presidenta de la entidad, Elisenda Paluzie, ha informado de que el ex president Carles Puigdemont no podrá asistir finalmente al acto de Illa porque tiene que comparecer judicialmente el lunes en Cerdeña después de su detención el jueves en Alguero, a pesar de que el mismo día en RAC1 ella había confirmado que iría. "Nos comunicó ayer (lunes por la noche) que no vendría porque tiene que preparar su defensa y logísticamente también es complicada la conexión entre la Catalunya Nord y Bruselas", ha explicado.

Tampoco el presidente de ERC y entonces vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ni el resto de consellers del ejecutivo de Puigdemont han confirmado todavía su presencia. "Esperamos que en los próximos días nos confirmen si vienen o no", ha señalado Paluzie. Sí asistirán al acto político en Illa Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, y el máximo responsable de la AMI, Jordi Gaseni, que harán parlamentos junto con Paluzie.

El mismo viernes 1 de octubre se celebrarán actos territoriales al atardecer en Lleida, Dosrius o Sant Cebrià de Vallalta, Sabadell, Sant Joan de Vilatorrada y Roquetes, municipios afectados por la represión policial en la votación del 1-O. Todos estos actos serán el preludio de las tres marchas por la libertad, en las que no hay que estar inscrito para participar y que se celebrarán el sábado. La marcha Centre saldrá desde Vinaròs hasta la Ràpita para unir simbólicamente el País Valenciano con el Principat. La marcha Nord saldrá del pabellón de Sant Julià de Ramis, donde tenía que votar el entonces president Carles Puigdemont y que también sufrió las cargas de la Guardia Civil, pasando por Girona, con parada en algunas de las escuelas más golpeadas por la violencia policial, hasta llegar a Aiguaviva, que se hizo famoso el 1-O por el lanzamiento de gas pimienta por parte de los cuerpos policiales. La última marcha, la de Ponent, saldrá de Fraga, en la Franja de Ponent, y de Alcarràs, donde los vecinos echaron a la policía el día del referéndum, para concluir en Lleida.

"Más que denunciar la represión, lo que queremos reivindicar es la lucha democrática, la resistencia de la gente que permitió que se ganara el 1-O", ha destacado Paluzie, que ha vuelto a reivindicar el legado del referéndum antes de cargar contra la mesa de diálogo. En cualquier caso, la entidad organizará conferencias antirepresivas el sábado en diferentes ciudades del país con miembros que han sido represaliados desde los años ochenta, como los independentistas que sufrieron la operación Garzón, o los integrantes de los CDR detenidos en la operación Judas y que han sido citados a declarar este martes. "El movimiento independentista siempre ha sido reprimido, no es una cosa nueva", ha criticado Paluzie.

El domingo la plataforma 3 de Octubre, formada por los sindicatos que impulsaron la huelga genera y se adhirieron, hará una concentración a las doce en la Plaça Cinc d'Oros de la Vila de Gràcia, donde acabará una manifestación organizada por la ANC que saldrá de la Plaça Francesc Macià a las diez y media. Toda una serie de actos para defender la vigencia del 1-O en un contexto político en el que ninguno de los tres partidos independentistas reivindican su mandato sino que reclaman la celebración de un nuevo referéndum, como este mismo martes ha puesto la CUP encima de la mesa en el debate de política general.

stats