La familia Pujol
Política 01/07/2022

Pujol: "Me duele que me llamen corrupto. Yo no he cobrado ni una peseta y pongo la mano en el fuego por la gran mayoría de mi familia"

"Por quien más sufro es por la familia y por Catalunya", ha explicado

ARA
2 min
Jordi Pujol, durante una conferencia a la UPF / Jordi Pizarro

BarcelonaNo es nada habitual que el president Jordi Pujol responda preguntas desde que el día de Sant Jaume del 2014 confesara haber mantenido dinero en Andorra durante su presidencia. Ha decidido hacerlo este viernes de forma extraordinaria en el último día de Josep Cuní en el matinal de Ser Catalunya. Y, a pesar de los rodeos, ha acabado afrontando el tema: "Por supuesto que me duele que me llamen corrupto". "Yo no he cobrado ni una peseta", ha subrayado antes de que Cuní le preguntara, "¿Y su familia?". "No lo sé", ha balbuceado inicialmente hasta que ha remarcado que "pondría la mano en el fuego por la gran mayoría" de su familia. En este punto no ha detallado por quién no pondría la mano.

"No todo ha ido lo suficientemente bien", ha reconocido, sintiéndose "responsable" de la indignación y tristeza que provocó su confesión. La familia Pujol con él al frente está pendiente de juicio en la Audiencia Nacional y la Fiscalía (y las conclusiones del juez) sospechan que se trataba de una banda organizada para enriquecerse aprovechando el poder del padre como president de la Generalitat. El hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola, es el principal señalado por el juez.

"Por quien más sufro es por la familia. Y por Catalunya" ha añadido el que fue el presidente más longevo de la historia de Catalunya. Ahora, a los 92 años está convencido de que su tiempo "ha pasado" y teme a la muerte, a pesar de que le da "pereza" pensar que todavía podría vivir "cinco o seis años más".

Ha costado que aceptara responder a las preguntas sobre el tema del que todo el mundo habla en los últimos ocho años. "No he venido hoy aquí por eso", había apuntado al inicio de la entrevista. Pero, como ha recordado Cuní, "en las docenas de entrevistas que le he hecho, yo siempre le he preguntado lo que creía que le tenía que preguntar y usted siempre ha respondido lo que ha querido". Al final de la entrevista, sin embargo, Cuní ha insistido y ha obtenido las respuestas. "Vivo instalado en el dolor, pero en cambio mantengo la esperanza porque si la pierdo me moriré".

Operación Catalunya

Convencido de que "no encontrarán nada" ni de él ni de "la gran mayoría" de su familia, Pujol no se ha mostrado sorprendido al conocer últimamente que las cloacas del Estado lo habían puesto como objetivo número 1 a batir. "Ya hace mucho tiempo que sabíamos que éramos víctima de una persecución política", ha explicado. El motivo, considera que es su "nacionalismo" catalán, que no independentismo, porque no se ha sentido nunca independentista. "Siempre que se me acercaba algún joven con la estelada le recordaba que nuestra bandera es la quatribarrada".

Hoy reconoce que ve Catalunya en un mal momento, pero centra los problemas en la política. "La política de Catalunya es la que pasa un momento de crisis y esto tiene repercusiones en otras muchas cosas", ha opinado. Tienen que ser los políticos, ha dicho, los que resuelvan la situación a sabiendas de que España tiene una actitud "hostil". "Tenemos que contar con esto y superarlo", ha pedido en tono optimista. El país, sin embargo, va más allá de la política, y considera que continúa evolucionando en muchos ámbitos.

stats