Política 18/02/2021

Sabater avala a JxCat y quiere una "estrategia compartida" del independentismo en Madrid

La candidata reitera que la CUP está abierta a todos los escenarios después de las elecciones, pero "no a cualquier precio"

Xavi Tedó
3 min
Sabater, en un acto electoral

La cabeza de lista de la CUP, Dolors Sabater, ha pedido una estrategia compartida del independentismo en Madrid como reclama JxCat para "no contrarrestarse" y acabar con "los rifirrafes". "Necesitamos ser fuertes en la estrategia de confrontación", ha dicho en una entrevista a TV3. Sabater ha reiterado los recelos de la CUP con la mesa de diálogo tal como está planteada y ha exigido que sea "efectivamente de diálogo". "Hacer ver que el conflicto no existe es un error de estrategia, porque a ojos de Europa parece que ya se esté resolviendo con esta mesa de diálogo", ha añadido. En este sentido, ha reclamado la necesidad de promover un embate al Estado. "Tenemos que ir a una legislatura de conflicto", ha apuntado, para hacer efectivo el derecho a la autodeterminación, pero también para aplicar políticas sociales recordando las leyes de este ámbito que el Tribunal Constitucional ha tumbado. "Ha anulado más de 40 leyes del Parlament", ha denunciado. 

Sabater ha dicho que el encuentro de ayer con ERC sirvió para poner en común los resultados de las elecciones y para constatar que la voluntad de hacer un referéndum "persiste" y que existe una mayoría que quiere un giro de izquierdas. La cabeza de lista ha quitado hierro a su ausencia en la primera reunión de este miércoles con los republicanos y ha remarcado que los cabezas de lista no participarán. En cualquier caso, ha dejado claro que los nueve diputados de la CUP-Guanyem representan a todas las organizaciones que apoyan la candidatura y que se siente "representada" por la comisión negociadora que dio el pistoletazo de salida de las conversaciones con ERC, en la cual no había ningún dirigente de Guanyem, a pesar de que ha explicado que en la próxima sí que habrá, como explicó ayer el ARA.

Sabater también ha relativizado las discrepancias internas de la CUP después de que Poble Lliure haya apostado por contribuir a la configuración del nuevo Govern pero Endavant abogara este miércoles por mantenerse en la oposición. Así, ha insistido en que la formación anticapitalista tiene todos los escenarios abiertos, también el de entrar en el Govern, pero "no a cualquier precio", como ya ha ido diciendo durante toda la campaña. "Lo importante es el qué y el cómo", ha señalado, aunque se ha mostrado optimista con el éxito de las conversaciones que se iniciaron el miércoles. "Aspiramos a que las negociaciones vayan bien. Este país necesita un giro para avanzar socialmente y nacionalmente", ha asegurado. "Todas las organizaciones ven en el mandato de las urnas que el país necesita un giro de 180 grados. Pensamos que tendremos capacidad de hacer que las negociaciones den buenos frutos", ha sentenciado Sabater.

Acusa a Sàmper de criminalizar "la protesta"

Paralelamente, Sabater ha reclamado, como ya hizo este miércoles en un tuit, la dimisión del conseller de Interior, Miquel Sàmper, por "criminalizar la protesta", en referencia a las manifestaciones en contra del encarcelamiento del cantante Pablo Hasél, advirtiendo de que "hay maneras de mediar con los manifestantes para acabar con batallas campales", y ha lamentado que no haya hecho "ningún tipo de autocrítica". "¿No ha habido violencia gratuita por parte de los Mossos?", ha preguntado al conseller, después de que Sàmper acusara a los manifestantes de haber hecho uso de ella. Sabater ha alertado de que el cambio de modelo policial es un punto "importante" en las negociaciones para formar gobierno y ha dicho que ahora está encima de la mesa "con más fuerza".

La exalcaldesa de Badalona ha criticado la falta de investigación de las "malas praxis" de la Brimo y la ARRO y ha reclamado una vez más la disolución y establecer un nuevo modelo policial que, afirma, ponga en el centro la seguridad de la gente. La cabeza de lista de la CUP ha acusado a estas unidades de los Mossos de no "actuar como una policía democrática" y ha denunciado "los abusos" que han cometido, según ella, desde que se crearon. Ha reconocido que los Mossos actuaban como policía judicial cuando detuvo a Hasél, pero ha dicho que es un tema que hay que "plantearse". "Como institución, la manera de ejecutar estas órdenes tiene muchos matices y la policía tiene margen para actuar", ha apuntado, y ha dicho que, a su entender, ahora los Mossos han dejado de actuar "con congruencia, proporcionalidad y oportunidad".

stats