Política 26/05/2021

Sánchez pide apoyo a Casado para indultar a los presos

El líder del PP promete recurrir al Supremo y el presidente español replica que hay "un tiempo para el castigo y uno para la concordia"

4 min
Pablo Casado, delante por ante Pedro Sánchez durante la sesión de control al gobierno español en el Congreso .

MadridCon la decisión de Pedro Sánchez de allanar el camino al indulto de los presos políticos, y pese al informe en contra del Supremo conocido este mismo miércoles, la política española ha entrado en un nueva etapa. La discusión ya no es si el consejo de ministros concederá la medida de gracia, sino que la Moncloa y la derecha española han entrado en el terreno de los argumentos y los reproches, ante la promesa del PP, Vox y Ciudadanos de recurrir los indultos en el Supremo. Este nuevo escenario ha cristalizado este miércoles en el Congreso, donde el presidente español ha defendido por primera vez los indultos en sede parlamentaria y ha pedido al jefe de la oposición apoyo en este sentido en un tenso cara a cara en el que, de nuevo, Pablo Casado ha vaticinado los últimos días de la legislatura.

Si bien el martes desde Bruselas advirtió de que se guiará por el "diálogo" y no la "revancha" en la concesión de los indultos, este miércoles el presidente español ha señalado al hemiciclo que "hay un tiempo para el castigo y un tiempo para la concordia". "Usted podría al menos comprometerse con el Estado y defender el gobierno como hizo el PSOE cuando apoyó a su gobierno en un momento tan difícil como el del 2017 con la declaración unilateral de independencia que le hicieron a su partido y al gobierno. Ustedes no defendieron el Estado y limaron los cimientos de la convivencia. Sean responsables y apoyen en el gobierno", ha señalado Sánchez.

Sánchez a Casado: "Hay un tiempo para el castigo y otro para la concordia"

Unas palabras que no solo han topado con la oposición de Casado y la cúpula del PP, que ha cargado en contra de los indultos, sino también del mismo presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en funciones, Carlos Lesmes, que en un acto ha señalado que "un indulto cuando no hay concordia es difícil de aceptar". La falta de arrepentimiento, así como también las palabras del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, declarando que lo volvería a hacer, son dos de los argumentos que branda el informe del Supremo para oponerse al indulto a los 12 líderes independentistas condenados por el Procés.

Casado sabe que tiene el apoyo del presidente del CGPJ en este tema. Durante la sesión de control, ha insistido que el PP emprenderá todas las vías legales posibles para tumbar los indultos a los presos con la presentación de un recurso al Tribunal Supremo. También se ha comprometido a modificar el delito de sedición en el Código Penal si gobiernan para endurecerlo y tipificar como delito la convocatoria de referéndums. De hecho, el jefe de la oposición ha empezado su intervención parafraseando todo tipo de declaraciones que hizo Sánchez antes de las últimas elecciones generales, cuando señalaba que los indultos se tenían que acabar, que nadie podía estar por encima de la ley y que había que prohibir los referéndums ilegales y cuando aseguraba que garantizaría que se cumpliera la condena entera.

Fuentes del PP aseguran que pueden presentar un recurso al Supremo, pero no está claro que sea aceptado; sólo tendría derecho Vox por haber sido acusación popular en el juicio al Procés. "Sería el primer indulto de la historia que no solo no se basa en el arrepentimiento sino en la reincidencia", señalan las mismas fuentes, que también verían "irresponsable" que Sánchez hiciera firmar al rey la medida de gracia. Si bien Casado ha echado de hemeroteca para poner a Sánchez en evidencia, el presidente español también le ha recordado que el actual líder del PP ha manifestado en más de una ocasión que se oponía a la estrategia que siguió Mariano Rajoy el 1-O. En este sentido, los populares puntualizan que todo rechazo fue por falta de dureza del ex presidente español

La estabilidad de la legislatura

El PP insiste que Sánchez concederá los indultos para pagar el precio de la estabilidad de la legislatura, pero el presidente español ha insistido una y otra vez que haría el mismo si el PSOE tuviera 300 de los 350 diputados de la cámara. "Usted es presidente de España gracias a los que quieren acabar con España y esto es todo lo que puede ser usted", ha dicho Casado acusando al líder socialista una y otra vez de "mentir" y actuar en contra de los intereses de los españoles. El hecho es que en las preguntas posteriores, tanto del portavoz del PNV, Aitor Esteban, como la de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, Sánchez se ha comprometido a cumplir los acuerdos de la investidura como "gobierno progresista" y ha dejado claro que no tiene nada que pactar con la derecha.

El presidente español ha decidido capitalizar el debate sobre los indultos. A preguntas posteriores, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, no se ha salido del guion de las últimas semanas, y menos aún la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que no ha querido mencionar el tema. De hecho, el martes decidió a última hora no participar en la sesión de control en el Senado cuando se le habría preguntado justamente por los indultos y este miércoles se ha escabullido de la prensa sin casi hablar en la respuesta que le ha lanzado el PP. Génova considera que el PSOE tendrá un problema grave interno para digerir el indulto, mientras que Unidas Podemos celebra la decisión de Sánchez y que haya cambiado de posición en dos años.

stats