Política 05/05/2022

El TSJC rebaja a un año y medio de prisión la condena a Marcel Vivet

3 min
Marcel Vivet, a la entrada de la Audiencia  de Barcelona, por su juicio

BarcelonaEl Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha rebajado a un año y medio de prisión la pena al activista Marcel Vivet, que inicialmente fue condenado a cinco años de prisión por la Audiencia de Barcelona, por su participación en la manifestación del 2018 contra el sindicato policial Jusapol. La Generalitat mantuvo la acusación en su contra por desórdenes públicos y agresión a un mosso a pesar de las tensiones con la CUP que había exigido al Govern la retirada de esta acusación y otras causas similares. De hecho, inicialmente los abogados de la Generalitat le pedían cerca de cinco años de prisión, pero después decidieron recurrir la sentencia que consideraban "excesiva".

Ahora el TSJC ha valorado todos los recursos y ha aceptado parcialmente el presentado por la defensa de Vivet, que previsiblemente esquivará la entrada en prisión. Los magistrados mantienen que Vivet cometió tres delitos -atentado contra la autoridad, desórdenes públicos y lesiones- pero descartan los agravantes que sí que había apreciado la Audiencia de Barcelona. Esto hace que la pena inicial de cinco años que se había impuesto al activista quede reducida a un año y medio.

A pesar de que mantiene las acusaciones principales, pues, el tribunal descarta la "concurrencia de circunstancias modificativas de responsabilidad criminal" que acompañaban los tres delitos y considera que las penas no respetaban el "principio de proporcionalidad". El relato que la sentencia anterior consideró probado se basaba en la versión policial, según la cual Vivet golpeó con el palo de una bandera a un agente de los antidisturbios que se rompió.

El tribunal destaca la "fragilidad" del objeto con el que habría cometido la agresión y también que el agente que habría recibido el golpe -en la muñeca, una zona no vital- solo requirió "una asistencia facultativa", lo que constituye un "mero delito leve de lesiones". No considera probado que Vivet acometiera con el palo en el casco del agente. En cuanto a otro "objeto peligroso" que se habría usado según la sentencia de instancia, el tribunal señala que no se ha podido demostrar cuál era este objeto. En paralelo, el TSJC pone en valor que Vivet "no tiene antecedentes penales" y aportó la fianza.

Acusados de los mismos hechos 

Dos jóvenes acusados del mismo golpe al mismo agente. Esta es la incongruencia que también esgrimió el abogado del activista el pasado 26 de abril durante la vista al TSJC para analizar la documentación admitida a trámite en el recurso de apelación. Una duplicidad que el TSJC no ha tenido en cuenta a la hora de rebajar la pena del encausado a pesar de que Adrià Catasús se sentará en el banquillo de los acusados el próximo 31 de mayo por los mismos hechos. 

A pesar de que el Govern había descartado rebajar la acusación contra Vivet o retirarse de la causa en su momento, sí que pidió rebajar la pena de atentado a la autoridad de los tres años a los seis meses de prisión, argumentando que así conseguía el equilibrio entre no dejar sin protección al agente ni a Vivet. Como en el recurso validado por el TSJC, el Govern justificó la demanda de rebajar la pena porque consideraba que el palo de la bandera con el que supuestamente fue golpeado el agente no era peligroso. 

A pesar de la rebaja de la nueva sentencia del TSJC, el colectivo Alerta Solidària -que ha llevado la defensa de Vivet- considera que cualquier sentencia que no sea la absolución de Vivet "es una vergüenza inaceptable" y ha convocado una concentración de rechazo a la Plaça de la Vila de Badalona a las siete y media de la tarde de este jueves.

stats