Política 02/07/2021

Vilalta marca distancias con Junts: "Quizás tendrían que preocuparse porque dentro del independentismo las izquierdas son mayoritarias"

El PSC, ERC, la CUP y los 'comuns' participan en el debate de la UPEC y evidencian las diferencias que separan a la izquierda

3 min
La portavoz de ERC al Parlamento , Marta Vilalta, interviniendo al debate de la UPEC

Barcelona"Ahora que no hay una amenaza constante de elecciones nos relajaremos más". Con esta promesa de Jéssica Albiach ha empezado un debate organizado por la Universidad Progressista d'Estiu de Catalunya (UPEC), que, aunque no haya comicios al horizonte, podría haber tenido lugar en prime time televisivo a dos días de unas elecciones. La pregunta inicial que tenían que responder Marta Vilalta (ERC), Dolors Sabater (CUP), Sílvia Paneque (PSC) y la propia Albiach era clara: "¿Por qué no hay un gobierno de izquierdas en la Generalitat?" A pesar de esto, el análisis ha virado hacia una pequeña competición para saber quién era más de izquierdas, verbalizando las propias fortalezas y pinchando a los compañeros de mesa en sus contradicciones. Tanto, de hecho, que después de recibir reproches constantes por gobernar con Junts, Vilalta ha marcado distancias con los socios en la Generalitat y ha afirmado que el partido de Carles Puigdemont "quedará superado por las políticas nítidamente de izquierdas y progresistas": "Quizás Junts tendría que preocuparse porque dentro del independentismo las izquierdas son mayoritarias", ha asegurado Vilalta.

De este modo se ha protegido de las críticas de Albiach, Paneque e incluso de las advertencias de Sabater. La líder de los comuns y la diputada socialista han repetido el mismo argumento una y otra vez a lo largo de las dos horas de debate: la alianza con un partido que no se define de izquierdas como Junts, ya sea en forma de gobierno de coalición –ERC– o de apoyo parlamentario –CUP–. "El Govern tiene una doble cara", ha afirmado Albiach, contraponiendo a la consellera de Feminismos, Tània Verge, con el titular de Economía , Jaume Giró.

"Quien está de acuerdo con el statu quo no puede ser de izquierdas", ha reprochado Sabater. Un dardo dirigido al PSC, "por apoyar a la monarquía". En los mismos términos se ha expresado Vilalta, que ha firmado un pacto de no agresión con Sabater y todas las criticas las ha recibido Paneque. "Justicia social tiene que ir de la mano de lucha nacional", ha dicho, para que después la dirigente de la CUP añadiera: "No se puede ser de izquierdas si no se defiende el derecho a la autodeterminación". Un argumento que Paneque y Albiach han replicado afirmando que siempre que ERC y la CUP han tenido la opción de elegir entre el ámbito nacional y el social han optado por el primero "invistiendo a presidentes conservadores".

La reacción de las dirigentes independentistas ha sido reivindicar su particular pacto de investidura como "un viraje a la izquierda". Pero, de vez en cuando, Sabater ha roto la tregua con Vilalta y ha vuelto a avisar de que el acuerdo logrado se tiene que cumplir: "Este apoyo puede desaparecer en cualquier momento si no se cumple este enfoque de izquierdas y de confrontación". Este ha sido el punto en el que Vilalta se ha visto obligada a desmarcarse de JxCat y advertir, a la vez, de que ERC será "absolutamente vigilante" con lo que hagan los departamentos que lideran los de Puigdemont.

Pero Vilalta no ha sido la única a la que los dardos de los otros partido han obligado a marcar distancias con los socios de gobierno. Después de que Sabater asegurara que ser de izquierdas se demuestra con "hechos y no palabras" y presentara al PSOE como un partido del régimen del 78, Albiach ha admitido que Podemos "sufre" con el PSOE en el gobierno español. "Son conocidas las diferencias", ha añadido después de que Vilalta contrapusiera a Irene Montero y Carmen Calvo como perfiles muy diferentes.

Todo esto, en un debate en el que ha habido la voluntad de encontrar puntos en común en las políticas sociales pero que se ha visto superado por los reproches. Aunque ninguna de las cuatro participantes han respondido a la pregunta de por qué no hay un gobierno de izquierdas en la Generalitat, la cuestión se ha respondido sola con la distancia ideológica y la retórica de las diputadas.

stats