Sociedad 27/05/2021

Activistas okupan todo un edificio de donde se había desahuciado a un vecino de 80 años

La finca se vendió a un fondo de inversión y un año y medio después todavía está vacía

2 min
Activistas del sindicato, esta mañana, dentro del edificio

Barcelona"Hemos decidido pasar a la acción directa", ha resumido esta mañana Diana Cardona, miembro del Sindicato de Vivienda de Vallcarca, durante el anuncio de la okupación de toda una finca en barrio de la Salut, en la calle Maignon número 6 de Barcelona. El edificio no se ha escogido al azar. En este bloque vivía en Francisco Sánchez, un hombre de 80 años que fue desahuciado en febrero de 2020, después de haber pagado el alquiler desde 1975. El desahucio se produjo cuando todavía había una causa abierta en la que, meses más tarde, en noviembre, el Tribunal Supremo acabó dándole la razón. Pero el hombre ya había sido expulsado. "Hemos expropiado el bloque e invitamos a Francisco a volver cuando quiera", ha dicho Cardona. Paralelamente, ya hay algunas familias viviendo en la finca desde la semana pasada, sobre todo para evitar el desahucio.

El edificio ya ha sido revisado por arquitectos que ayudan al Sindicato de la Vivienda y, según aseguran, "no hay daños estructurales". "Todos los destrozos que hay los podemos arreglar nosotros", explicaban esta mañana, cuando han hecho pública la okupación y han desplegado una pancarta en la puerta del edificio donde se puede leer: "Ante la especulación pasamos a la acción".

Después del polémico desahucio, el edificio contaba con seguridad privada para evitar que pudieran entrar okupas, según explican los vecinos el barrio. Pero, de repente, dejaron de protegerlo. Cuando los okupas entraron se encontraron que por dentro estaba "reventado". "Las plantas tienen agujeros en tierra que parecen hechos expresamente", según ha explicado una de las activistas del colectivo.

Después de reformar el inmueble, que el sindicato considera "el epicentro de las políticas especulativas en el barrio", el colectivo quiere destinar los cinco pisos a diferentes familias de la Salud que actualmente están malviviendo en "infraviviendas".

Desahuciado cuando salió de casa

Francisco Sánchez fue desahuciado mientras no estaba en casa por los propietarios del inmueble, el fondo de inversión UPL Gràcia, de origen israelí. El hombre salió a pagar el bono de la luz y cuando volvió ya le habían cambiado la cerradura, según denuncian desde el sindicato. No le dejaron entrar ni para coger los medicamentos que se tomaba. Actualmente, Francisco no vive en Barcelona y los miembros del sindicato no han aclarado si volverá o no a la finca donde pagó el alquiler desde 1975 hasta febrero de 2020. El desahucio se produjo, siempre según el sindicato, por un retraso de solo ocho días en el pago de una mensualidad.

stats