Successos
Sociedad 05/12/2021

Altercados a las puertas de la discoteca Waka de Sant Quirze después de las últimas polémicas racistas

Hay tres heridos por el lanzamiento de objetos e Interior ha abierto un expediente informativo al local

3 min
Una imagen de los disturbios de este sábado de madrugada al a discoteca Waka de Sant Quirze del Vallès

Noche y madrugada de graves disturbios a las puertas de la discoteca Waka de Sant Quirze del Vallès (Vallès Occidental). Centenares de jóvenes se han concentrado a las puertas del local –los Mossos hablan de un millar– en una convocatoria hecha por las redes que llamaba a protestar por los últimos incidentes racistas que han implicado porteros de la discoteca –la última, la paliza que denunció por redes un joven colombiano a finales de octubre–. La protesta ha degenerado en lanzamiento de bengalas, piedras, vallas y botellas contra la puerta del recinto por parte de una parte de los concentrados. Según la policía catalana, han resultado heridos uno de los porteros de una pedrada al ojo y dos mossos por el lanzamiento de objetos.

Los Mossos han abierto una investigación por los "graves disturbios", que han acabado con una treintena de personas accediendo dentro del recinto, donde ha habido rotura de mobiliario del patio y saqueo de bebida. Los incidentes han obligado a desplegar un operativo policial para dispersar los jóvenes, a pesar de que no constan detenciones. Los agentes trabajan para identificar los implicados en los hechos.

Todo empezó hacia las 11 de la noche. La concentración de jóvenes, que se había hecho a través de las redes sociales, empezó ya en el momento de la apertura de la discoteca y los agentes aseguran que se llegó al millar de jóvenes a las puertas. El dispositivo policial que había resultó insuficiente –estaba dimensionado para hacer frente a eventuales botellones, según los Mossos– y las patrullas de la policía catalana y la Policía Local de Santo Quirze pidieron refuerzos de los ARRO.

Interior abre un expediente informativo

El departamento de Interior ha abierto un expediente informativo a la discoteca para investigar no solo estos hechos sino también los episodios polémicos recientes en que se ha visto implicada. El expediente se vehiculará a través de la dirección general de Administración de Seguridad, encargada de las políticas públicas en materia de seguridad relacionadas con espectáculos y actividades recreativas. Mientras esté en marcha el expediente, el Waka Sabadell funcionará normalmente.

Además, el departamento de Interior convocará pronto una junta de seguridad local para abordar con los Mossos, la Polícia Local de Sant Quirze del Vallès y el Ayuntamiento la situación y las problemáticas que se han vivido.

En una entrevista al 3/24, la alcaldesa de Sant Quirze, Elisabet Oliveras, ha instado a la Generalitat a hacerse cargo de la situación para acabar con los “delitos de odio”. Porque, según ha denunciado, el consistorio ya no puede ir más allá en este caso. Interior, sin embargo, ha apuntado que el gobierno local tiene todavía "recorrido de acción" para hacer frente a los problemas que rodean esta discoteca.

Oliveras ha detallado que esta mañana se ha reunido con la policía del municipio para “programar” cómo actuarán esta semana para “controlar la situación”. Además, ha explicado que estan “preparando poner en marcha un punto lila en la zona contra las violencias y el acoso, pero que primero se quiere pacificar la zona”.

La patronal quiere una reunión con el Govern

La patronal del ocio nocturno Fecasarm ha pedido una reunión "al más alto nivel con el departamento de Interior" para abordar lo que considera episodios violentos y de orden público que se han visto, especialmente, a las discotecas de la zona del Vallès, según ha explicado a Tv3 el secretario general, Joaquim Boadas. De hecho, hace pocos días la patronal emitió un comunicado en el que instaba a incrementar la presencia policial en los alrededores de estas discotecas. Boadas ha defendido que, a pesar de que puedan existir comportamientos puntuales que no son aceptables por parte de personal de alguna discoteca, "no es una situación generalizada". También ha dicho que a veces hay "personas con actitudes violentas" que se aferran a las acusaciones de discriminación cuando no las dejan entrar por su comportamiento.

Fecasarm propone a las discotecas que cuando se produzcan denuncias sobre comportamientos discriminatorios o violentos a sus locales, pongan en marcha "investigacions internas" y sustituyan el personal implicado hasta que se aclaren. También aconseja que tengan un director de seguridad que se haga responsable de los equipos de personales a los accesos.

stats