Seguridad
Sociedad 14/09/2022

Colau saca pecho por la caída de la delincuencia este verano en Barcelona

Se denuncian menos hurtos y robos que en 2019, y la alcaldesa lo vincula al aumento de agentes y al trabajo policial

3 min
Una furgoneta de los Mossos en un dispositivo este verano a la plaza Real de Barcelona.

BarcelonaBarcelona ha cerrado el verano con menos delitos que antes de la pandemia, incluidos hurtos y robos, y la alcaldesa, Ada Colau, ha sacado pecho por ello. “Sin autocomplacencia”, Colau defiende un cambio de tendencia en la delincuencia de la ciudad: ahora, según ella, está “claramente en descenso”. Los datos de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana reflejan que, durante julio y agosto, las denuncias han caído un 12% respecto al 2019, que es el año previo al covid y cuando se marcó un récord delictivo histórico. La alcaldesa no ve en el balance de estos dos meses una “flor de un día”, y lo ha vinculado al aumento de agentes a los dos cuerpos, a la “buena coordinación” entre ellos y al trabajo policial, “no solo con más detenciones sino con más prevención”. También al endurecimiento del castigo por los hurtos, a pesar de que esto se aplica apenas desde finales de agosto.

“Los delitos graves se producen en todas las grandes ciudades. Los vemos tanto en Barcelona como en Madrid y en otras capitales”, ha dicho Colau, que ha criticado que “algunos han querido magnificar unos datos y no otros”. Haciendo un llamamiento a la responsabilidad, ha admitido que Barcelona, "como gran ciudad, tiene problemas con la seguridad, pero está actuando”. Se ha amparado en los resultados de los últimos dos meses, que apuntan que los hurtos representan la mitad de los delitos que se cometen, aunque este verano han bajado un 22% comparado con el 2019: han pasado de casi 24.000 a 18.567. También se han reducido un 12% los robos violentos, un 20% los que se hacen en domicilios, cerca de un 10% los de interior de vehículos y casi un 43% los de establecimientos comerciales.

Según Colau, los delitos que han disminuido generan “bastante alarma, inseguridad, mucha victimización y angustia a las personas que los sufren”. La alcaldesa ha destacado la caída mientras Barcelona ha recuperado “la plena ocupación turística y la actividad cultural”. También lo ha aprovechado para recordar que, cuando llegó al cargo, pidió que el balance de la Junta Local de Seguridad incluyera la violencia sexual, coincidiendo con el hecho de que representa uno de los delitos que han aumentado. Los abusos sexuales –la ley del solo sí es sí elimina la distinción entre abuso y agresión, pero todavía no se aplica– han crecido un 63,5%, de 74 a 121. En cambio, las agresiones sexuales denunciadas, los casos más graves, han bajado un 21,6%, de 60 a 47. Otro de los delitos que ha subido son las estafas telemáticas, más de un 32%.

Más detenidos e ingreso en prisión

Los agentes de los Mossos y la Guardia Urbana han hecho 4.088 detenciones este verano, y los ingresos a prisión de los arrestados se han incrementado un 8,5%. Los detenidos han aumentado un 17% –respecto a hace tres años– en los robos violentos en la calle, un 71% en la violencia sexual, casi un 10% en los robos que se hacen en domicilios y un 59% en los de establecimientos comerciales. Unas cifras que, para el teniente de alcaldía de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, demuestran que se va en una “buena línea”. Colau también ha querido expresar que se mantiene “una interlocución permanente” con el actual conseller de Interior, Joan Ignasi Elena: “Hemos mejorado la coordinación respecto al 2019”. La alcaldesa tenía desavenencias con el ex conseller Miquel Buch, y en la Junta Local de Seguridad de este verano dijo que hace tres años la ciudad “estaba infradotada de mossos”.

En cuanto a los ladrones multireincidentes, ahora en Barcelona hay 122 personas clasificadas dentro de esta categoría. Entre julio y agosto han detenido a 117 un total de 472 veces –135 por robos violentos–: les atribuyen 617 hurtos y robos violentos. Al más activo lo han arrestado cinco veces este verano y acumula 26 detenciones. En paralelo, los agentes del Grup Titani, dedicado a la investigación de los robos de relojes de lujo, han arrestado a 73 ladrones y uno de cada cuatro ha entrado en prisión. Colau ha confiado en que la reforma legislativa para endurecer los hurtos aporte “más herramientas” contra los multireincidentes, a los que “hasta ahora les salía a cuenta venir a robar”.

Batlle también ha resaltado que este verano, durante las fiestas mayores, se ha visto una mejora en la convivencia, después de que no se hayan repetido los macrobotellones. “Hemos reforzado la mediación. No son conflictos policiales sino más sociales”, ha concluido.

Junts pide "prudencia"

El grupo de Junts en el Ayuntamiento ha pedido "prudencia" al gobierno municipal a la hora de interpretar los datos de julio y agosto. Han remarcado que son positivos solo en relación con el "peor año de la historia" de la ciudad y han instado a Colau a ser "humilde" porque la seguridad sigue siendo un problema ciudadano. El portavoz de Junts, Jordi Martí, ha agradecido la tarea de los cuerpos policiales a pesar de reprochar al consistorio que ponga todo el énfasis en los delitos que bajan y no tanto en los que van al alza, como las peleas con armas de fuego, machetes y otras armas blancas. Martí ha vinculado estos episodios violentos a los "grupos de delincuentes por el control del mercado de la droga en los barrios".

stats