Barcelona
Sociedad 30/06/2021

Barcelona dobla los espacios habilitados para mitigar el calor: parques, escuelas y equipaciones municipales

La Agencia de Salud Pública avisa de que cada año mueren en la ciudad 150 personas como consecuencia de las altas temperaturas

2 min
Oleada de calor en Barcelona, el verano 2019.

Barcelona empieza a prepararse para las altas temperaturas que se esperan este verano con el objetivo de proteger a quien, por problemas de salud o porque no tiene espacios bien preparados donde protegerse, queda más expuesto a las problemáticas asociadas al calor extremo, que, según la Agencia de Salud Pública de Barcelona, causa cada año unas 150 muertes en la ciudad. Para dar alternativas a quien no tiene viviendas bien climatizadas, el Ayuntamiento ha anunciado que dobla los espacios considerados refugios climáticos y que este verano habrá hasta 162 entre parques y jardines con zonas de sombra y agua, escuelas donde ya se han hecho transformaciones en el patio para mejorar el confort térmico y equipaciones municipales de diferentes tipos con aire acondicionado.

El consistorio calcula que, con esta red, casi nueve de cada diez barceloneses tendrán un espacio donde refugiarse de las altas temperaturas a menos de diez minutos a pie de casa. Estos lugares tienen que proporcionar confort a la población mientras mantienen su actividad habitual: si son espacios interiores se garantizará que la temperatura no supere los 26 grados y, si son exteriores, tendrán zonas de sombra y agua. A diferencia de lo que se hacía en los años anteriores, este verano los llamados refugios climáticos estarán preparados para acoger a quien lo necesite durante toda la temporada de verano, del 15 de junio al 15 de septiembre, y no solo cuando se detecta un episodio de ola de calor.

El concejal de Emergencia Climática del consistorio, Eloi Badia, ha detallado hoy en rueda de prensa que este verano ya se incorporan a la red las once escuelas donde se han hecho obras para garantizar espacios de sombra en el patio y que se empezarán los trabajos en nueve más para que puedan engordar la lista a partir del año que viene. "Necesitamos una ciudad cada día más resiliente para adaptarse a los episodios climáticos extremos", ha remarcado, teniendo en cuenta que se prevé que las olas de calor sean cada vez más frecuentes e intensas. Si actualmente hay una cada cuatro años de media, la previsión es que en los próximos años esta frecuencia se multiplique por ocho en el mejor escenario y hasta 16 en el peor.

El mapa de los refugios climáticos de Barcelona.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laura Pérez, ha puesto el énfasis en la necesidad de proteger de las altas temperaturas a las personas más vulnerables. Pérez ha remarcado, en este sentido, que el calor no afecta a todo el mundo igual, sino que están más expuestas las personas de más edad, con una situación social o de salud delicada y también las mujeres: el 70% de las muertes asociadas a las temperaturas extremas son de mujeres.

Durante estos tres meses, además de la puesta en marcha de estos espacios municipales donde protegerse del calor, los servicios sociales municipales incorporan sistemas de alerta específicos por el calor excesivo. El Servicio de Teleasistencia, por ejemplo, hará llamadas informativas a los 90.000 usuarios para ofrecer consejos y medidas de prevención. También el Servicio de Atención Domiciliaria estará especialmente pendiente de la exposición al calor de las cerca de 22.000 personas que atiende.

stats