Sociedad 21/10/2021

Barcelona gana un nuevo eje verde de 14.000 metros cuadrados cerca de la superisla de Poblenou

La reurbanización de las calles Almogàvers y Zamora ha costado 7,8 millones de euros

Ara
2 min
La calle Almogávares después de la reforma

BarcelonaEl distrito barcelonés de Sant Martí ha ganado un nuevo espacio de 14.000 metros cuadrados donde el protagonista no será el coche sino el peatón. Se trata del tramo de la calle Almogàvers que hay entre Joan d'Àustria y Pamplona y de la calle Zamora entre Almogàvers y Pere IV. Pertenece al barrio de Parc i la Llacuna de Poblenou y está cerca de la superisla de Poblenou, la primera que se inauguró en la capital catalana. La reurbanización ha costado 7,8 millones de euros e incluye la "renaturalización" del espacio, según el Ayuntamiento. Las calles se han convertido en plataforma única y ahora destinan 15 de los 20 metros de su anchura total a espacios de paseo, parterres, verde y arbolado y puntos de carga y descarga. Los otros 5 metros son para la circulación de vehículos del vecindario a velocidad reducida y el paso de servicios. La bicicleta se puede desplazar en los dos sentidos por los nuevos espacios pacificados.

Hasta ahora en Almogàvers había tres carriles de circulación, un carril bus –a pesar de que desde la reforma del primer tramo de Pere IV ya no circulaban buses– y dos cordones de aparcamiento, y en Zamora había dos carriles de circulación y dos cordones de aparcamiento. Las aceras eran más estrechas y estaban más segregadas de la calzada.

Además, en el cruce entre las dos calles se ha generado una plaza que, aprovechando las características de los cruces de la trama Cerdà, se convierte en una zona verde con grandes parterres circulares en el centro. La superficie de la plaza es de unos 2.000 m². En cuanto al mobiliario urbano, se han colocado nuevos aparcamientos de bicicletas a lo largo de las dos calles, nuevo alumbrado con farolas de columna vertical y papeleras, y se ha restaurado la fuente ubicada en el chaflán de Almogàvers con Pamplona. Y en cuanto al verde, se han mantenido los árboles que había en los chaflanes y calles adyacentes y a lo largo de los dos recorridos y se han plantado nuevos. También se han aprovechado las obras para completar la red centralizada de frío y calor en las dos calles e incorporar un sistema de drenaje de agua.

stats