Barcelona
Sociedad  /  Barcelona 03/06/2022

La ronda de Sant Antoni sin coches cuando retiren la losa

En noviembre empezarán las obras para convertirla en una vía de plataforma única

Gerard Mira
3 min
Desmantelamiento por parte de la secreta de la Guardia Urbana (GUB) del mercado de la miseria a la ronda Sant Antoni de Barcelona.

BarcelonaLa losa de hormigón de la ronda de Sant Antoni, que ha hecho de frontera con el barrio del Raval estos últimos años, tiene los días contados. Después de largas negociaciones con los vecinos y vecinas del barrio, el Ayuntamiento de Barcelona ha comunicado este jueves que el mes de noviembre empezarán las obras para retirarla y se dará así el pistoletazo de salida al proyecto de pacificación del consistorio para esta zona. La solución encontrada es la más salomónica, un proyecto intermedio de máximo consenso entre el que se presentó en 2018 (que permitía el paso de bicis, buses y carga y descarga) y la pacificación "total" de la ronda que reclamaban otros vecinos.

Así, una vez retirada la losa, la nueva ronda de Sant Antoni no permitirá la circulación de coches, pero sí de bicis y algunos autobuses (solo en un único carril de bajada). Según ha explicado la teniente de alcaldía, Janet Sanz, "se convertirá en una plataforma única de piedra natural, como la que hay desde hace muchos años en Portal de l'Àngel".

El proyecto que plantea el Ayuntamiento contempla un doble carril, bidireccional, para bicicletas: "Ya tenemos mucha circulación de bicicletas por esta zona, así que ahora se podrá hacer de manera segura", ha afirmado el concejal del distrito del Eixample, Pau González. También incluye un carril de bajada para autobuses, para solucionar el giro que hacen ahora estos vehículos de transporte público desde la calle Tamarit en Urgell, por donde circulan en contra de la dirección habitual de los coches. La nueva propuesta también mantendrá los espacios "puntuales" de carga y descarga, una de las peticiones más reclamadas de los varios comercios del espacio. Sin embargo, los fines de semana la pacificación sí que será total: el espacio de la ronda será completamente para los vecinos, sumándose así a la iniciativa Obrim Carrers.

Para complementar todos estos nuevos cambios, el Ayuntamiento también eliminará el giro para subir hacia la calle Casanova viniendo desde plaza Universidad por ronda de Sant Antoni. "Esto permitirá a los vecinos ganar espacio hasta la calle Floridablanca", comenta Sanz: "Queremos que sea un espacio donde la gente pueda moverse con tranquilidad y los niños puedan jugar", añade. En este sentido, uno de los objetivos del Ayuntamiento es potenciar la ronda de Sant Antoni como "un área de juego", sobre todo los fines de semana.

Las obras para retirar la losa, que empezarán en noviembre, son el primer paso del proyecto de pacificación a la ronda. El Ayuntamiento prevé que las obras acaben después de Nadal y que a principios de abril del 2023 se empiece todo el proyecto final. "Mentrestant, haremos actividades en la calle abiertas a todo el mundo para sumarnos a las que ya están haciendo los vecinos del barrio", afirma González.

¿Una solución real para la convivencia?

En la losa se instaló hace unos meses una patrulla fija de la Guardia Urbana para paliar todos los problemas de convivencia que confluían de los barrios fronterizos. En este sentido, González ha asegurado que "la presencia policial estará mientras sea necesaria". "Con medidas urbanísticas no podemos pretender resolver todos los problemas sociales", ha sentenciado el concejal. Unos conflictos que preocupaban a la oposición y al PSC. Aunque este nuevo proyecto de ronda se aleja de la propuesta que defendían los socios de gobierno de Colau, puesto que ellos apostaban por más presencia de coches, la teniente de alcaldía afirma que la decisión "se ha tomado con el máximo consenso de todas las partes implicadas" y siguiendo el modelo vigente de "superisla Barcelona". "Tenemos que seguir trabajando integralmente todos juntos", añade González.

stats