Sociedad 11/02/2022

Cambray dice que si hubieran llevado a debate el cambio del calendario la decisión "no estaría tomada"

La comunidad educativa y los sindicatos reprochan a Educación la falta de diálogo

E.F.
2 min
Una aula de la escuela Virolai en una imagen de archivo

BarcelonaLa comunidad educativa ha recibido con indignación la medida de un adelanto del curso escolar sin que se haya negociado previamente con ellos. El conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, les ha respondido este viernes, al día siguiente del anuncio, asegurando que si el cambio en el calendario se hubiera sometido a debate la decisión todavía "no estaría tomada". Recuperando otra de las polémicas que han enfrentado el departamento y los sindicatos educativos últimamente, el conseller ha hecho un símil con la reapertura de los centros escolares después de la pandemia y ha dicho que, si hubiera sido por los sindicatos, "nunca" se habrían dado las condiciones para reabrir.

En una entrevista a TV3, Cambray ha considerado que es "imposible" que todo el mundo esté contento, pero ha defendido que con el adelanto del curso escolar sale ganando todo el mundo. La jornada intensiva durante tres semanas en septiembre, sin embargo, motivó un alud de críticas, en este caso especialmente por parte de las familias ante los problemas evidentes de conciliación. El departamento aclaró más tarde que asumirá el coste de las extraescolares hasta las 16.30 h y hoy el conseller se ha defendido de las críticas que lo acusaban de improvisar y ha asegurado que de buen comienzo ya preveían que los centros se adaptarían para garantizar el horario por la tarde. "Lo paga el Govern", ha insistido.

Sea como sea, el adelanto del curso escolar una semana a partir de septiembre parece haber abierto una herida entre el Govern y los sindicatos, que este jueves lamentaban la falta de diálogo antes de implementar un cambio de esta calado. La USTEC y la UGT, por ejemplo, alertaban después del anuncio de que no habría suficiente margen para preparar el curso. El conseller ha rebatido que las horas laborales para los docentes serán las mismas, puesto que el mes de julio "siempre ha sido hábil" y se podrá aprovechar para avanzar estos preparativos de cara a septiembre. Ha recordado que otras comunidades empiezan el curso a principios de septiembre y que esto demuestra, por lo tanto, que es posible. Cambray ha defendido que, como conseller de Educación, tiene la obligación de actuar para impulsar los cambios que considere necesarios para transformar el sistema educativo: "No he venido a dejar pasar los días".

Sobre la sentencia del catalán

En paralelo, el departamento trabaja en el redactado de la normativa que tiene que servir para "refermar" el modelo de escuela catalana ante la sentencia del 25% en castellano. Una vez informado el TSJC de que el Govern ya ha recibido la sentencia, ahora tiene menos de dos meses para comunicarle cómo piensa darle cumplimiento. La nueva normativa, ha especificado Cambray este viernes, incluye el objetivo de conseguir más inmersión en los institutos, donde ha reconocido que ahora mismo no lo hay. En una entrevista al ARA, el conseller ya avanzó que eran conscientes de que no todos los profesores impartían las clases en catalán. Cambray ha dicho que están "haciendo análisis" para redactar la normativa y ha recordado que todos los alumnos tienen que acabar la escolaridad "dominando las dos lenguas".

stats