Sociedad 15/04/2021

A partir del verano España no pedirá ni PCR ni cuarentena a los europeos vacunados o que hayan pasado el covid

"Facilitará" la entrada a todo el mundo que tenga el certificado de vacunación

3 min
Imagen de archivo de un control de temperatura a un aeropuerto

MadridEspaña calienta motores para la entrada en vigor del pasaporte covid, que las autoridades europeas han denominado certificado verde digital. La decisión de la Comisión Europea de dar luz verde al primer borrador del documento ha abierto la puerta al ministerio de Sanidad a empezar a diseñar cómo será la llegada de extranjeros en verano, después de semanas de presión en Bruselas –junto con Italia y Grecia– para que las personas vacunadas pudieran moverse sin impedimentos por la Unión Europea. Al final, sin embargo, será cada estado europeo quien podrá decidir las restricciones que impone, independientemente del certificado.

Y España ha decidido "facilitar" la entrada a todos los viajeros que cuenten con el certificado verde digital europeo o equivalentes homologados de terceros países sin la necesidad de hacer cuarentena ni de hacerse una PCR o test de antígenos a la llegada. Lo ha anunciado en rueda de prensa el secretario general de Salud Digital, Alfredo González, que si bien ha detallado que el pasaporte en ningún caso será "discriminatorio", sí que ha apuntado que podrán entrar en España todas las personas que lo acrediten. El caso es que solo podrán obtener este documento, que en la práctica será un código QR gratuito, las personas que hayan pasado la enfermedad y tengan ya anticuerpos, quienes se haya vacunado o los que presenten una prueba diagnóstica negativa.

González ha recalcado que lo mejor del código QR será que facilitará la comprobación de las autoridades a la frontera y así "el tránsito será mucho más seguro y más ágil para el viajero" y España "podrá recibir más gente con más seguridad". Además, ha remarcado que "no es un pasaporte, ni un documento de viaje, ni un requisito para viajar, sino un mecanismo que facilita la movilidad en el ámbito de la UE".

El ministerio de Sanidad insiste que el certificado no será discriminatorio, pero el caso es que un ciudadano europeo que no haya pasado la enfermedad ni esté vacunado se tendrá que pagar una prueba diagnóstica 72 horas antes de viajar para poder entrar en el Estado. Todas estas condiciones pueden cambiar si mejora la evolución de la pandemia y España deja de pedir una PCR o test de antígenos a la llegada. En este contexto, podrá ser que un ciudadano alemán vacunado viaje acreditando solo el certificado verde digital en España, donde muestra que ha recibido las dosis para la inmunización, pero que al regreso a su país se le pida una prueba PCR. Ahora bien, lo que la Comisión Europea ha dejado claro en la propuesta presentada es que el certificado no puede ser la condición sine qua non para la entrada en un estado miembro.

Objetivo: implantado a finales de junio

El objetivo, al fin y al cabo, es facilitar el intercambio de información entre estados de la UE y que cada uno mantenga las políticas que quiera. En el caso de España, el secretario general de Salud Digital ha explicado que se trabaja para que esté ya del todo implantado a finales de junio para que pueda estar operativo en verano. Para conseguirlo, habrá que tener la capacidad de emitir "millones de certificados" en poco tiempo. Las comunidades serán las encargadas de emitir los certificados, una vez la Unión Europea apruebe el reglamento. Además, se prevé también que el certificado permita recibir una segunda dosis de la vacuna en un estado europeo diferente y se mantiene la intención de extenderlo a terceros países. González ha detallado que se permitirá incluir vacunas que no haya autorizado la Agencia Europea de Medicamentos, a pesar de que entonces cada estado miembro podrá decidir si acepta o no el certificado en cuestión.

stats