Justicia
Sociedad 29/06/2022

Las denuncias por impagos de alquiler amenazan con colapsar los juzgados de Barcelona

El presidente de la Audiencia de Barcelona reclama reforzar la plantilla judicial

3 min
Un desahucio en Barcelona este año, en una imagen de archivo

BarcelonaLa realidad de los juzgados de primera instancia después de la pandemia del coronavirus ha hecho añicos las previsiones de la magistratura. Inicialmente, todo el mundo pensó que la crisis económica derivada del confinamiento y las restricciones se traduciría en un aumento en los juzgados de los procedimientos por despidos y por cierre de negocios. "Ha habido un incremento de estos asuntos, pero no como esperábamos", ha reconocido el presidente de la Audiencia de Barcelona, Antonio Recio. En cambio, donde sí que se han notado los efectos de la crisis por la pandemia es en los juzgados de primera instancia de Barcelona, que han visto crecer el volumen de denuncias a tramitar, sobre todo por impago de los alquileres.

Entre el 2019 y el 2021 este tipo de juzgados han atendido 10.000 procedimientos más, hasta llegar a los 69.291 en 2021. A pesar de que no todos, según Recio, la mayoría derivan de "conflictos inmobiliarios". "Habrá una demora en el tiempo de respuesta", ha reconocido el presidente de la Audiencia de Barcelona. La sala de gobierno, con el apoyo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pidió reforzar temporalmente estos juzgados, pero el ministerio de Justicia lo ha rechazado por falta de presupuesto. Recio cree que harían falta 17 juzgados nuevos en la demarcación de Barcelona, entre los de primera instancia y los de primera instancia e instrucción.

El aviso de la Audiencia por el aumento de los casos judiciales por impagos del alquiler se suma al que ya hizo la semana pasada el presidente del Tribunal Superior de Justicia, que alertaba que el fin de la moratoria de los desahucios establecida por el gobierno español se podía traducir en 6.000 nuevos procedimientos de expulsión de familias de sus hogares en Catalunya. Finalmente, el ejecutivo de Pedro Sánchez ha vuelto a prorrogar la moratoria hasta el 31 de diciembre. A pesar de todo, durante el 2021 en Catalunya se practicaron 9.398 desahucios, según los últimos datos disponibles del CGPJ. Esto quiere decir que de media cada día 26 familias perdieron la casa, la mayoría por impagos de alquiler. El primer trimestre de este 2022 ha habido 2.410 desahucios, 1.684 de los cuales en la demarcación de Barcelona.

Atrasos en la vía civil

El de los juzgados de primera instancia no es el único refuerzo que considera conveniente la sala de gobierno, que también pide crear ocho nuevas plazas en las secciones penales de la Audiencia de Barcelona, dos en las secciones civiles y cuatro juzgados penales nuevos en Barcelona. La tramitación de un procedimiento civil en Barcelona dura unos dos años de media, pero Recio alerta de que sin jueces que refuercen las secciones y juzgados se pueden llegar a alargar hasta los tres o cuatro años.

Otra jurisdicción que preocupa es la penal. El impacto de las sucesivas oleadas de la pandemia ha obligado a suspender decenas de juicios en Barcelona y esto ha provocado que muchas causas todavía estén pendientes de juzgarse. De hecho, el tiempo de espera se ha triplicado: si hasta ahora la Audiencia de Barcelona marcaba los juicios en el calendario a dos o tres meses vista, ahora ya señala algunos para la primavera del 2023.

Recio ha apuntado que la solución no solo pasa por tener más jueces para desdoblar las salas penales de la Audiencia de Barcelona y que puedan asumir más de un juicio. También necesitan espacio. En este sentido, el presidente del organismo ha explicado que la conselleria de Justicia está buscando otros espacios en la ciudad de Barcelona para poder celebrar macrojuicios. Actualmente, el único espacio disponible es el auditorio de la Ciudad de la Justicia, sin embargo, según Recio, cada vez son más las causas voluminosas con decenas de imputados que llegan a juicio y este espacio se queda corto.

stats