Sociedad 01/06/2021

Le corta el pene al propietario del bar donde trabaja

Argumenta que el hombre la quería violar, la detienen por lesiones e investigan el “contexto”

3 min
La persiana del bar El Sibarita de la Barca se ha mantenido bajada este martes.

BarcelonaUn hombre se ha presentado pasadas las dos de la madrugada a la sede de la policía local de Sant Andreu de la Barca con una herida en el pene. A continuación ha entrado una mujer que ha asegurado que le había cortado el pene con un cuchillo porque él la quería violar. La policía ha avisado al SEM, que ha trasladado al herido –propietario de un bar del municipio– al Hospital de Bellvitge, donde lo han operado de urgencia. En cuanto a la mujer –que trabaja en el bar–, los Mossos d'Esquadra la han llevado a la comisaría de Martorell y la han detenido por un delito de lesiones. Ahora la policía investiga si la mujer ha actuado en defensa propia, como afirma, para protegerse de una agresión sexual que habría intentado el herido. Ella manifiesta no era la primera vez que la forzaba a tener relaciones.

El hombre ha recorrido de madrugada los pocos metros de separación entre el bar El Sibarita de la Barca y la comisaría de la policía local de Sant Andreu de la Barca. Acababa de recibir un corte en el pene y ha pedido ayuda a los agentes. Enseguida lo han enviado con una ambulancia al hospital y los Mossos todavía no han podido interrogarlo porque le han tenido que hacer una intervención quirúrgica. En cambio, la policía ya ha podido tomar declaración a la mujer que ha llegado a la comisaría detrás de él. El jefe de la comisaría de Martorell, el inspector Òscar Carreras, dice que la mujer “ha explicado en detalle” lo que ha pasado en el bar. Él es el propietario y ella trabaja ahí desde hace tiempo, son de Bangladesh, no consta que tuvieran ninguna relación sentimental y no había denuncias previas.

Carreras pide “mucha prudencia” para describir el “contexto” de los hechos. Según el inspector, la investigación tendrá que aclarar si hay “indicios” del intento de violación para que entonces puedan intervenir “en consecuencia”. Los Mossos quieren buscar pruebas con una inspección ocular en el bar, que ha mantenido la persiana bajada todo este martes, para tener más elementos tanto de la presunta agresión sexual como de la cuchillada en el pene. Carreras añade que aparte de la declaración de la mujer todavía no han podido recoger ninguno otro testigo. “Es la fase inicial de la investigación”, explica el inspector, que deja claro que la mujer ha declarado que el hombre la intentaba violar cuando ha decidido utilizar el cuchillo para cortarle el pene. También ha asegurado que anteriormente el hombre ya la había agredido sexualmente en varias ocasiones.

Otro posible delito

“Evidentemente ha reconocido la acción”, dice Carreras sobre el pene seccionado, pero añade que, en cambio, se tiene que definir el posible delito contra la libertad sexual. Por eso avanza que “si las declaraciones y las gestiones de la investigación determinan que hay otro hecho delictivo”, los Mossos actuarán contra el hombre. En cuanto a las lesiones en el pene, la policía se ha limitado a precisar que son “graves”, afectan a la zona de los genitales y no peligra la vida del herido. El hombre, aparte de este bar, tiene más locales. La investigación sigue abierta y los Mossos de momento mantienen detenida a la mujer, a la espera de decidir si la pasan a disposición judicial. También están pendientes de la evolución del hombre para poder tomarle declaración.

stats