Sociedad 01/02/2022

Las discotecas volverán a abrir el 11 de febrero sin certificado covid

El aforo de los locales podrá ser del 100% y no habrá limitaciones de horarios

2 min
Una de las pistas de baile de Sala Apolo de Barcelona durante esta noche de jueves a viernes.

BarcelonaLas discotecas podrán volver a abrir en Catalunya a partir del viernes 11 de febrero y lo harán con menos restricciones que el otoño pasado, el último periodo en el que estuvieron en funcionamiento . Ahora ya no se pedirá el certificado covid para entrar a los locales de ocio nocturno –un requisito que también ha dejado de aplicarse en bares, restaurantes, gimnasios y residencias–, los establecimientos se podrán llenar y llegar al 100% del aforo –antes tenía que ser como máximo del 70%–, no tendrán limitaciones de horarios y se podrá bailar sin ninguna distancia de seguridad. La única medida que se mantendrá, que está regulada por un decreto estatal, es la obligación de llevar mascarilla en el interior, excepto para beber.

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha argumentado que se ha permitido la reapertura de las discotecas porque la sexta oleada en Catalunya "ha llegado al pico y la curva ya se ha doblado". Así se recupera el escenario que había antes de Navidad y Fin de año, cuando todavía no habían vuelto las restricciones drásticas : el cierre del ocio nocturno, el toque de queda y el máximo de 10 personas en los encuentros. Plaja ha justificado que se ha escogido el 11 de febrero como fecha de regreso de las discotecas porque se espera que en los 10 días de margen se mantenga el descenso de los contagios de covid y caiga la presión sobre el sistema sanitario. Aun así, la portavoz ha pedido "no dejar de lado" los hábitos adquiridos durante la pandemia.

Esta es la cuarta autorización que se da para recuperar el ocio nocturno en Catalunya, después de dos aperturas breves y cierres en los dos veranos con covid. La tercera fue a finales del año pasado, después de que se hubieran vivido varios macrobotellones con incidentes, a pesar de que duró poco más de dos meses: entre octubre y diciembre. Las patronales de las discotecas, que han definido su gremio como el más castigado por las restricciones de la pandemia, habían recurrido al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para intentar reabrir durante las fiestas de Navidad y cambiar su situación, pero los jueces denegaron la petición del sector . La única duda ahora es si el ocio nocturno vuelve para quedarse o tendrá que vivir un nuevo cierre más adelante.

De hecho, la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) ha denunciado que la reapertura del sector "llega tarde", porque las restricciones ya han llevado a muchos empresarios "al límite de su subsistencia". Por eso la patronal del ocio nocturno ha reclamado “seguridad jurídica” para que estos locales no vuelvan a cerrarse. El secretario general de Fecasarm, Joaquim Boadas, ha lamentado “pérdidas de miles de millones de euros” y ha reclamado reabrir inmediatamente, sin esperar a la semana que viene. "Valoramos bien la reapertura del día 11, pero creo que no habría que esperar tanto para hacerlo. No hay ninguna causa que justifique que no se pueda abrir antes", ha dicho.

stats