Emergencia social
Sociedad  /  Emergencia Social 08/02/2022

Los servicios sociales de Barcelona atienden a un 22% más de personas desde la irrupción del covid

Uno de cada cuatro usuarios acude por primera vez o hacía más de un año que no necesitaba ayuda

ARA
2 min
Decenas de personas haciendo cola a la oficina del Centro  de Servicios Sociales  del barrio del Arrabal

La situación económica empieza a mejorar después de los embates más duros de la pandemia y los confinamientos, pero la mejora todavía no llega a los sectores más vulnerables de la población. Esto se desprende del balance anual que hacen los servicios sociales de Barcelona, que muestra que en 2021 se atendió a 97.531 personas diferentes, un 10,36% más que el año anterior y un 22,56% más si se compara con las cifras del 2019 (79.575), y que muestra un dato especialmente significativo: el 24% de las personas que pidieron ayuda el año pasado lo hacían por primera vez o bien hacía más de un año que no habían requerido. El dato, eso sí, es ligeramente inferior al 32% que se detectó en 2020 y, por lo tanto, muestra una ligera estabilización.

"La mejora económica no está llegando a quien está en una situación de más necesidad", ha lamentado en rueda de prensa la comisionada de Acción Social del Ayuntamiento, Sònia Fuertes, que también ha remarcado el predominio femenino entre las personas atendidas –el 63% eran mujeres– y la cronificación de los problemas de acceso a la vivienda: de los 41,3 millones de euros que se destinaron a diferentes prestaciones sociales, 25,8 millones fueron ayudas para sufragar la vivienda. Este capítulo ha crecido un 7,5% y representa más de la mitad del total. Fuertes ha defendido que esto evidencia la necesidad de crear "un marco normativo diferente" y ha pedido implicación a la Generalitat y al Estado para aprobar la ley estatal de la vivienda "como primer paso" y para extender la renta garantizada y el ingreso mínimo a todas las personas en riesgo de pobreza.

El balance de las actuaciones municipales del 2021 dibuja un máximo histórico de atenciones a los servicios sociales, del cual no sorprende la distribución territorial: se han hecho cuatro veces más en Nou Barris (38.835) y Ciutat Vella (36.801) que en Les Corts (9.326). En cuanto a las personas que en 2021 acudieron por primera vez a los servicios sociales, el gobierno municipal remarca que muchas provienen de la economía informal, que es la "más lenta" a la hora de recuperarse de una crisis.

En su valoración del año, la comisionada de Acción Social ha remarcado que se haya incrementado la plantilla con un centenar de trabajadores y que se haya conseguido reducir el tiempo de espera medio para una primera cita: de 21,34 días en 2019 a 12,4 el 2021.

stats