Sociedad 18/07/2021

Estabilizado el fuego de Cap de Creus después de dos días de asedio de las llamas

El incendio de Llançà y Port de la Selva ha quemado un perímetro de 416 hectáreas

ARA
4 min
Un hidroavión remoja la zona calcinada por el incendio

BarcelonaLos Bomberos de la Generalitat han dado por estabilizado a las nueve de la mañana de este domingo el incendio de Llançà y Port de la Selva, después de dos días de asedio de las llamas en el Cap de Creus. El fuego ha quemado un perímetro de 416 hectáreas, la mayoría dentro del Parque Natural del Cap de Creus. El objetivo de los efectivos sobre el terreno -55 dotaciones terrestres y varias aéreas- es mantener el perímetro frío durante el día para que las brasas no puedan provocar una reanudación. Si esto se consigue, el fuego se podría dar por controlado durante las próximas horas.

Esta tarde los esfuerzos de los Bomberos se centran en dos zonas donde hay riesgo de que las llamas reaviven si sopla la tramuntana: una en la cabecera del incendio, en dirección hacia La Vall de Santa Creu, y otro foco secundario que puede bajar en dirección a Selva de Mar. Según el jefe operativo de los Bomberos en la zona, Ferran Garcia, las dos zonas han quedado "mal quemadas" y podrían reavivarse si el viento sigue soplando. A pesar de haber dado por estabilizado el fuego a primera hora de la mañana, durante la noche del sábado al domingo los Bomberos han tenido "dos sustos" por "el incremento del viento" que han hecho reavivar algunos puntos calientes, ha explicado otro de los mandos de los Bomberos, Santi Lleonart. Aun así los efectivos sobre el terreno (un total de 155 bomberos) han conseguido que el fuego no crezca más y estabilizarlo en estas 416 hectáreas. Los efectivos sobre el terreno han podido rodear el fuego con líneas de agua y llegar a puntos donde no se había podido acceder durante el día. Ha ayudado la bajada del calor y el aumento de la humedad.

Uno de los puntos del incendio que todavía humeaba este domingo

Lleonart ha explicado que una de las dificultades que se han encontrado en las tareas de extinción del fuego es que el incendio ha avanzado de manera "muy inconexa y discontinua", afectando una superficie muy grande de bosque y esto ha obligado a duplicar los esfuerzos. Solo por poner un ejemplo, se han tenido que usar 12 km de mangueras, ha explicado el jefe de los Bomberos. Aun así los efectivos de emergencias se han mostrado "optimistas" de cara a mantener el perímetro del fuego "frío" durante el día.

La zona afectada por el incendio del Cap de Creus

A estas alturas continúa cortado el acceso en Sant Pere de Rodes y los vecinos de La Vall de Santa Creu siguen desalojados. La virulencia de las llamas cerca de zonas habitadas obligó a evacuar hasta 350 personas entre viernes y sábado, la mayoría de las cuales ya ha podido dormir esta noche en su casa y el resto -excepto los de La Valle de Santa Creu- han ido volviendo durante este domingo por la mañana. Cinco personas -cuatro bomberos y un voluntario de las agrupaciones de defensa forestal- resultaron heridos de carácter leve, por golpes de calor, durante las horas más críticas del fuego.

Ahora el objetivo de los Bomberos es continuar manteniendo a raya el fuego para poderlo dar por controlado, siempre y cuando las condiciones meteorológicas acompañen. La tramuntana continuará soplando en el Alt Empordà a lo largo de este domingo, con golpes de 40 a 50 km/h. Aun así, tiene las horas contadas. Al final de la próxima madrugada irá aflojando y mañana a partir del mediodía desaparecerá. Por el contrario, en la zona del incendio forestal de Llançà, la temperatura podrá subir hasta los 30 ºC y la humedad relativa bajará durante las horas centrales del día por debajo del 40%. Es por esta razón, y por la sequía acumulada en la zona, que el peligro de incendio forestal continúa siendo muy alto en el Cap de Creus y en el resto del extremo norte del Alt Empordà, informa Oriol Rodríguez.

Los Bomberos, remojando uno de los puntos afectados por el incendio del cabo de Creus este domingo

El Govern ha hecho un nuevo llamamiento a la responsabilidad y ha insistido que la policía científica de los Mossos d'Esquadra continúa analizando la colilla que podría haber ocasionado el incendio del Cap de Creus, para identificar el autor del fuego y traerlo ante la Justicia.

Sin ayuda de los efectivos franceses

La Generalitat había pedido al gobierno español que solicitara al gobierno francés el apoyo de hidroaviones de gran capacidad. En una entrevista en Catalunya Ràdio, el director general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, Joan Delort, ha explicado que el ejecutivo de Pedro Sánchez ofreció la posibilidad de enviar efectivos de Aragón, que habrían llegado mucho más tarde que los franceses. Delort se ha mostrado "enfadado" porque no se hubiera pedido la ayuda francesa, que habría llegado "en un cuarto de hora", pero ha reconocido que el hecho de movilizar los efectivos de emergencias de un país vecino antes que los propios es un "viejo debate" que opina que hay que retomar.

El sábado, el subdelegado del gobierno español en Girona, Albert Bramon, ya explicaba que se había creído "oportuno" agotar antes los "recursos todavía disponibles". "Si el fuego hubiera progresado, se podría haber hecho otra consideración", señaló Bramon, que explicó que en caso de una "situación de crisis" habrían solicitado el apoyo francés.

Este domingo los Bomberos también han tenido que trabajar en otro pequeño incendio -de baja intensidad- junto al Pantano de Camarasa, que ha quemado matorral de sotobosque. Se han activado nueve dotaciones terrestres y un helicóptero.

stats