Sociedad 25/08/2021

El gobierno murciano y el español se culpan mutuamente de la crisis del mar Menor

En solo 8 días han muerto entre 4,5 y 5 toneladas de peces y crustáceos

ARA
2 min
Fa 8 días empezaron a aparecer pescados muertos a la costa del mar Menor, en Murcia

GironaLa crisis ambiental en el mar Menor, en Murcia, no solo sigue sino que se agrava. Según datos de la consejería murciana de Medio Ambiente, en 8 días se han contabilizado entre 4,5 y 5 toneladas de peces muertos debido a la falta de oxígeno del agua, a consecuencia de la cantidad de nutrientes procedentes de la agricultura intensiva. La cantidad de peces muertos casi duplica la de la última crisis de la laguna, la de 2019 (3 toneladas). Este último episodio ha enfrentado a los gobiernos español y murciano.

Para el gobierno español, la situación actual es consecuencia de una “dejadez de competencias” del gobierno de Murcia y de “años de inacción y de permisividad con las acciones lesivas al medio ambiente” de este espacio natural, según ha declarado este martes la ministra de Política Territorial y portavoz del ejecutivo, Isabel Rodríguez. La semana pasada, el presidente murciano, Fernando López Miras (PP), exigió a Pedro Sánchez más competencias para solucionar la crisis y le reprochó que hace tres años que reclama que se ejecute el plan para evitar los derramamientos. Además, este martes ha anunciado que pedirá al presidente español que declare el espacio zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil.

Para intentar parar la matanza de peces, la semana pasada se aprobó el dragado de la gola de Marchamalo, que comunica el mar Mediterráneo con el mar Menor, para favorecer la oxigenación de la laguna salada. Sin embargo, el Colegio Oficial de Biólogos de Murcia ha criticado esta solución, porque no incide en el origen de la crisis actual: los nutrientes procedentes de la agricultura. “Se tiene que reducir en origen una parte importante de esta agricultura, empezando por los regadíos ilegales”, han defendido los biólogos en un comunicado en el que descartan la opción de dragar porque creen que permitir una más circulación de agua entre los dos mares “llevaría al ecosistema más allá del umbral de sostenibilidad”. 

Zona castigada durante años

El mar Menor recibe una cantidad constante de nutrientes procedentes de la agricultura que favorecen el crecimiento de algas y microorganismos que consumen el oxígeno y no dejan entrar la luz. Esto acaba provocando la muerte de peces y crustáceos. Además, también se tiene que sumar que la zona ha sufrido el efecto de la presión urbanística y turística, que ha crecido exponencialmente en los últimos años. 

El profesor e investigador de la Universidad Politécnica de Cartagena Javier Gilabert cree que el “detonador” de la actual mortandad de peces ha sido “la ola de calor de la segunda semana de agosto”. “El sistema está tan sobrecargado que cualquier fenómeno extremo lo desestabiliza completamente”, ha afirmado Gilabert, que también es miembro del comité científico asesor del gobierno murciano. Entidades ecologistas como WWF o la Asociación de Naturistas del Sureste (Anse) han advertido de que la crisis “no parece” que tenga que acabar “pronto” porque en las aguas interiores y profundas casi no penetra la luz, y “el barro y las emisiones contaminantes se están extendiendo por las aguas”. Así mismo, han criticado la "inacción" del gobierno de Murcia durante décadas y la permisividad ante los regadíos ilegales.

stats