Derechos Sociales
Sociedad 08/03/2022

El Govern abre una vía urgente para acoger a menores que huyen de la guerra

Un centenar de niños ucranianos llegan a Terrassa para instalarse con las familias que ya los acogían durante el verano

3 min
Refugiados ucranianos en la frontera con Polonia.

BarcelonaUn circuito de urgencia para garantizar los derechos y la protección de los menores que llegan a Catalunya huyendo de la guerra de Ucrania. Este es el dispositivo de emergencia que ha montado el departamento de Derechos Sociales para la acogida de los niños y niñas que llegan para quedarse con familias de acogida sin sus tutores legales. El conflicto en Ucrania ha provocado, por un lado, una nueva oleada migratoria en Europa y, por otro, ha hecho aflorar la voluntad de muchas familias de acoger a los más pequeños. “Somos un país solidario y esto nos llena de orgullo, pero también tenemos que ser conscientes de que hay que hacer el trabajo bien porque lo más importante es garantizar los derechos de los niños”, ha dicho la consellera Violant Cervera durante un acto en Terrassa, donde una entidad local ha llevado hasta la ciudad a un centenar de menores que ya participan regularmente en programas y estancias de acogida con familias catalanas.

"Hay que velar por su seguridad [la de los menores] y evitar posibles mafias que podrían aprovecharse de esta situación”, ha apuntado la consellera Cervera en una rueda de prensa conjunta con el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, y los representantes de la entidad TANU, de ayuda a los niños de Ucrania. Esta ONG ha conseguido transportar un centenar de niños desde el país en conflicto y hasta Terrassa y, enseguida, se han puesto en contacto con el Govern para regularizar la acogida. Gracias a esta experiencia, el Govern ha podido crear un circuito de urgencia para la acogida de menores de edad de Ucrania sin tutores legales para todo el territorio catalán, con el objetivo de agilizar y simplificar este procedimiento. Un dispositivo en el que la entrada y gestión inicial de los expedientes se hará a través de la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA).

Así pues, este organismo hará una primera valoración y un estudio provisional de la familia de emergencia (contacto con la familia, visita al domicilio y entrevista, y emisión del informe). Una vez superado este paso, se elaborará una resolución de desamparo preventivo y guarda provisional en familia de emergencia de carácter humanitario y extraordinario a consecuencia del conflicto bélico. Según ha explicado el Govern, la DGAIA se convertirá en la tutora legal del menor y la guarda provisional se asignará a la familia. El Institut Català de l'Acollida i l'Adopció será el órgano que formalizará esta acogida y hará el seguimiento. El Govern también gestionará la tarjeta sanitaria y la escolarización de los niños y adolescentes durante su estancia en el país.

La 'consellera' Violant Cervera durante el anuncio de un circuito de urgencia para acoger niños y niñas de Ucrania.

Llamamiento para regularizar y coordinar las acogidas

La llegada constante de personas procedentes de Ucrania, en este caso de menores, preocupa especialmente a la conselleria, que también ha hecho un llamamiento y ha pedido “a todo el mundo que quiera ser familia de acogida, y a todo el mundo que ya esté con menores ucranianos sin tutores legales, que se ponga en contacto con el departamento a través del teléfono de Infància Respon”. Las personas que quieran acoger se tienen que poner en contacto con el 116 111 o mediante un correo a dgaia.dso@gencat.cat. Además, el departamento mantendrá la colaboración con el consulado de Ucrania para tramitar la documentación necesaria para los niños y niñas y cualquier otra gestión administrativa.

"Con la experiencia de TANU ponemos de manifiesto que Terrassa es modelo y ejemplo de ciudad acogedora y de paz, y evidenciamos una vez más la enorme generosidad e implicación de nuestra ciudadanía y entidades", ha afirmado el alcalde Ballart. En el caso de los niños refugiados que ha movilizado esta entidad, la mayoría de las familias acogedoras ya se conocían con los niños y niñas porque habían compartido periodos de vacaciones y la DGAIA ha hecho prevalecer este vínculo.

stats