Crisis diplomática
Sociedad 02/06/2021

El líder del Frente Polisario vuelve a Argelia, después de que el juez lo deje en libertad

Santiago Pedraz ha descartado tomar medidas cautelares y Brahim Ghali ha recibido el alta médica

5 min
El Hospital de Logroño donde está ingresado Ghali.

BarcelonaEl líder del Frente Polisario Brahim Ghali tiene previsto volver a Argelia de forma inmediata: embarcaría en un vuelo civil que saldrá de Pamplona, según han confirmado fuentes diplomáticas españolas. Ghali ha recibido el alta médica del hospital de Logroño donde fue ingresado hace un mes y Madrid asegura que ha informado a Marruecos de su salida. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz había descartado este miércoles, de acuerdo con la fiscalía, tomar medidas cautelares contra Ghali, después de tomarle declaración por videoconferencia desde el hospital de Logroño donde se recuperaba de covid-19. Su acogida ha sido el pretexto de la última crisis diplomática entre España y Marruecos, que intenta presionar a Madrid para que reconozca, como hicieron los Estados Unidos de Donald Trump, la soberanía marroquí sobre la ex colonia española. Una crisis que ha tenido como carne de cañón a los miles de jóvenes que, animados por las autoridades del reino alauí, entraron hace dos semanas al enclave español de Ceuta, en la crisis migratoria más grave entre los dos países.

¿Por qué han interrogado Ghali?

El juez le ha preguntado sobre dos causas. Una abierta en 2012 a raíz de una querella por genocidio y torturas que presentó una asociación saharaui contra 28 dirigentes del Polisario por el trato que habrían dado a prisioneros de guerra y ciudadanos saharauis en las décadas del 1970 y 1980, y otra de 2019 por la denuncia de un joven que asegura que fue detenido y torturado por haberse manifestado contra el Polisario. Los hechos habrían tenido lugar en los campos de refugiados de Tindouf de Argelia. Las dos querellas han prosperado a pesar del recorte a la justicia universal, porque aplicando el derecho internacional es competente sobre la ex colonia. El juez ha considerado que "el informe de la acusación no ha aportado elementos ni siquiera indiciarios (las declaraciones de los testigos de la causa no tienen prueba corroborativa y no se deduce de ello la participación en los hechos del investigado) que avalen la existencia de suficientes motivos para creerlo responsable de ningún delito". El abogado Sidi Talebbuia Hassan recuerda que la querella por genocidio se presentó después de que la justicia española procesara en 2014 a trece altos cargos marroquíes acusados también de genocidio a raíz del descubrimiento de varias fundiciones comunes, pero Marruecos se ha negado a extraditarlos. También destaca la contradicción de que Marruecos "reclama su soberanía sobre el Sáhara Occidental y a la vez quiere que España juzgue unos hechos ocurridos en territorio saharaui".

¿Cómo llegó Ghali a España?

El periodista marroquí establecido en Barcelona Ali Lmrabet explica, citando fuentes de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y del PSOE, que el estado de salud de Ghali, de 71 años, se deterioró gravemente debido a la infección de covid-19, hasta el punto de que se temía por su vida. "La acogida en España se decidió de manera concertada entre hombres de confianza de Ghali, la presidencia argelina y el gobierno español, que solo puso como condición que se hiciera de manera discreta para no molestar a Marruecos". Esto explica por qué se escogió Logroño, gobernada por el PSOE, y no una gran ciudad española con más exposición mediática. Desde finales de 2020, la tensión es máxima en el Sáhara Occidental, después de la ruptura del alto el fuego en vigor desde 1991. Las relaciones entre Marruecos y España tampoco pasaban por el mejor momento, después de que Rabat cerrara unilateralmente el tráfico de mercancías en Ceuta y Melilla. Tampoco era esperable la reacción de Rabat, que retiró a su embajadora de Madrid, puesto que otros dirigentes saharauis han sido hospitalizados, durante las presidencias de Mariano Rajoy y de Pedro Sánchez, sin que haya habido ninguna crisis. El predecesor de Ghali, Mohamed Abdelaziz, murió en la clínica Mayo de los Estados Unidos en 2016 sin ninguna reacción pública de Rabat.

También se ha especulado mucho sobre el hecho de que Ghali hubiera utilizado documentación falsa, pero fuentes de la RASD aseguran al ARA que llevaba pasaporte diplomático argelino, como todos los dirigentes del Polisario.

¿Qué hay en el fondo de la crisis?

En un comunicado con tono muy beligerante para el lenguaje diplomático, el propio ministerio de Exteriores de Marruecos reconocía el martes que la crisis no es por Ghali, sino por la posición "hostil" de España en relación al Sáhara Occidental. Para Haizam Amirah Fernández, analista del Real Instituto Elcano: "Marruecos había hecho un cálculo equivocado. Después de que Donald Trump hubiera reconocido la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental a cambio de que Rabat normalizara relaciones con Israel, Rabat se esperaba un alud de reconocimientos que no ha llegado. Ningún otro país democrático de peso, ningún país de la UE ni ningún otro miembro del Consejo de Seguridad de la ONU ha dado el paso, y esto ha generado nerviosismo".

Isaías Barreñada, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Complutense, añade que Rabat "quiere presionar también a la UE, ante la inminente sentencia del Tribunal de Justicia europeo, que tiene que dictaminar sobre los acuerdos comerciales del reino alauí con la Unión Europea que afectan a territorio saharaui". Y añade que tampoco Biden ha traducido en hechos la decisión de Trump: "En las próximas semanas se esperan maniobras militares norteamericanas conjuntas con otros países y Rabat insiste en que se harán en territorio del Sáhara Occidental, pero esto todavía no está claro".

Un avión argelino tiene que dar media vuelta

Paralelamente, justo el día en el que declaraba en la Audiencia Nacional Brahim Ghali, un avión oficial argelino ha intentado aterrizar en el estado español sin permisos y ha tenido que dar media vuelta y volver a su país. La portavoz del gobierno español, María Jesús Montero, ha asegurado en rueda de prensa que no tenía ninguna constancia de que un avión oficial argelino se hubiera elevado desde este país en dirección a España para recoger a Ghali y que hubiera dado media vuelta cuando sobrevolaba las Islas Baleares. Montero ha añadido que cuando el líder del Frente Polisario se recupere, volverá hacia su casa.

Ahora bien, según la agencia Efe, el avión en cuestión se habría elevado a las 9.30 h de la mañana de un aeródromo militar argelino en el sur de Argel y, de hecho, fuentes de Enaire han explicado que se trataba de un "jet de estado", es decir, de un avión diplomático. Una vez ha llegado a la zona de las Islas Baleares, los controladores aéreos han recibido instrucciones de controladores militares para pedir al avión que se retirara del espacio aéreo español porque no tenía el permiso para sobrevolarlo. Fuentes militares consultadas por la propia agencia Efe han añadido que se ha ordenado al avión abandonar el espacio aéreo español siguiendo las instrucciones del ministerio de Exteriores, porque no tenía la autorización preceptiva que se requiere a cualquier avión de estado para entrar en España. La ruta que seguía el avión hasta que ha dado media vuelta era compatible con un aterrizaje en Logroño, donde está hospitalizado Ghali. Finalmente, y según la Ser, el vuelo se ha concretado desde el aeropuerto de Pamplona esta misma noche de martes.

stats