Sociedad 12/01/2021

Los Bomberos consideran “muy lamentable" el apoyo de Iqoxe durante el accidente

Un informe del cuerpo que aparece al sumario denuncia también la improvisación de Interior

Esther C. Mirall
4 min
Diversos grups de bombers remullant la zona de l'explosió a l'empresa IQOXE

Tarragona"No estábamos preparados" para actuar en un accidente químico "con efectos sobre la población". Así lo sentencia un informe interno de los Bomberos de la Generalitat –al cual ha tenido acceso el ARA– que intervinieron en la explosión mortal de Iqoxe en La Canonja hace ahora un año, el peor accidente del sector químico que ha sufrido Tarragona. El documento, incluido en el sumario judicial, expone, punto por punto, un relato de como los bomberos actuaron sin todos los datos clave y con demasiada improvisación.

En el lugar de la explosión, los bomberos lidiaron con "un escenario totalmente incierto, en el cual la empresa no tenía capacidad de dar información ni certezas". Un trozo de chatarra agrietó un depósito con 138.672 kilos de óxido de propileno y derramaba líquido en llamas. Cerca, había dos depósitos más. Los bomberos creían que estaban vacíos, pero contenían Exxal, un tipo de alcohol altamente inflamable y contaminante para el agua.

Al mismo tiempo, buscaban bajo los escombros de la sala de control al jefe de la planta y al contramaestre, que resultaron muertos; ocho trabajadores más estaban heridos, uno de muy grave por quemaduras, y el resto de estructuras y edificios también había sufrido daños.

Pero durante 39 minutos, 23 bomberos estuvieron sin ningún apoyo de sanitarios en el exterior porque, a pesar de las "indicaciones del jefe de la intervención", el "SEM no quiso entrar".

Mientras tanto, recogieron en un mapa el riesgo de efecto dominó entre las empresas vecinas de Iqoxe, la mayoría productoras de materias peligrosas: Nitricomax, Sekisui, Transformadora de Etileno, Bic Iberia, BASF, BASF Sonatrach, Repsol, Tancs Platja y Dow.

El plànol amb l'hipotètic efecte dòmino després de l'explosió

De hecho, la mayoría de estas instalaciones recibieron una lluvia de metralla –entre otros, un trozo de viga de hierro de 200 kilos de peso– y, por suerte, ninguna tuvo daños en zonas críticas para la seguridad. La lluvia de chatarra se esparció por el Complejo Educativo, el aparcamiento de una gran superficie e, incluso, al puerto de Tarragona sin daños personales.

Por desgracia, un trozo del reactor de 800 kilos impactó contra un bloque de pisos en el barrio de Torreforta, a 2,4 kilómetros de la planta siniestrada, causando la muerte de un vecino.

En este contexto de múltiples frentes abiertos, el informe de los Bomberos tilda de "muy lamentable" el apoyo de Iqoxe a la hora de condicionar la zona de trabajo, con la falta "de una manguera de viento, iluminación, apoyo de ingenieros y mecánicos". Además, señalan: "No podemos tener una sala de control entre cinco plantas de derivados", y hacen notar las complicaciones para trasvasar un producto de un depósito "por no estar operativas sus compuertas de vaciado".

Tampoco ahorran reproches hacia la misma gestión del accidente, que correspondía al departamento de Interior, puesto que no se convocó al comité técnico, ni al gabinete de crisis ni al de información, de forma que se improvisó en el edificio 112 de Reus con un resultado "desastroso". Además, reiteran su malestar por los mensajes contradictorios y confusos que recibió la población sobre el confinamiento sin que nadie activara las alarmas.

Finalmente, proponen un plan de contingencia con recursos adicionales en caso de "sucesos incontrolados y afectaciones reales o potenciales sobre la población" y también el regreso a Tarragona, como ya se ha hecho, de la gestión de los accidentes con afectación exterior del sector químico.

Por su parte, Iqoxe asegura que prestó toda la colaboración pedida por los bomberos, hasta el punto en que fue la misma empresa quien propuso utilizar agua del mar para refrigerar parte de las instalaciones. Una solución que, según el portavoz de la compañía, los bomberos aplicaron. También se remite a la Comisión de Seguridad de la Industria Química en la que durante 16 sesiones en el Parlament intervinieron representantes del cuerpo sin manifestar estas quejas.

stats