Sociedad 14/01/2021

Crece la presión autonómica para que el gobierno español permita decretar el confinamiento domiciliario

Castilla y León y Andalucía, gobernadas por el PP, piden que se estudie pero Illa no lo ve necesario

Ara
3 min
Castella i Lleón ha demanat el confinament domiciliari. Aquesta setmana ha prohibit consumir a l'interior de bars i restaurants. Només es pot en les terrasses, com en aquesta de Segòvia..

MadridA medida que pasan los días y las curvas de contagios, hospitalizaciones y muertes suben cada vez más, cosa que anticipa una tercera oleada de la pandemia de covid-19 que podría ser más dura que la segunda, crece la presión autonómica para que el gobierno de Pedro Sánchez vuelva a decretar el confinamiento domiciliario o bien permita a las comunidades decretarlo, puesto que el actual estado de alarma no lo prevé. Primero puso la cuestión sobre la mesa Andalucía ayer miércoles, y este jueves se ha unido Castilla y León (las dos gobernadas por el PP en coalición con Ciudadanos), mientras que Asturias -con la incidencia más baja de contagios por cada 100.000 habitantes y con un escrupuloso programa de prevención- propone a la población autoconfinarse.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (Cs), ha reclamado al gobierno español que se replantee la opción del confinamiento domiciliario porque es "razonable" pensar que esta posibilidad pueda ser necesaria "dentro de muy pocos días" si la curva de contagios continúa subiendo como en las últimas jornadas. Durante la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno de la comunidad, Igea ha anunciado que implementarán nuevas medidas restrictivas, como "recomendar" a los ciudadanos que se queden en casa "excepto para ir a trabajar" y que eviten las reuniones con personas no convivientes. Con una incidencia de 539 contagios por cada 100.000 habitantes, superior a la de Catalunya, Castilla y León ha cerrado el interior de toda la hostelería y solo se puede consumir en terrazas.

¿Avanzar el toque de queda nocturno?

El llamamiento de Igea se suma al del consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, que pidió al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la reunión del Consejo de Interterritorial de Salud celebrada ayer miércoles plantearse el confinamiento domiciliario, así como la posibilidad de avanzar el toque de queda nocturno a las 21 h para obligar a todo el mundo a estar en casa a esa hora excepto quien trabaje. Este jueves el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha pedido a los andaluces que "en la medida de sus posibilidades se queden en casa" y que actúen "con sentido común" ante la tercera oleada, puesto que el crecimiento de contagios está siendo "explosivo". Desde el lunes han entrado en vigor una serie de medidas que incluyen el cierre de los restaurantes a las 18 h y de las cafeterías y de los comercios a las 20 h.

Estas medidas en comunidades gobernadas por el PP contrastan con las decisiones de la capital española, que sigue sin aplicar restricciones en la hostelería y mantiene un toque de queda nocturno que no empieza hasta la medianoche. La capital española ya es el tercer territorio del Estado con más incidencia acumulada de contagios después de Extremadura y Murcia, y tiene una presión en las UCI del 40%, a pesar de que teniendo en cuenta las camas de agudos prepandemia -que no contabilizan quirófanos- es de más del 90%.

Quien también ha pedido el autoconfinamiento es el País Valenciano, a pesar de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, considera que el confinamiento domiciliario no es necesario, en la línea del PSOE. Illa señaló ayer miércoles, después de la reunión del Consejo Interterritorial, que hay "la experiencia de haber derrotado una segunda oleada con una estrategia que ha funcionado". "Si se aplica la misma estrategia, conseguiremos el mismo resultado", añadió. La Moncloa se aferra a las medidas que aprobó el 25 de octubre, en plena segunda oleada, y que permiten a las comunidades imponer un toque de queda nocturno y cerrar perimetralmente todo o parte de su territorio, como está haciendo Catalunya por municipios. "Tanto en el plan de respuesta como en las actuaciones coordinadas hay medidas bastante duras amparadas por el estado de alarma", dijo a su vez la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, que últimamente actúa de ministra de Sanidad en funciones a la espera de que Illa empiece a hacer de candidato del PSC en las elecciones catalanas, si finalmente se celebran el 14 de febrero.

stats