Sociedad 09/06/2021

El TSJC no afecta a las PAU: el mismo 5% elige hacerlas en castellano

Un texto periodístico sobre coleccionismo y un fragmento de 'Luces de bohemia', las opciones en las pruebas de castellano

3 min
Estudiantes hacen la selectividad a la facultad de Biología de la UB
Disponible en:

BarcelonaLos 40.000 alumnos que han estudiado los dos años de bachillerato en plena pandemia ya han empezado las pruebas de acceso a la universidad (PAU). Y lo han hecho no solo marcados por las medidas de seguridad –de nuevo, mascarillas y distancia a la hora de hacer los exámenes–, sino también en plena polémica por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que cuando faltaban menos de 24 horas para las pruebas ordenó a la Generalitat dar el mismo trato al castellano y al aranés en las PAU.

En las puertas de las aulas de la Facultat de Biologia de la Universitat de Barcelona, un cartel en las tres lenguas recuerda a los estudiantes que tienen a su disposición "exámenes en las diferentes lenguas cooficiales de Catalunya". De hecho, ayer la conselleria de Universidades aseguró que la única concesión para encajar la resolución judicial sería “reforzar la comunicación” para informar a los estudiantes, pero garantizaron que, de entrada y por defecto, se entregarían las pruebas en catalán, en cumplimiento de la norma que establece que es “la lengua vehicular y propia” de Catalunya.

Ahora bien, después de la retahíla de normas –cómo enganchar las etiquetas, que está prohibido salir del aula mientras dure el examen y otras nimiedades–, la profesora ha dicho a los 22 estudiantes del aula: "¿Quién de vosotros quiere los exámenes en castellano?" Se han levantado cinco manos. En total, de 117 alumnos que hacen las PAU en el tribunal 37 de la UB, 16 han pedido poder tener los enunciados de los exámenes en castellano. Esto es un 13%, un porcentaje ligeramente superior al 5% que ha registrado la conselleria de Universidades en total y que es muy parecido al de las convocatorias anteriores. En cambio, en la UAB apenas el 1% de los alumnos han pedido los enunciados en castellano: según el rector, solo 67 de los más de 5.000 estudiantes que se han examinado han elegido el castellano.

El Síndic de Greuges se ha querido pronunciar sobre la polémica lamentando que la justicia "vuelva a cuestionar la inmersión lingüística". En un comunicado, también ha asegurado que el marco normativo "ampara plenamente" repartir al inicio los exámenes en catalán.

Examen "fácil" de castellano

Precisamente las PAU marcadas por la guerra lingüística en los juzgados han empezado con el examen de castellano. En general, ha habido exclamaciones de alegría al salir después de un examen "asequible" que ha ido bastante bien a los estudiantes. La mayoría han escogido la opción B, que incluye un texto de Carme Riera en La Vanguardia sobre coleccionismo y escribir un pequeño texto sobre las ventajas y los inconvenientes de coleccionar objetos. En esta opción también hay cuestiones sobre Luces de bohemia. "Las preguntas sobre el libro de Ramón María de Valle-Inclán eran más fáciles en la opción B", comentaban Max y Àlex, de la Escola Betània Patmos de Barcelona. Sus compañeras de clase, Júlia y Laia, también han elegido lo mismo, huyendo de las figuras retóricas y los sinónimos que se tenían que responder en la opción A a partir de un fragmento de Luces de bohemia. En esta opción también han entrado preguntas sobre Nada, de Carmen Laforet, y hacer un escrito sobre si existe la libertad periodística.

Los estudiantes se habían enterado de la decisión del TSJC, pero realmente no les ha supuesto ninguna conmoción y en general apuntaban que les parecía bien poder escoger la lengua de los enunciados. Y a pesar de que la inmensa mayoría han elegido el catalán a la hora de hacer el examen, otra cosa muy diferente es qué pasa más allá de las paredes del aula: a la hora de comentar los resultados entre ellos, muchos utilizan el castellano. "He puesto 'pleonasmo', ¡vamos!", celebraba un alumno con sus amigos cuando ha visto que había acertado una de las respuestas.

En general, un examen fácil para empezar una semana de exámenes decisiva. Este miércoles por la mañana es el turno de las pruebas de catalán.

stats