28-J
Sociedad 11/06/2022

La responsable del Pride de Palma: "Vendrá gente del campo que quizás no ha visto nunca a una lesbiana"

El Ayuntamiento ve el evento como una oportunidad de negocio con los "turistas LGTBI"

2 min
Arriba, de izquierda a derecha: el coordinador de MÁS por Palma, Miquel Àngel Barceló Cortes; regidor de Deportes, Francisco Ducrós; la presidenta de Ella Global Community, Kristin Hansen; la regidora de LGTBI, Sonia Vivas, y el regidor de Promoción Económica, Rodrigo Romero.

Palma"Posicionaremos Mallorca como un destino LGTBIQ. Es una oportunidad de negocio: el turismo LGTBIQ gasta mucho más que el turista regular, unos 180 billones de dólares y es un turismo interesante, culto, agradable". Lo ha afirmado Kristin Hansen, la presidenta de Ella Global Community, la organización encargada de montar la primera Pride Week para el Ayuntamiento de Palma. Este acontecimiento prevé movilizar entre 7.000 y 10.000 personas entre los días 18 y 28 de junio, ha afirmado Hansen este viernes en la rueda de prensa de presentación.

Con una programación centrada en charlas sobre emprendimiento , yoga y "culto al alma" para visibilizar el colectivo, Ella Global Community quiere ser un revulsivo para Palma. A pesar de que ha dicho que ya se acerca a "la ciudad cosmopolita que queremos que sea", la imagen que ha dibujado Hansen tanto de la isla como de la ciudad lo pone en entredicho. "Cuando vine hace 18 años no sabía dónde salir, cómo relacionarme o dónde encontrar a una mujer", ha declarado Hansen. La Pride Week Palma, de hecho, se plantea como un polo de atracción para los mallorquines de fuera de Palma: "Vendrá gente del campo que quizás no ha visto nunca a una lesbiana", ha argumentado.

Hansen ha defendido durante toda la rueda de prensa los beneficios de tener una Pride propia, del mismo modo que la tienen Madrid, Barcelona o Valencia. "Puedes venir y darte un beso en la plaza de Corte. Esto hay que rentabilizarlo", ha afirmado. También ha destacado la presencia que su organización tiene en ferias como Fitur para atraer "el segmento turístico LGTBIQ". "Estas personas después vienen aquí y compran pisos. Vivimos del turismo, de las inmobiliarias, de los barcos", ha apuntado como un punto positivo.

La rueda de prensa donde se ha dicho que se esperan hasta 10.000 personas en la fiesta se ha hecho solo un día después de una reunión de la Federación de Entidades Vecinales de Palma con el Ayuntamiento precisamente para reclamar medidas contra la masificación del barrio de Santa Catalina. La Federación reclama, entre otras acciones, reducir un 50% las terrazas, y el consistorio, por su parte, se ha comprometido a resolver por escrito las peticiones el 28 de junio.

Por otro lado, la regidora de Justicia Social, Feminismo y LGTBI, Sonia Vivas, ha defendido que por el hecho de "ser de izquierdas" no se tiene que "menospreciar el turismo" y que le "parece muy bien facilitar que venda el turismo LGTBI". "Es gente que busca la tranquilidad, estar en calma y saber que no serán asaltados", ha señalado. Por eso, han aprobado destinar un presupuesto de 70.000 euros para la Pride Week.

La organización que hará el Pride de Cort ofrece también un festival a 500 € la entrada en Palma

Ella Global Community es "una organización internacional" que trabaja por "promover la visibilidad y el empoderamiento de las mujeres queer y las personas no binarias a través del poder de la comunidad y la innovación", según aseguran en su página web. Además de los diferentes proyectos que tienen en marcha en diferentes países, la empresa organiza la Ella Festival, que este año se ha hecho en Colombia y en México, y que el año que viene se hará también en Mallorca. La programación será de cinco días y el precio de las entradas es de 499,8 euros. En este caso, la localización prevista también se sitúa en el barrio de Santa Catalina.

stats