Sociedad 04/08/2021

Salud indigna a las enfermeras abriendo la puerta a que las auxiliares vacunen

El colectivo exige que se anule la decisión porque fomenta el "intrusismo" y pone en riesgo a la población

3 min
Una joven vacunándose en una CABEZA del Poblenou, en Barcelona.

BarcelonaLas enfermeras de Catalunya se plantan y no quieren que los técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAI) también vacunen contra el coronavirus. "Vacunar no es solo inyectar un fármaco de forma intramuscular", denuncian. El departamento de Salud ha emitido esta semana una nota informativa con la cual autorizaba a estos profesionales a administrar dosis debido al estado de la pandemia y la necesidad de mantener un ritmo ágil de inoculaciones, pero el colectivo –asociaciones, sindicatos e incluso el Col·legi Oficial d'Infermeres– desaprueba en bloque esta decisión. De hecho, la consejería ha reculado horas después y ha asegurado que se trata de una "medida preventiva" que permitiría capacitar a los TCAI a vacunar "en caso de que fuera necesario" pero que no "no tiene previsión de activar en estos momentos". "En el supuesto de que fuera necesario, siempre sería de forma transitoria", han explicado a ACN fuentes de Salud, que han matizado que sería la misma estrategia que se ha seguido en otros momentos de la pandemia. Por ejemplo, cuando los estudiantes de medicina o enfermería hacen tareas de apoyo a otros profesionales.

Las enfermeras denuncian que se recurra a esta categoría profesional en pleno periodo estival, cuando la demanda de vacunas se está reduciendo por el efecto de las vacaciones, y se posicionan en contra de compartir con los TCAI esta responsabilidad que defienden como propia e intransferible. Las diferentes entidades coinciden en calificar este tipo de cesión como "una violación de las competencias enfermeras" y, como "intrusismo laboral", avisan que puede suponer "un riesgo para la salud de la población" y exigen que se invalide el cambio "inmediatamente".

La Associació d'Infermeria Familiar i Comunitaàia (AIFiCC) ha denunciado que auxiliares puedan administrar vacunas contra el covid y ha asegurado que esta concesión supone una falta de respeto a su profesión. Según ha defendido en un comunicado, el retraso en la inoculación de las dosis no es responsabilidad de las enfermeras, que están preparadas y dispuestas a hacer todos los turnos que haga falta para hacerlo. "Nos consta que muchas enfermeras están apuntadas para la campaña de vacunación y nunca han sido contactadas", afirman desde el sindicato Infermeres de Catalunya. Ante este alud de críticas, Salud ha subrayado que si se decidiera activar la medida, los TCAI tendrían que hacer previamente una formación específica, vacunar bajo la supervisión de enfermeras y que no hubiera disponibilidad de otros colectivos profesionales con la competencia para vacunar y que ya se han presentado voluntarios en los llamamientos que se han hecho. 

Como si fuera una reacción en cadena, sin embargo, las diferentes entidades que representan a las enfermeras han ido posicionándose en contra de la decisión y remarcando que el liderazgo de todas las campañas de vacunación tiene que recaer en las enfermeras. En este sentido, recuerdan que vacunar es una "competencia exclusiva" de la profesión y otras especialidades con formación universitaria, con el consenso de las organizaciones colegiales y las sociedades científicas y que, por lo tanto, la nota emitida por la dirección general de Profesionales de la Salud "no tiene valor jurídico y, por lo tanto, no tiene carácter ejecutivo".

"Acciones judiciales"

El Col·legi Oficial d'Infermeres i Infermers de Barcelona (COIB) ha advertido al Govern que hará "las acciones necesarias" para evitar que los auxiliares vacunen porque "no hay ningún argumento" que reconozca que los auxiliares puedan administrar las vacunas. "Ninguna institución ni ningún profesional puede dar autorización para ejercer competencias de una profesión a quien no esté capacitado para ejercerla", defienden.

Desde Infermeres de Catalunya subrayan que, además de pinchar la dosis en cuestión, la vacunación implica la gestión de las vacunas, como por ejemplo el control de la temperatura, que es clave en las vacunas del covid, pero también la valoración individual de la persona y la resolución de dudas ante posibles efectos adversos. Unas necesidades que los TCAI no pueden desarrollar, aseguran las enfermeras.

También el sindicato mayoritario de enfermería, Satse, denuncia que esta medida pone "en riesgo" la seguridad del paciente y de los trabajadores que no están calificados y a los cuales "se impone cometer un presunto delito de intrusismo". En un comunicado, la organización ha pedido a Salud "que no ceda a las presiones de los diferentes grupos asistenciales dependientes de la Generalitat, cuyo objetivo es abaratar costes, incluso poniendo en riesgo la seguridad del paciente", y advierte que actuará judicialmente y de manera individual contra cada trabajador no cualificado y sin competencias legales que administre una vacuna.

stats