Sociedad 24/03/2021

Salud rechaza avanzar el toque de queda y niega que la vacunación se retarde por Semana Santa

Vergés acusa al ministerio de "despertar" con medidas solo cuando vienen vacaciones

Ara
3 min
Vacunación en personas de más de 80 años

BarcelonaLa situación epidemiológica en Catalunya sigue estancada y, ante este escenario, la consellera de Salud, Alba Vergés, niega que se puedan plantear nuevos pasos en la desescalada pero tampoco es partidaria de añadir nuevas restricciones, como un posible adelanto del toque de queda por Semana Santa. Vergés ha admitido en una entrevista a Catalunya Ràdio que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha sondeado a las comunidades autónomas sobre un adelanto de la hora de cierre de las actividades no esenciales a las ocho del anochecer, como ha avanzado hoy el diario El Mundo, pero ha defendido que esperarán a saber, esta tarde, en el marco del Consejo Interterritorial, los detalles de la propuesta. De entrada, el Govern se opone a avanzar el toque de queda y reprocha al ministerio que solo se "despierte" con nuevas restricciones cuando vienen vacaciones. Por Navidad o por Semana Santa.

"Veremos qué nos proponen, yo creo que lo tenemos que mantener", ha dicho la consellera en referencia al toque de queda, y ha recordado que fue el propio ministerio quien dio margen a las comunidades autónomas para poderlo atrasar hasta las once de la noche, como hizo Madrid. Vergés, que ha asegurado que querrán saber exactamente qué cierres se plantea avanzar y con qué intención y duración, ha defendido que en lugar de cambiar el toque de queda es más importante dar mensajes claros a la ciudadanía para que entienda que "el momento es delicado" y que tiene que evitar ponerse en riesgo.

La consellera también se ha referido a la polémica que generaron las palabras del secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, asegurando que por Semana Santa se vacunaría poco porque los sanitarios también necesitan "aire", y ha negado que esté previsto retardar el ritmo de vacunación. Lo que se hará es una organización diferente para vacunar más durante los días previos a los festivos, como se hace también durante la semana para poder bajar el ritmo los fines de semana. "Si quedan dosis seguiremos vacunando aunque sea festivo", ha asegurado, y ha añadido que en ningún caso, ni ahora ni cuando se entre en la fase de vacunación masiva, se dejarán dosis en las neveras.

Vacunar en el Camp Nou

La fase de vacunación masiva se espera entre los meses de mayo y junio, cuando lleguen suficientes dosis para administrar medio millón cada semana. Será entonces cuando se activarán espacios de vacunación como el Camp Nou. La consellera ha detallado, en este caso, que el acuerdo ya está cerrado con el nuevo presidente del Barça, Joan Laporta, y que se utilizarán espacios cubiertos para proteger del sol a las personas que estén haciendo cola. No será, sin embargo, uno de los lugares de vacunación de larga duración –para más de 25 semanas–, sino para un periodo concreto de tiempo.

En cuanto al ritmo de vacunación, ha defendido que el objetivo es haber inmunizado con las dos dosis a toda la población de más de 80 años a mediados de mayo y que antes ya se habrá empezado a vacunar también a la población de entre 70 y 79 años. Un "deseo" que, ha dicho, estará condicionado a la llegada de dosis. Según Vergés, Pfizer es quien está cumpliendo más los compromisos de distribución, pero las dosis que están llegando de la vacuna de Moderna y AstraZeneca son más variables. De AstraZeneca ha remarcado que esperaban 60.000 y llegaron 16.000 y el compromiso de que quizás tres días después llegarían 18.000 más.

La consellera de Salud se ha referido a las declaraciones de Meritxell Budó pronosticando la reapertura nocturna de la restauración y después dando marcha atrás para pedir evitar crear "expectativas": "Tenemos que intentar decir las cosas cuando están cerradas".

stats