Sociedad  /  Sucesos 12/04/2022

“Las llamas nos estaban acorralando”: una explosión al Eixample afecta a ocho edificios

Hay cuatro heridos hospitalizados y se sospecha que el fuego, que ha empezado en un bar, ha sido provocado

4 min
Incendi en la calle Valencia de Barcelona

BarcelonaCuando faltaban 10 minutos para las cuatro de la madrugada, los vecinos que viven en la manzana de edificios entre las calles València, avenida de Roma, Calàbria y Rocafort de Barcelona se han despertado por una fuerte explosión. La deflagración ha empezado en un bar, pero ha generado bolas de fuego que se han propagado por el exterior y por el patio interior del bloque, que también han causado pequeños incendios en pisos de fincas cercanas. En total el fuego ha afectado a ocho edificios. “Hemos oído un trueno y he visto que una ventana se había salido del marco. Con la explosión ha temblado todo y pensaba que era un terremoto”, explica Laia Cardona, una vecina del número 73 de la calle València, donde se ha originado el fuego. Hay cuatro heridos hospitalizados, tres en el Vall d'Hebron –uno de ellos en estado grave– y uno en el Sagrat Cor. La herida grave es la propietaria del bar, que los bomberos han encontrado en la calle y que está bajo custodia policial ya que se sospecha que el incendio ha sido provocado. El suceso está siendo investigado por los Mossos.

Vídeo del incendio

“Las llamas nos estaban acorralando”, recuerda Cardona, de 21 años, que se ha refugiado en la azotea del edificio junto a su hermana, su madre y una quincena de vecinos. Con las prisas, Cardona ha subido descalza porque “con las zapatillas no podía”, y le han tenido que sacar fragmentos de metal de la planta del pie, que se había clavado durante la escapada. Su madre, Iliana Garcimarrero, que es la presidenta de la comunidad de vecinos del bloque donde ha empezado el fuego, asegura que “las llamas eran una barbaridad y han subido muchísimo”. Según Garcimarrero, la explosión ha reventado los vidrios del ascensor y la claraboya. Desde la azotea, los vecinos más jóvenes han saltado al balcón del edificio de al lado y el resto han esperado que llegaran los bomberos para bajar.

Garcimarrero explica que habían denunciado ante la Guardia Urbana a la propietaria del bar, que tenía el local alquilado desde hacía cuatro o cinco meses, porque había amenazado con prenderle fuego. Dice que desde el 1 de abril el establecimiento no había abierto, después de la alerta que dieron a la policía cuando vieron que la mujer mojaba papel con aceite y lo metía dentro del bar. Según Garcimarrero, los agentes valoraron que el bar no estaba en condiciones y les anunciaron que avisarían a los servicios sociales y a Salud . El teniente de alcaldía de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, confirma que constan denuncias telefónicas contra la mujer por molestias –los vecinos también hablaban de gritos y de que le habían visto hacer llamas con un aerosol en la calle– y desconoce si estaba atendida por los servicios sociales. Según Batlle, el viernes de la semana pasada la Guardia Urbana intentó precintar el local, pero ya se lo encontraron cerrado.

La potente explosión ha hecho que la persiana del bar saliera disparada y quedase estampada contra un árbol de la calle

Los Mossos trabajan para determinar la causa de la potente explosión, que hizo que la persiana del bar saliera disparada y quedara estampada contra un árbol de la calle. Algunos vecinos recuerdan que el local solía estar muy vacío y que la propietaria no montaba ni la terraza. La mujer habría colgado carteles en los que manifestaba que la querían echar e insinuaba que los clientes trapicheaban drogas.

22 vecinos desalojados

Todo apunta a que es intencionado, pero todavía no han formalizado ninguna detención. El jefe de guardia de los Bomberos de Barcelona, Víctor Molinet, dice que el origen del fuego fue en el bar, donde se ha producido la explosión. Molinet explica que la deflagración ha provocado varios incendios en la fachada del mismo bloque y en pisos de al lado. A pesar de que ha repercutido en ocho edificios, que se han tenido que desalojar, los que ahora continúan afectados son dos: el de calle Valencia 73 y el de avenida de Roma 90. Del primero, 16 vecinos están desalojados por los desperfectos en una pared de carga y no se prevé que puedan volver pronto, y la entrada de acceso del bloque, junto al bar, ha quedado con “daños estructurales”, asegura Molinet. En el caso de la segunda finca, situada detrás, los vecinos desalojados son seis y viven en dos pisos que han sufrido fuegos “de cierta importancia” en su interior.

Desalojo del bloque de pisos

Aparte de los cuatro hospitalizados, el incendio también ha dejado 34 heridos leves que han recibido el alta in situ. “He sido el último en salir. Ha sido horroroso. Me he quedado en el balcón porque no sabía dónde ir. La gente podía haber salido muy mal parada y ahora no sabemos cuándo podremos volver a casa”, lamenta Modest Ramírez, otro vecino del edificio donde ha empezado el fuego, que da por hecho que la propietaria del bar ha causado la explosión. Sergi y Nil también viven en el mismo bloque y ahora esperan en la calle con su perro. Algunos de los vecinos todavía van en pijama porque han tenido que salir corriendo. Sergi es uno de los que ha saltado desde la azotea al balcón del edificio del lado: “Era imposible bajar”. Ellos dos también están convencidos sobre la autoría: “Seguro que ha sido la mujer del bar, no tenemos ninguna duda. Ya había amenazado con que lo haría y la han visto salir del local con las piernas quemadas”.

stats