Emergencia social
Sociedad 25/05/2021

Tensión en un desalojo en el Poble-sec, el primero de la presidencia de Pere Aragonès

Los Mossos ejecutan un desahucio en un piso del Bloc Llavors y decenas de activistas se concentran en la sede nacional de ERC

Maria Ortega i Clara López Alcaide
5 min
Una activista protesta haciendo frente a una unidad de antidisturbioses  en el segundo intento de desalojo del bloque Entonces, que se ha hecho efectivo

BarcelonaLas organizaciones por el derecho a la vivienda han mandado un mensaje claro al nuevo Govern de Pere Aragonès, tan solo doce horas después de la toma de posesión del republicano como president de la Generalitat y en medio del debate sobre cuál tiene que ser el papel que tienen que tener los Mossos d'Esquadra en este tipo de actuaciones. Activistas del movimiento por la vivienda han ocupado de buena mañana la sede de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para protestar contra un desahucio en el Bloc Llavors, un conocido edificio de la calle Lleida, en el barrio del Poble-sec, en Barcelona.

Los concentrados han denunciado que la Brimo de los Mossos d'Esquadra se ha presentado en la calle Lleida del Poble-sec a las seis de la mañana de este martes para echar del Bloc Llavors a Axel, Arkaitz y Manel, los tres jóvenes que viven ahí y que tienen un certificado de vulnerabilidad de los servicios sociales. Pasadas las nueve de la mañana, la comitiva judicial ha conseguido entrar en el edificio, una vez los agentes han roto la cerradura, y poco después ha ejecutado el desalojo, sin encontrar a nadie en el interior. Los manifestantes han acusado a la policía de actuar con “connivencia” con Desokupa, que ha llegado de madrugada al edificio, y de empezar a intervenir sin la comitiva judicial.

Agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra durante el momento del desalojo.

Un amplio dispositivo policial se ha desplegado desde primera hora en el conocido Bloc Llavors, donde decenas de activistas se concentraban para apoyar a los jóvenes a los que quieren desalojar y se han hecho fuertes en la entrada del edificio. Los mossos han establecido un perímetro a su alrededor y los han instado en varias ocasiones a desconvocar la acción a través de mensajes con el megáfono, pero los concentrados se han negado y han lanzado potes de pintura contra los agentes. Varios diputados de la CUP, entre los cuales Eulàlia Reguant y Carles Riera, han participado en la protesta, hecho que supone el primer desacuerdo entre los cuperos y sus socios republicanos.

Los Mossos han desalojado a los concentrados que defendían el bloque en la entrada del edificio, cargando con golpes de porra y retirándolos uno a uno. Pasadas las nueve de la mañana, la comitiva judicial ha conseguido entrar en el edificio. Axel Altadill, uno de los ocupantes, ha asegurado que en ningún momento se le ha notificado el desahucio y que, de hecho, no ha visto ni a la comitiva, y que a pesar de cumplir los requisitos de la moratoria de los desahucios, tampoco ha recibido ninguna alternativa una vez ha perdido su casa. En este sentido, Eli Hernández, representando de la Xarxa d'Habitatges, ha señalado que los agentes policiales han entrado en solitario en el inmueble.

Así ha quedado uno de los antidisturbios que han intervenido en el desahucio del Bloc Llavors.

Después de que los agentes entraran en el edificio, sindicados del movimiento por la vivienda en Barcelona han anunciado la ocupación de la sede de ERC. Con la acción se ha querido señalar al president Aragonès y la conselleria de Interior, en manos de Joan Ignasi Elena. Por un lado, los concentrado exigían coherencia con el mensaje de investidura del nuevo president, que puso en valor su apuesta por la justicia social y para "no dejar a nadie atrás", y por el otro, que los Mossos d'Esquadra dejen de intervenir en los desahucios, en cumplimiento del pacto de legislatura de ERC y la CUP.

Los activistas recibían a todo el mundo que quería acceder en la sede republicana con gritos de “vergüenza” y "ERC y JxCat, la paciencia se ha acabado", y aseguran que bloquean la sede del mismo modo que los responsables políticos "bloquean el derecho a la vivienda”, explican portavoces de los sindicatos de barrio del Raval y Nou Barris. Representantes de los activistas se han reunido con los portavoces republicanos José Rodríguez y Lluís Salvador y han acordado que las identificaciones que se han realizado durante el desalojo no tendrán efecto, según explican fuentes de los sindicatos.

Durante el desahucio ha habido varios momentos de tensión como cuando uno de los trabajadores de Desokupa ha empujado a una activista que se concentraba fuera del bloque. La empresa de desalojos ha publicado un vídeo en las redes en el que ha celebrado que el desalojo se haya hecho efectivo, a pesar de que "los hayan intentado agredir e insultar", hecho que los ha llevado a "defenderse" y que "haya llegado un poco de sangre al río".

Según el balance policial de los Mossos, hay 12 investigados, tres de los cuales lo son por atentado a los agentes y nueve por desórdenes públicos, así como 60 denunciados por desobediencia. Además, el cuerpo ha informado de que tres de los agentes han sufrido heridas.

Criticas a Aragonès

La ocupación de la sede de ERC ha durado unas horas hasta que los activistas se han marchado por su propio pie de la sede. Afuera, los manifestantes que se habían trasladado desde el bloque afectado y que los esperaban al otro lado del cordón los han recibido con aplausos. Uno de los afectados, Axel Altadill, ha criticado la actuación del nuevo Govern de Aragonès, a quien ha acusado de compinchar a "la BRIMO con Desokupa", ha dicho en declaraciones a los medios ante la sede. "Aragonès es el brazo ejecutivo del Tribunal Constitucional", ha dicho el ocupante, que también ha asegurado que el movimiento por la vivienda seguirá parando desahucios: "Yo hoy me he quedado sin casa pero tengo que seguir, porque no tengo nada más".

El concejal de Derechos de Ciudadanía y del distrito de Sants-Montjuïc, Marc Serra, ha asegurado que uno de los afectados dispone de un informe de vulnerabilidad de los servicios sociales del Ayuntamiento, hecho que el conseller en funciones de Interior, Miquel Sàmper, ha negado. Serra ha acusado a Sàmper de mentir y ha remarcado que el informe "existe y hace meses que está en el juzgado". "Habían hecho el trabajo y habían presentado el informe de vulnerabilidad", ha replicado después de que Sàmper hubiera instado a las administraciones a actuar antes.

El intento de desahucio -que es el segundo al que tienen que hacer frente los tres jóvenes- estaba inicialmente programado para el 1 de mayo, pero el juzgado lo aplazó por falta de efectivos de la Brigada Móvil para asistir a la comitiva judicial. Las Oficinas de Vivienda y la Unidad Antidesahucios y los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona han conseguido aplazar cinco de los nueve desahucios previstos para hoy en Ciutat Vella, según ha informado el concejal de este distrito, Jordi Rabassa.

Aplazado un desalojo en Badalona

Por el contrario, en Badalona se ha conseguido aplazar un desahucio programado para esta mañana en el barrio de Sant Roc de una familia considerada vulnerable. Decenas de activistas y vecinos han defendido a Juan y Rosa y a sus dos hijos menores de edad para que la comitiva judicial no los echara del piso donde viven, propiedad de Cerberus, uno de los grandes grupos buitres que concentran miles de viviendas.

stats