Inmigración
Sociedad 27/06/2022

Una treintena de detenidos en Melilla, imputados por tráfico de personas

Una cincuentena de ONG españolas y marroquíes se unen para pedir una investigación

ARA
2 min
Los migrantes que consiguieron atravesar la frontera.

BarcelonaLa justicia marroquí se apresura a buscar responsables para dar por acabada la crisis abierta en la valla de Melilla, que el viernes acabó con un número indeterminado de muertos después de que entre 1.500 y 2.000 personas intentaran pasar la frontera para entrar desde Marruecos a España. Este lunes los primeros detenidos durante los hechos han comparecido en sede judicial y la Fiscalía de Nador ya ha imputado a 32 personas delitos de tráfico de personas y otros actos violentos contra la policía marroquí. Los imputados son de origen subsahariano y ahora el fiscal tendrá que decidir si ingresan en prisión.

Además de este grupo, una treintena más de personas detenidas durante los disturbios también han comparecido ante la Fiscalía del tribunal de primera instancia de Nador. En este caso, el fiscal les imputa delitos menores. A los 32 detenidos con delitos más graves se les atribuye el hecho de "organizar y facilitar la entrada y la salida clandestina de personas de Marruecos de manera habitual". De hecho, es esta condición de "habitual" lo que hace que el delito sea considerado en la categoría de tráfico de seres humanos. Además, también les atribuye la retención de un policía y un incendio en el bosque donde vivían los migrantes, además de injurias y violencia contra los agentes de la policía marroquí.

En cuanto a los otros 33 arrestados, la Fiscalía los considera responsables de organizar entradas y salidas clandestinas entre Marruecos y España, pero en este caso no cree que lo hicieran de manera habitual, hecho por el cual el delito es menos grave. También les atribuye injurias y uso de violencia contra las fuerzas públicas, aglomeración armada y daños a bienes públicos, según señalan fuentes próximas a la investigación.

Las entidades denuncian "violencia sistémica"

Mientras, medio centenar de ONG españolas y marroquíes han firmado este lunes un manifiesto para exigir una investigación urgente de los dos gobiernos por las muertes durante el incidente en la valla. Las entidades denuncian que los hechos son un "recordatorio violento del fracaso de las políticas migratorias basadas en la seguridad". "Las muertes son el símbolo trágico de las políticas europeas de externalización de las fronteras de la UE, con la complicidad de un país del sur, Marruecos", han señalado los portavoces.

De hecho, en un documento conjunto las organizaciones denuncian la "violencia sistémica "a la que "han sido sometidas" las comunidades migrantes en Nador "durante años por las fuerzas del orden tanto españolas como marroquíes". "Estas prácticas han sido condenadas en numerosas ocasiones por organismos nacionales, regionales y de la ONU", recuerdan las organizaciones, que condenan tanto las muertes como la falta de una asistencia "rápida", hecho que a su parecer hizo aumentar el número de víctimas.

También han expresado su rechazo décimas de inmigrantes que se han concentrado este lunes en las puertas del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla. Han reclamado que se reconozca el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía marroquí y la "nula condena" por parte del ejecutivo español.

stats