Coronavirus
Sociedad 13/07/2021

Trilla: "Toca un verano minimalista"

El jefe del servicio de medicina preventiva y epidemiología del Clínic dice que las restricciones son "acertadas"

Ara
4 min

Barcelona"Repetiré lo que dije el verano pasado: toca un verano minimalista". Es el consejo del jefe del servicio de medicina preventiva y epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, que ha recomendado que las vacaciones sirvan para "disfrutar y desconectar" pero siempre con prudencia, ante la expansión de la pandemia por Catalunya. "Familia, desplazamientos por el territorio, ser prudentes y no estar con grandes grupos", ha afirmado en una entrevista al ARA con Antoni Bassas. Según Trilla, el verano del 2021 "no será el de las grandes reuniones de masas ni las grandes juergas". "Son vacaciones para leer un libro, hacer deporte, pasear e interaccionar con los amigos, pero no muchos y de forma controlada", ha añadido.

Todo ello cuando el Hospital Clínic vive en un "equilibrio inestable" entre la actividad ordinaria y la actividad covid.Si hasta hace unas semanas detectaban 14 o 15 positivos al día de 30 consultas covid que se producían en Urgencias, ahora ya atienden a más de 70 y la mitad o más son positivos. "La actividad ordinaria aguanta, pero no podremos hacer la doble actividad porque no hay suficiente capacidad. Nos acercamos al hecho de tener que desprogramar cosas para ingresar a un número alto de pacientes con covid", ha alertado Trilla, que ha avisado de que esta quinta oleada llega en un momento en el que el personal está "muy cansado después de 18 meses de pandemia y a punto de hacer vacaciones".

El día después de que el Govern haya anunciado nuevas restricciones para frenar la pandemia, Trilla ha lamentado que el rebrote de casos "se podía haber visto venir un poco más", a pesar de que ha admitido que nadie se esperaba la explosión de casos que ha habido. "No pensábamos que el virus fuera a 200 km/h", ha dicho, y ha asegurado que en todos los años que hace que trabaja de epidemiólogo nunca antes había visto "curvas de crecimiento tan verticales como la que ha habido la última semana" en Catalunya. "Es brutal", ha añadido. Las palabras son muy parecidas a las que este lunes pronunció el conseller de Salud, Josep Maria Argimon: “Pensaba que habría un repunte, pero nunca esta explosión de casos”. 

Según Trilla, las restricciones anunciadas por el Govern -todo cerrado a las 00.30h y un máximo de 10 personas en los encuentros, entre otros - son "acertadas". "Han sido valientes y han intentado equilibrar vida social y económica con el repunte de casos. Tenemos que poner cordura y prudencia, afortunadamente la mayoría de casos actuales son leves", ha asegurado. También ha dicho que le consta que el Govern "está estudiando" cómo poder aplicar quirúrgicamente el toque de queda, como ha hecho el gobierno valenciano para decretarlo en los municipios más afectados. "Espero que no haga falta aplicarlo, pero está bien tenerlo listo por si acaso", ha dicho.

Colau pide "claridad" a la Generalitat

Precisamente este martes, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha dicho que no quiere hacer polémica con las restricciones anunciadas pero ha pedido al Govern "claridad" y ha criticado que se apruebe una especie de "toque de queda informal" traspasando a los ayuntamientos la responsabilidad de controlarlo. "El terreno de la recomendación, con una ciudadanía cansada e hipersensible, es un terreno para la ambigüedad", ha afirmado a Catalunya Ràdio, y ha añadido: "Si tenemos que cerrar las playas, queremos saber cómo lo hacemos. Si no pedimos el toque de queda, que la Generalitat deje claro qué se puede hacer y qué no". Colau también ha avisado de que pedirá más presencia de los Mossos para hacer cumplir las restricciones: "No tenemos medios suficientes para controlar todo el territorio", ha avisado.

Todo ello, después de que el Govern dijera el lunes que los datos de la pandemia son "pésimos": este martes ya hay 1.058 personas ingresadas por el virus en los hospitales, 78 más que en el balance anterior, y 209 están en las UCI. Uno de cada cuatro de estos enfermos graves tiene menos de 40 años. Además, el departamento de Salud ha declarado 8.423 nuevos casos de covid-19 confirmados por PCR o TA, que sitúan el total desde el inicio en 730.116 en las últimas horas y cinco muertos más. Mientras que la incidencia acumulada a 14 días sigue creciendo -de 848,17 a 930,74-, así como la tasa de positividad, que ya llega al 18,5%, la velocidad de transmisión (Rt) ha bajado 39 décimas y se sitúa en 1,54 y el riesgo de rebrote también disminuye 191 puntos, hasta los 1.399.

Por su parte, el grupo de investigadores BIOCOMSC ha alertado este martes de que el número de casos semanales detectados en Catalunya ya es el más alto de la pandemia: por ejemplo, los positivos entre los 50 y los 70 años superan claramente los casos de Semana Santa, los que se dan entre los 30 y los 50 están en máximos históricos y la incidencia en mayores de 70 años se mantiene baja pero ya se detecta una ligera subida, acercándose al 5%. Además, el grupo de la UPC ha alertado de que, dada la elevada positivización, la situación real es "peor" que la detectada. Es por eso que el BIOCOMSC ha hecho un nuevo llamamiento a protegerse y ha insistido en evitar los encuentros fuera del grupo habitual, hacerlo en grupos cuanto más pequeños mejor y evitando interiores mal ventilados y haciendo uso de la mascarilla en distancias cortas y en interiores.

stats