Cinema
Cultura  /  Cine 21/04/2022

Albert Serra luchará por la Palma de Oro en el Festival de Canes

El cineasta catalán participará en la competición oficial del festival francés con 'Tourment sur les îles'

3 min
Albert Serra presentó 'Liberté' al Festival de Canes de 2019.

BarcelonaAlbert Serra será uno de los cineastas que lucharán por la Palma de Oro del Festival de Canes, que se celebra del 17 al 28 de mayo. El festival ha confirmado este jueves que el director catalán participará en la competición oficial del certamen francés, el más prestigioso del mundo. Tourment sur les îles, filmada en la Polinesia Francesa con Sergi López y Benoît Magimel de protagonistas, competirá en la sección más noble del festival con las nuevas películas de David Cronenberg, Claire Denis e Hirokazu Kore-eda , entre otros.

Después de la participación de Isaki Lacuesta y Carla Simón en competición oficial en la última Berlinale, la inclusión de Tourment sur les îles en la competición de Canes representa un nuevo hito para el cine catalán, que no luchaba por la Palma de Oro desde que Isabel Coixet lo hizo en 2009 con Mapa de los sonidos de Tokio, que curiosamente también tiene entre los protagonistas a Sergi López, verdadero talismán para los directores catalanes en Canes. Desde entonces, el único cineasta español que ha participado en la competición de Canes es Pedro Almodóvar, que compitió el 2011 con La piel que habito, el 2016 con Julieta y el 2019 con Dolor y gloria.

La carrera de Serra y el Festival de Canes están íntimamente ligados. La primera película del de Banyoles, Honor de caballería, se estrenó en la Quincena de Realizadores, el festival paralelo que tiene lugar en Canes durante las mismas fechas que el Festival de Canes. Serra volvió a la Quincena con su siguiente trabajo, El cant dels ocells, y el 2016 ya puso un pie en el Festival de Canes con La muerte de Luis XIV, pero en una proyección especial fuera de competición. Liberté, su siguiente película, ya compitió en Un Certain Regard, la sección paralela del Festival de Canes, y se fue con un premio especial del jurado. Competir en la sección oficial es, de alguna manera, la culminación del trayecto.

Escenas "inéditas" en la historia del cine

En conversación con el ARA, Serra ha calificado de "positiva" la selección de Tourment sur les îles en la sección más noble del festival. "Son cosas inesperadas y que no dependen de ti, pero siento que es un paso más en el reconocimiento de una manera de hacer arte sin concesiones y que, entro altibajos, se ha consolidado como una cosa seria –ha explicado Serra–. Y me hace pensar que todavía queda un espacio libre para el verdadero cine, para las imágenes que se diferencian de las series y de la mayoría de propuestas audiovisuales". A pesar de que todavía está terminando el montaje y el color final de la película, Serra avanza que la duración superará las dos horas y media.

Sobre la película, que inicialmente se conocía con el título de Bora Bora, Serra promete que será "absolutamente coherente" con el resto de su filmografía. "Es una película visionaria que toca temas políticos de una manera sutil y ambigua que no es habitual ver en el cine, en la línea de lo que ya hacía en Liberté y las películas anteriores –apunta–. La novedad es, quizás, que es mi primera película ambientada en la época contemporánea". El de Banyoles asegura que continúa en busca de imágenes y, sobre todo, "atmósferas nuevas" que no se hayan visto. "Hay dos o tres escenas que son inéditas en la historia del cine, tanto que ni yo mismo me las creo –dice–. No hay dos películas como esta, la experiencia de verla no es intercambiable con ninguna otra".

En la sinopsis que se difundió a comienzos del rodaje, la película explicaba la historia de una escritora que vuelve a la Polinesia en plena crisis creativa y empieza a trabajar como intérprete de un embajador con quien surge "una extraña atracción amorosa llena de contrastes" mientras se van dando cuenta del "cinismo de la política internacional" bajo la amenaza de nuevos ensayos nucleares del gobierno francés. Pero, como explica siempre Sierra, sus películas nacen en la sala de montaje y hay que desconfiar de las sinopsis oficiales.

stats