El escenario postelectoral
Cultura 20/02/2021

Herramientas culturales para combatir la extrema derecha

5 min
Tess Asplund ante manifestantes de extrema derecha a Borlänge (Suecia) el 2016.

BarcelonaPolíticas que garanticen la justicia social y económica son el principal antídoto contra la extrema derecha. Aun así, también ayudan herramientas culturales que puedan servir para desnudar los mecanismos de control que ponen en práctica las organizaciones de ultraderecha, para combatir los argumentos intelectuales y para advertir sobre el peligro que su discurso cale en otros grupos políticos.

Danuta Danielsson golpeando a neonazi en Växjö (Suecia), en 1985.

Fotografías para preservar la memoria antifascista

El fotógrafo Hans Runesson estaba en la ciudad sueca de Växjö el 13 de abril de 1985 durante una manifestación de partidarios del Partido Nacional Nórdico, una organización neonazi. Danuta Danielsson, hija de una superviviente del Holocausto, reaccionó dando un golpe de bolsa a uno de los nazis. 31 años después, en mayo de 2016, Tess Asplund desafió la manifestación del Movimiento de Resistencia Nórdico: se plantó con el puño levantado ante militantes de extrema derecha en la población sueca de Borlänge. El fotógrafo David Lagerlöf plasmó la dignidad del gesto de Asplund contribuyendo a preservar la memoria antifascista y a constatar la importancia de poner el cuerpo ante el racismo.

La lucha de Márcia Tiburi contra el autoritarismo

La brasileña Márcia Tiburi es la autora de un libro fundamental: ¿Cómo conversar con un fascista? Reflexiones sobre el autoritarismo de la vida cotidiana (Akal, 2015). Tiburi, que alertó sobre el poder de la industria del odio y sobre cómo Jair Bolsonaro había cancelado la democracia en Brasil, aporta argumentos para contrarrestar la penetración de lo que denomina fascismo social.

'Porco Rosso'

Porco Rosso: “Prefiero ser un cerdo que un fascista”

En Porco Rosso (1992), la película de Hayao Miyazaki, el protagonista es un aviador, veterano italiano de la Primera Guerra Mundial, que mira de salir adelante como caza-recompensas, buscando la manera de vivir con dignidad. Cuando el fascismo intenta seducirlo, Porco Rosso dice: “Prefiero ser un cerdo que un fascista”. El antifascismo también se aprende mirando películas de animación.

La determinación periodística de Xavier Vinader

A la extrema derecha no se la vence con artículos de opinión e hilos de Twitter, sino con periodismo de investigación. Este es uno del legados de Xavier Vinader (1947-2015), un periodista para quien la lucha contra el totalitarismo y contra la desigualdad formaban parte del mismo combate. “Un bolígrafo puede ser un arma capaz de transformar un país si se sabe usar”, decía Vinader.

‘Facha’, de Jason Stanley: seguir la pista del dinero

“¿Cuáles son las fuerzas que hay detrás los movimientos fascistas?”, pregunta Jason Stanley. Esta es una de las claves que el autor norteamericano analiza en el libro Facha. Cómo funciona el fascismo y cómo ha entrado en tu vida (Blackie Books, 2019). Stanley va más allá de denunciar el mensaje de la extrema derecha y de perderse en debates a menudo estériles. Para él, lo más importante es descubrir quién hay detrás y cómo la agenda fascista determina políticas sociales y económicas. “Si los medios mostraran correctamente la realidad, tendrían que decir que estos partidos fascistas en realidad son máscaras detrás las cuales se esconde la gente rica, las corporaciones multimillonarias, que son las que los financian. Seguir la pista del dinero”, recomienda Stanley.

‘22 de julio’: la serie que analiza las causas y las consecuencias de la masacre de Utoya

La masacre de Utoya, perpetrada por el ultraderechista noruego Anders Behring Breivik en 2011, ha sido tratada desde el documental y la ficción. Seguramente el análisis más interesante es el que aporta la serie 22 de julio, de Sara Johnsen y Pål Sletaune. En vez de poner el foco en el asesino de 69 jóvenes en la escuela de verano del Partido Laborista, la serie abre el campo para reseguir “los hechos precedentes y la resonancia posterior en la sociedad noruega a través de diferentes personajes, todos ellos representativos de instituciones clave del estado del bienestar: la prensa, la policía, la sanidad y la educación”. Este despliegue se complementa con una recomendación muy adecuada: “La lucha contra la extrema derecha es cotidiana y siempre continúa”.

Una imagen de la serie 'La conjura contra América'

El complot contra América imaginado por Philip Roth

Philip Roth escribió The plot against America (2004) para imaginar cómo habría sido a principios de los años 40 la vida de una familia judía de Newark con un presidente de los Estados Unidos supremacista como Charles Lindbergh. Dieciséis años después, David Simon (The wire ) convirtió la novela en una serie para la HBO que también se podía interpretar como parábola de la pesadilla trumpista.

‘This is England’ y el compromiso del audiovisual británico

“Cuando no sabemos qué hacer, hagamos lo que nos dicen”, decía Alexis Jenni en la novela El arte francés de la guerra. Es una ventana de oportunidad que aprovecha la extrema derecha, tal como pasa en la película This is England (2006), dirigida por Shane Meadows. La acción se sitúa en 1983 en un barrio obrero abrumado por la crisis y las políticas de Margaret Thatcher, y donde subculturas juveniles como los skinheads funcionan como refugios.

La clase social y un futuro incierto son los vectores que reúnen amigos blancos y negros, hasta que Combo (interpretado por Stephen Graham) sale de la prisión y divide la pandilla imponiendo la lógica del más fuerte y siguiendo las consignas del Frente Nacional, que utiliza los skins como carne de cañón racista. Sí, la extrema derecha pesca entre las víctimas de la desigualdad, pero tal como demuestra la película de Shane Meadows y en general el audiovisual británico más comprometido (de Ken Loach y Stephen Frears a Steve McQueen), la mayoría no caen en sus redes. Al fin y al cabo, la realidad siempre es más compleja que los deseos supremacistas de los fascistas y que la condescendencia paternalista de algunos análisis.

Las verdades de la canción ‘Joaquín el necio’, de Albert Pla

El antifascismo es una constante en la música del siglo XX y lo que llevamos del XXI. Y forma parte de la naturaleza de festivales como el Barnasants. Aun así, canciones aparentemente menos explícitas pueden transmitir mensajes más poderosos. Es el caso de Joaquín el necio, el particular Pedro Navaja de Albert Pla. La letra asume el punto de vista de Joaquín, un racista de ideas fijas que no entiende que su mujer esté con un negro. El corazón de la rumba, un ariete contra las actitudes que alaba la extrema derecha, le canta las verdades.

stats