Cultura 16/04/2021

'Una joven prometedora': los pros y contras feministas de la gran sorpresa en la carrera de los Oscar

Crítica con spoilers de este oportuno retrato de la cultura de la violación con una protagonista de itinerario más que cuestionable

2 min
Carey Mulligan a 'Una joven prometedora'

'Una joven prometedora'

(2,5 estrellas)

Dirección y guion: Emerald Fennell. 113 min. Estados Unidos y Reino Unido (2020). Con Carey Mulligan, Bo Burnham y Alison Brie. Estreno en cines

Cassie de Una joven prometedora vive obsesionada por la muerte de una amiga a consecuencia de un ataque cuyos perpetradores campan impunes. En su ópera prima, Emerald Fennell actualiza la idea rectora de los llamados films de violación y venganza: en una sociedad marcada por la cultura de la violación, las mujeres quedan institucionalmente indefensas ante las agresiones... hasta que deciden actuar por su cuenta. La cineasta consigue que este escenario resuene con fuerza distanciándose de los imaginarios crudos de los rape & revenge tradicionales, y planteando, en cambio, situaciones más cotidianas. Hasta el punto de decantarse hacia la comedia romántica, para apuntar como último bastión de la violencia patriarcal a este territorio pop a priori habitado seguro por chicos encantadores.

Tráiler de 'Una joven prometedora'

Una joven prometedora ofrece así un oportuno retrato de la cultura de la violación y del efecto paralizante del trauma. Cassie, una Carey Mulligan que sabe transmitir la dimensión trágica y a la vez carismática de su personaje, ha visto su carrera truncada y se entrega devota a un proyecto superior. A primera vista, parece una misión de venganza, pero a través de trapicheos con el guion y el montaje, se desvela de otra naturaleza. Así, el film se distancia de la pulsión violenta del rape & revenge, pero no para superarla. Cassie podría haber sido un gran personaje trágico, toda una antiheroína feminista, pero acaba encajando en un perfil más propio de la mártir católica: vive retirada del mundo, sermonea a los hombres, consigue la conversión de un abogado pecador, no hace daño a ningún abusador pero resulta especialmente cruel con otras mujeres, y busca la expiación final a través del sacrificio. Lejos de ser un personaje transgresor, Cassie reprime toda su rabia para permanecer inmaculada y legitimarse a través del desempoderamiento y la revictimización. Para rematar, Una joven prometedora al final se queda con lo peor del rape & revenge: la recreación en la violencia sobre las mujeres para generar, en este caso, un más que cuestionable efecto catártico en la audiencia.

stats