Memoria histórica
Cultura  /  Memoria Histórica 30/08/2022

La venta de souvenirs del monumento franquista de Tortosa levanta polvareda

La plataforma en contra del monumento denuncia que se trata de "apología del franquismo"

4 min
El merxandatge que ha puesto a la venta el Corembre con la silueta del monumento de Tortosa

BarcelonaLlaveros, tazas, postales e imanes de nevera. La silueta del monumento franquista de Tortosa ha aparecido estampado en lo que quieren ser unos nuevos souvenirs de la capital del Baix Ebre. El Colectivo por la Reinterpretación del Monumento a la Batalla del Ebro (Corembe) ha diseñado y puesto a la venta vía Instagram estos productos –que tienen que servir para ayudar a financiar la entidad– justo antes de las fiestas de la Cinta, que empiezan el 1 de septiembre. La aparición de merchandising con este símbolo enseguida ha levantado polvareda entre los ebrenses y ha puesto en alerta a los colectivos vinculados a la memoria democrática.

La Comisión por la Retirada de los Símbolos Franquistas de Tortosa lo ve una "apología del franquismo", denuncia Ester Baiges, porque "se trata del monumento franquista más grande de Catalunya". "Plantearlo como souvenir es un mal servicio a la democracia y, en particular, a la ciudad de Tortosa. Se hace difícil entender cómo se banaliza de este modo el franquismo", añade Baiges. En cambio, desde el Corembe creen que sencillamente "es merchandising de un elemento patrimonial de la ciudad, que no tiene nada de franquista, dado que en los 80 ya se quitó toda la simbología", han dicho al ARA fuentes de la entidad. De hecho, aseguran que en los 70 y 80 ya había.

Hace tiempo que esta pirámide de 45 metros de hierro forjado es motivo de disputa ideológica, política y ciudadana, con partidarios y detractores de dejarla en medio del río Ebro. Según el último anuncio de la Generalitat, y siguiendo la ley de memoria democrática, el monumento tendría que estar retirado de la vía pública y conservado. El procedimiento se había anunciado para el 18 de julio del 2021 pero el Corembe lo paró denunciando "irregularidades" sobre quien tiene las competencias para retirarlo. La Generalitat insiste que se desencallará el proceso y la ley avalará su retirada , que se podría hacer efectiva en verano del 2023.

El monumento franquista de Tortosa

¿Contra la ley de memoria?

Según el abogado, historiador y portavoz de la Comisión de la Dignidad, Pep Cruanyes, el merchandising es "apología del franquismo". "Es como si hubiera la bandera del loro o cualquier otro signo franquista", señala. Y añade: "La apología franquista está prohibida según la ley de memoria, en especial los símbolos que enaltecen la guerra y hacen apología del golpe de estado. Estos símbolos se tienen que retirar y, por lo tanto, contraviene la ley de memoria vigente y también la que está en curso". Según Cruanyes, con este merchandising con la silueta actual de la escultura el Corembe "se desautoriza él mismo", porque en teoría apuesta por no retirar el monumento pero sí resignificarlo. Además, apunta que se podrían haber vulnerado los derechos de autor si no tienen la autorización del escultor. Aun así, la Comisión por la Retirada de los Símbolos Franquistas de Tortosa descarta presentar acciones legales contra el Corembe. Confían que se desencalle el procedimiento legal sobre el monumento de Tortosa, actualmente en el juzgado contencioso de Tarragona.

El autor del monumento es el artista Lluís Maria Saumells. Lo inauguró el 21 de junio del 1966 el dictador Franco y conmemoraba la victoria franquista en la Batalla del Ebro, donde murieron más de 30.000 soldados. Originariamente, se denominó Monumento en honor al glorioso ejército vencedor de la Batalla del Ebro. Con el paso de los años, los miembros del Corembe defienden que se convirtió en un símbolo de la ciudad desproveído de ideología y, por lo tanto, eliminarlo haría un mal servicio a la historia. También hay proyectos museográficos que defendían una resignificación, por ejemplo, colocándolo en horizontal sobre el río .

Pero la polémica del merchandising se suma a otra: un anuncio del mismo Corembe con una imagen del monumento a toda página en la revista del programa de las fiestas municipales de la Cinta. La Comisión por la Retirada de los Símbolos Franquistas de Tortosa ha señalado que es "muy grave". Tal como ha difundido por redes, el monumento ya apareció en la revista en otro momento: era en 1966, cuando Franco fue a Tortosa a inaugurarlo. El Ayuntamiento de Tortosa se ha limitado a decir que "el programa publicitario de fiestas no lo edita el consistorio, ni gestiona ni supervisa la publicidad", según Canal 21, a pesar de que en la portada hay el logo municipal. Para los favorables a la retirada del monumento, que haya aparecido en el programa denota "carencia de cultura democrática: que a nadie le haya chirriado y no se haya planteado qué significa, por qué está colocado allá y por qué no conseguimos retirarlo", lamentan. Desde el departamento de Justicia, la consellera Lourdes Ciuró se ha comprometido a "retirar definitivamente toda la simbología de las calles y plazas de Catalunya" en el plazo de dos años, según constará en el anteproyecto de ley de memoria democrática que está terminando la dirección general de Memoria Democrática.

stats